Connect with us
Publicidad

Pruebas

Yamaha X-Max 400 2017: Un scooter de lujo

Publicado

el

Las calles e inmediaciones de la ciudad de Milán han sido el lugar escogido por Yamaha para la puesta de largo de esta nueva versión de su buque insignia dentro de la familia X-Max.

La nueva estética lo convierte en un scooter más moderno y con un aspecto más deportivo, tomando como referencia la misma imagen que luce la nueva versión de 300 c.c. presentada hace apenas un par de meses. Este nuevo X-Max 400 aporta detalles de equipamiento completamente nuevos como el sistema smart key (sin llave), el equipo full led para los faros delanteros  o un freno de estacionamiento idéntico al que monta el T-Max.

En la parte ciclo adopta un bastidor completamente nuevo, 3 kilos más ligero que el anterior, y en la horquilla se ha equipado una doble pletina que le confiere un guiado de la rueda delantera más estable y firme en las curvas de radio amplio. También la amortiguación posterior recibe una carrera de mayor recorrido que mejora el confort en conducción por terrenos irregulares, algo en lo que también colabora el nuevo diseño del asiento.

Es un scooter más cómodo, pero también más efectivo en el ámbito urbano, donde se nota más ágil y con mejor maniobrabilidad. Detalles como la pantalla regulable en altura (50 mm) o la optimización del sistema de alimentación (que ha mejorado la respuesta del motor tanto en potencia como en par) delatan la intención de la marca japonesa a la hora de situar el nuevo X-Max 400 dentro de su catálogo, distanciándolo de la versión de 300 c.c. al estar mejor dotado para circular por vías rápidas; se trata de un scooter GT con el que conducir por autopista con medias de velocidad de 120 km/h resulta cómodo para el conductor y relajado para este motor de 400 que ha aumentado ligeramente su potencia (33,3 CV) con la adaptación a la Euro 4.

Se ha optimizado el interior del cofre, en el que ya cabían antes dos cascos integrales, eliminando en la medida de lo posible las formas internas para lograr así un espacio más diáfano. Se mantienen las dos guanteras frente a las rodillas, una de ellas con toma de corriente y cierre electrónico, y el cuadro de mandos luce ahora una pantalla LCD más grande y con mayor información, que se gestiona desde un pulsador situado en el manillar derecho.

El nuevo X-Max 400 estará disponible en la red oficial de concesionarios Yamaha durante el mes de agosto y su precio, que no se ha disparado pese a las mejoras recibidas, se queda en 6.699 euros.

 

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.045

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Publicidad

Los + leídos