PUBLICIDAD Billboard

Vivir intensamente con el viento en la cara

Los que confían en las dos ruedas, no solamente como modo de transporte, sino como forma de vida, tienen sensaciones indescriptibles.

Basada en hechos reales, este grupo de amigos -todos rondando los 80 años de edad- deciden organizar en moto el viaje de su vida. Ellos, como muchos de los aficionados que estarán leyendo esto, tienen un fuerte sentimiento por la motocicleta y todo lo que les ha dado. Conocer a tus seres más queridos a los lomos de una moto no es algo extraño, simplemente es una consecuencia de muchos años haciendo lo que más te gusta. Es por ello que en el encuentro se percatan del deber que tienen por rendir tributo a los que ya no están entre ellos y deciden volver a hacerse una fotografía que simbolizó una época dorada en sus vidas.

En la nueva instantanea, aunque falten algunos rostros, su alma sigue estando presente y la moto es el factor que marca la continuidad en sus vidas. 

PUBLICIDAD Content_1

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario