XXVI Trofeo Internacional del Circuito de Ospedaletti: Olor a ricino
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

XXVI Trofeo Internacional del Circuito de Ospedaletti: Olor a ricino

Publicado

el

Ago, Read, Taveri, Torras, Herrero, Grassetti, Venturi, Caldeare­lla… son algunos de los grandes nombres del Mundial de Velo­cidad que rodaron entre 1947 y 1972 por el mítico circuito de Ospedaletti, en San Remo, en la costa de la Liguria italiana, la Riviera de Fiori. Para revivir aquellos tiempos, en este mismo circuito urbano se celebró la 4ª Revocazione Storica, un evento en el que participan pilotos de GP sobre monturas de los 40 a los 70, auténticas joyas rodantes. La primera edición tuvo lugar en 2008, con tanto éxito de público y participación –180 motos–, que propició que este evento tuviese con­tinuidad cada dos años. Y así se llega a esta cuarta edición, celebrada en septiembre de este año.

La noche del viernes previa al evento se realizó la presentación oficial con la asistencia de todos los campeones, autoridades y participantes. También asistió el Dr. Claudio Costa, que este año recibió el premio Roberto Patrignani por su gran dedicación y aportación al mundo del motociclismo con su Clinica Mobile en los GG.PP. desde hace varias décadas. También fueron anfitriones los campeones del mundo que asis­tieron al acto: Phil Read –7 veces campeón en tres categorías–, Chas Mortimer, Pier Paolo Bianchi –triple campeón de 125–, Eugenio Lazza­rini –triple campeón mundial–, Marco Lucchinelli –campeón de 500 en 1981–, Virginio Ferrari y el joven Manuel Poggiali –doble campeón en 125 y 250cc.

Pero hubo más asistentes ilustres como Roberto Gallina, Remo Venturi, Paolo Campanelli, Lucciano Batistti, Peter Balaz, G.F. Bonera, Gino Ton­do, Amilcare Ballestrieri y –nuestro– Salvador Cañellas.

El sábado por la mañana se realizaron las verificaciones obligatorias de las más de 240 motos históricas de competición inscritas y, al mismo tiempo, la organización terminaba de recolocar las más de 3.500 balas de paja, para poder acondicionar los 3.400 metros del trazado urbano con la máxima seguridad posible. Por la noche tuvo lugar la tradicional cena oficial para todos los participantes, mecánicos y periodistas.

El domingo, a las 9 de la mañana puntualmente y al estilo inglés, dio comienzo la exhibición con la 1ª tanda para motos vintage anteriores a 1945 y scooters anteriores a 1955. Posteriormente salieron las 50cc/ 125cc GP, con diversas Derbi Ran, Guazzoni, Rumi, Maico, Minarelli, Honda, Motobecane, Morbidelli, Morini y la Kreidler de Gian Carlo Borri, que dio un auténtico recital de pilotaje con su pequeña taza de café, siempre por encima de las 16.000 rpm. También participaron la Ecurié France con Cedric Folliot, Phil de Lespinay, Daniel Crivello y Bernard Oulevey, así como Uwe Dietrich, que vino desde Alemania con su Maico 125 RS.

Las siguientes en salir a pista fueron las 250cc con bastan­te representación española: Juan Félix Cid, Joaquín Rovira, Xavier Fullana, todos con Montesa Impala GP, y Paco Román con Bultaco Kit America.

La Tanda 5 estaba reservada a las 350cc y la Tanda 6 a las 500cc anteriores a 1967, ambas también con mucha inscripción y buena representación española, con Salvador Cañellas, Jordi García –BMW/Renn–, Pedro Ketelsen –Moto Guzzi–, Xavier Fullana –con una Ducati 450 de la Scuderia Batistti– y Esteban Fullana, con la Gilera Saturno Competizio­ne de la Scudería Passoni, que este año participaba por 4ª vez consecutiva, además de formar parte del comité organizador.

De entre la gran cantidad de clubs asistentes, hay que destacar el Re­gistro Storico Gilera, con su presidente Massimo Lucchini Gilera (nieto del commendatore Giuseppe Gilera), el Moto Club Benelli, el ASI (Au­toMotoclub Storico Italiano), la FMI (Federación Motociclista Italiana) o el dinámico y activo Classic Motor Club Dénia, desde España, que ha participado en todas las ediciones históricas anteriores.

Volvemos en 2016

El gran espectáculo final llegó por la tarde, con todos los campeones en parrilla, una auténtica sinfonía al estilo Grand Prix de la época, por la gran calidad de pilotos y de motos de GP originales. Entre ellos, Gino Tondo, que salió en 1ª posición como en los mejores tiempos (parecía que habíamos retrocedido 50 años), Roberto Gallina con la MV 500 del Team Obsolette, o Phil Read y Chas Mortimer con las Yamaha TZ 350 cc. En la parrilla también tomaron la salida Pier Paolo Bianchi con la Morbidelli 125, Gian Franco Bonera con la Gilera Quattro, Salvador Cañellas con una BMW, Paco Román con una Suzuki Bimota, Eugenio Lazzarini con Benelli Quattro y Marco Lucchinelli con una Parissienne 250 cc, además de muchos otros. Una mezcla única y brutal de sonidos y olores de motores de 2T y 4T. Una experiencia inolvidable.

Al finalizar todos juntos con su tradicional ramo de flores, dieron una vuelta de honor al circuito en un tren turístico para despedir la edición 2014. Ahora toca empezar a preparar la próxima edición, dentro de dos años, en 2016, cuando volveremos a disfrutar de un excepcional ambiente bañado en el característico olor a aceite de ricino…

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos