Yamaha Super Ténéré World Crosser, la gran aventura
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Yamaha Super Ténéré World Crosser, la gran aventura

Publicado

el

Que las grandes trail están de moda es algo que se refleja no sólo en las listas de ventas, sino en el interés de las fábricas por este estilo de motos.

No vamos a descubrir ahora que las superdeportivas están pasando un mal momento y que las big trails son día a día una alternativa a tener muy en cuenta, pero no deja de ser curioso que ese interés por parte de los fabricantes puede derivar en modelos como esta fantástica World Crosser. Una moto con la que puedes ir en busca de descubrimientos con la explosión de la primavera como decorado.

Se trata de una versión especial de la conocida Super Ténéré 1200, que con una imagen espectacular en la que combina componentes en fibra de carbono con la franja roja clásica de las Yamaha deportivas, está preparada para incluir la opción off-road en tus aventuras. De esta forma recupera el espíritu de las genuinas Super Ténéré que se inspiraron en África convirtiéndose, gracias a sus éxitos deportivos en el Dakar, en todo un icono entre los aventureros. Su equipamiento es muy completo y, pese a que es una moto que pesa más de 250 kg y, por tanto, tiene sus limitaciones, esta versión está preparada para dejar el asfalto y adentrarse en pistas, lo que sin duda alguna es un importante plus con respecto a la mayoría de las big trail, que cada día son más asfálticas y por tanto menos aventureras.

Su imagen en color negro como nuestra versión de pruebas es imponente. La combinación entre el negro de la carrocería y los tropezones en fibra de carbono y aluminio es todo un acierto, y el punto hi tech, que transmite la fibra en combinación con unas gráficas exclusivas, le dan a la World Crosser una imagen muy personal que marca la diferencia. Destacan las tapas laterales en fibra y la rejilla en negro, así como los protectores de las barras de la horquilla invertida y otros detalles en carbono como el protector de la bomba de freno trasero o el escape firmado por Akrapovic, que monta un protector de fibra.

Los bajos del motor están muy bien protegidos, con una placa de aluminio, y las protecciones en negro se extienden hasta el monobrazo del basculante/ cardán. Al margen de este completo equipamiento, los neumáticos Metzeler Karoo permitirán ampliar los horizontes más allá del asfalto, mucho más allá.

Lógicamente en carretera y autopista el tacto y la estabilidad de unos neumáticos con tacos no son ideales, pero es interesante tener la posibilidad de sacrificar parte de sus prestaciones en asfalto si eres de los que gusta meterse por pistas de off-road. Las prestaciones de los Karoo permiten a la World Crosser mantener una velocidad de crucero por encima de lo establecido por la ley y, pese a que se puede llegar hasta 160 km/hora antes de que los tacos salgan despedidos, no es aconsejable. Un promedio de 130/140 km hora por autopista es una buena velocidad media para dejar el negro asfalto y descubrir, como hicimos nosotros, la explosión de la primavera por pistas y caminos de la provincia de Lleida.

La World Crosser impone respeto y evidentemente en off-road tiene sus limitaciones, porque una moto que pesa más de 250 kg se puede desenvolver por pistas, pero meterse en senderos y caminos con más o menos dificultad estará condicionado al nivel de conducción de quien esté a los mandos.

Pero independientemente de su peso y volumen, tiene a su favor el hecho de que el diseño de su bicilíndrico en línea con cárter seco y el depósito de aceite en su interior es muy compacto. El chasis, condicionado por el diseño del motor -con los radiadores en los laterales, bien protegidos en esta versión-, permite que el punto de unión entre el depósito del asiento sea estrecho. De esta forma, la posición de conducción de pie sobre las estriberas se puede controlar con las piernas. Las estriberas, como si de una auténtica dakariana se tratara, son grandes y cómodas, además de dentadas y cubiertas con un taco de goma que se saca fácilmente.

Me pareció un poco chocante que por una parte la World Crosser monte en esta versión unos neumáticos de tacos y accesorios de off-road y que por la otra se conserve la electrónica de la versión estándar. Monta un control de tracción que tiene dos niveles de intervención, que ofrecen dos posibilidades: en el TCS1 es más permisivo que en el TCS2. Lógicamente, por pistas, este control de tracción no gustará a todos y afortunadamente se desconecta con facilidad a través de un pulsador situado en el cuadro de instrumentos. Por otra parte, tampoco es que sobre en los desplazamientos por carretera y más con los Karoo. Así que quien quiera optar al control de tracción en determinadas situaciones, es libre de hacerlo. Lo que ya me encaja menos es que el sistema de frenada con ABS no sea desconectable. Bastaría un pulsador para poder conducir sin las limitaciones que el ABS impone fuera del asfalto. Monta un sistema de frenada combinada, que deja de serlo si accionas primero el freno trasero, pero en pistas, para parar a la enorme World Crosser, hay que tomarse cierto tiempo y distancia y sobre todo evitar los sobresaltos…

También tiene dos mapas de potencia, Touring y Sport, entre los que no hay una gran diferencia de comportamiento y se puede cambiar de uno al otro en marcha si cortas el puño de gas en el momento de apretar el pulsador. No hay una gran diferencia de comportamiento entre uno u otro, pero el Sport un poco más agresivo y muestra el fantástico bicilíndrico un poco más lleno a medio régimen.

La verdad es que el tacto del motor de la World Crosser es muy agradable y, gracias al feeling de su motor calado a 270º, se controla muy bien con el puño de gas. Es un placer en cuanto a suavidad y progresividad. Responde por debajo de las 1.500 rpm, tiene una generosa dosis de par, tracciona muy bien y no hace falta pasarlo de las 4.500 rpm.

 

Cómo va en…
Ciudad
Por peso y volumen no es una moto fácil de maniobrar y los neumáticos de tacos no ayudan. Por otra parte, el motor es muy suave, el tacto del freno, cambio y embrague es muy agradable y su instrumentación muy completa.

Carretera
Equilibrada y con unas suspensiones confortables, es una moto fácil y cómoda. El carácter del motor es poco excitante, pero tiene una buena parte ciclo. En carreteras generales tiene aplomo, transmite confianza, invita a largos viajes…

Autopista
La protección aerodinámica es buena, el pasajero es bien recibido y dispone de un generoso asiento y de dos grandes asas. Los neumáticos transmiten algunas vibraciones pero no son exageradas. La información de su cuadro de instrumentos es muy completa y visible.

Solo +
Parte ciclo equilibrada
Tacto motor
Confort
Equipamiento

Solo –
Peso
ABS no desconectable

Prueba publicada en la revista Solo Moto nº1873
Si quieres el número, puedes pedirlo a nuestro departamento de suscripciones

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2051

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos