XTR Spitfire: La fierecilla
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

XTR Spitfire: La fierecilla

Publicado

el

Desde el taller madrileño de XTR, Pepo Rosell disfruta creando preparaciones deportivas de estilo café racer. A pesar de que cada creación tiene su propia base y motorización, todas comparten un denominador común, que no parten de una moto exclusiva que ya eleve de por sí el precio final, sino que prefieren partir de bases más asequibles, sin que eso signifique renunciar a sus principios de alta calidad y cuidada estética.

En este caso se ha elegido una Honda Shadow 400, sobre la que se han invertido muchas horas de trabajo para transformar la custom japonesa en una ágil y deportiva montura, que al igual que el famoso caza británico usado por la RAF en la Segunda Guerra Mundial destaque por su velocidad, agilidad y coste reducido.

Primero se ha tenido que modificar el chasis para conseguir el carácter café racer de la Spitfire. Y se ha sustituido el subchasis original para instalar una nueva sección tubular que también recibe una pintura roja. El basculante artesanal alcanza un merecido protagonismo, recibido en tubo de acero y con refuerzo superior, que además de aportar un extra de ligereza, acorta la distancia entre ejes y sirve de punto de anclaje para el amortiguador Cantilever, que queda perfectamente integrado en el conjunto. Para la suspensión delantera se ha optado por una horquilla invertida procedente de una Kawasaki Ninja ZX-6R.

En la Spitfire no hay elementos superfluos, como debe ser en una moto en la que prima el ahorro de peso. A la ausencia de carenado frontal y tapas laterales hay que sumarle un precioso asiento con joroba monoplaza tapizado en negro y un depósito de combustible de una Yamaha YBR 125, que se ha tenido que modificar para adaptarlo al chasis de la Shadow, además de un pequeño faro delantero de una Mash 125 para lograr una cuidada estética café racer. La pintura de Pintumoto, que combina el blanco y el rojo, le da el acertado toque final a esta preparación de marcado estilo British.

Tanto el guardabarros delantero como el trasero son artesanales y se han realizado en fibra de carbono. Para el motor se optó por adquirir uno de un despiece, ya que el de la moto donante no estaba en su mejor momento. Este motor fue revisado a conciencia hasta afinarlo lo máximo posible. Se le han añadido unos nuevos filtros de aire XRT y un espectacular sistema de escape 2-2 artesanal de SuperMario, que asoma por el costado derecho.

En el apartado de la frenada se ha instalado un disco delantero lobulado de 320 mm de diámetro con pinzas Tokico de anclaje radial, latiguillos Frentubo y una bomba de freno proveniente de una Sukuzi GSX-R 750. Con todas estas modificaciones no hay duda de que la Spitfire de XTR vuelve a hacer honor a su apodo de fierecilla, como hizo en su momento el célebre avión británico.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2053

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos