Connect with us
Publicidad

Noticias de motos

Yamaha GTS 1000 Omega, una futurista sport turismo

Publicado

el

Yamaha GTS 1000 Omega

Una más de nuestra serie ‘Motos poco vendidas’. Hoy, la Yamaha GTS 1000 Omega.

Corría el año 1993 cuando la marca de los diapasones sorprendió con una sofisticada y futurista sport turismo: la Yamaha GTS 1000 Omega. El sobrenombre de Omega se debía a su curioso chasis de aluminio con la forma de esta letra griega, que soportaba su otra gran novedad: una suspensión delantera por basculante monobrazo, que recordaba al de aquellas Elf 500 del Mundial de 500 que pilotaba Ron Haslam.

Usando la experiencia utilizada en la futurista ‘concept’ de 1988, llamada Morpho, Yamaha echó mano del conocido diseñador holandés Nikko Bakker a la hora de realizar su nueva y curiosa GTS 1000.

Mecánicamente montaba el motor de la FZR1000 Exup de 20V, pero con la potencia reducida de 140 CV a 100 CV, buscando una entrega plana, suave y llena de par.

Desde luego la clave de esta moto era su extraño chasis y especialmente, la suspensión delantera. Ésta se comportaba bien en marcha, siendo capaz de transmitir las reacciones de la rueda delantera (mejor que otros sistemas alternativos), con una buena estabilidad y sin hundirse en las frenadas. A cambio, la dirección se sentía torpe y pesada en las maniobras y giraba poco, lo que requería de muchos movimientos.

Delante incorporaba un único disco de freno, totalmente metido dentro de la llanta. Para compensar la ausencia de otro disco, montaba una gran pinza de 6 pistones.

Era una moto cómoda para ambos ocupantes, aunque su cúpula no protegía demasiado. La instrumentación, con tres esferas, era de clara lectura, excepto el reloj de la derecha, que quedaba oculto por la bomba de freno.

Era una moto grande, pesada (unos 270 kg en orden de marcha) y cara… Posiblemente este conjunto de factores hizo que no se vendiese mucho y que sólo estuviera en producción cuatro años.

 

Ficha técnica

Tipo de motor: Tetracilíndrico LC DOHC 20V

Cilindrada: 1.002 cc

Alimentación: Inyección Electrónica EFI

Potencia: 100 CV a 9.000 rpm

Par: 105,92 Nm a 6.500 rpm

Caja de cambios: 5 velocidades

Transmisión: por cadena

Distancia entre ejes: 1.495mm

Altura del asiento: 790 mm

Freno delantero: Disco central auto-ventilado de 320 mm, con pinza de seis pistones, ABS

Freno trasero: Disco de 280 mm, ABS

Depósito: 20 litros

Neumáticos: 130/60 x 17″ y 170/60 x 17″

Peso: 246 kg (en seco)

Seguir leyendo
1 Comment

1 Comment

  1. Jesús

    13/03/2019 at 9:48 am

    Impresionante diseño y tecnología de hoy, viajando atrás en el tiempo…

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.037

Suscripción en papel: https://www.quierounarevista.com/solomoto Descargar la revista o suscripción digital en: kioscoymas

Los + leídos