PUBLICIDAD

Viñales: “Ha sido un desastre, una vergüenza. Estuve a punto de irme al box”

Maverick Viñales GP Alemania

Es lo primero que soltó un enfadadísimo Maverick Viñales nada más finalizar la carrera de ayer. No en vano partía penúltimo de la parrilla y acabó 19º y último en la carrera de ayer, a 24,7 s de Marc Márquez.

Pero exactamente, ¿cuál es el problema?

“Siempre tengo el mismo problema, y es que patino mucho. La rueda trasera me patina mucho, llevo desde Portimao diciéndolo, y no hay solución alguna, cuenta un enfadado Maverick.

“Es verdad que estamos trabajando, pero han pasado ya seis carreras para encontrar una solución. Intento estar tranquilo, intento trabajar, hacer de todo, pero el resultado es el mismo. Si encima tienes una Ducati delante, la frustración ya es increíble”.

Viñales GP Alemania

Y la respuesta de Yamaha es…

“No se sabe. Es un ‘no sé’ constante: ‘no sé, no sé, no sé…’ Yo lo intento, de verdad. He intentado pasar por fuera, por dentro, acelerando, no acelerando… pero esa es otra historia, ya sabemos que con nuestra moto es complicado adelantar, pero lo que más me frustra es no tener respuesta a por qué no tengo agarre cuando toco el gas. Es lo que realmente más me frustra. O como en la calificación, en el ‘warm up’ hacía curvas el doble de rápido que en intento a una vuelta. Estamos trabajando para intentar buscar esas respuestas”.

Tengo muchas ganas de irme a casa, ya las tenía ayer y antes de ayer. No sé qué responder, es complicado. Tú ves en la pista cómo van los demás y ves cómo vas tú, dónde puedes llegar, y es increíble. Como piloto me siento muy frustrado, mucho”.

Yamaha le pide que use la configuración de Quartararo.

“No puede ser así: cada piloto tiene que llevar su configuración. No puede ser que lleve dos años llevando la configuración del rival. Cada uno tiene su configuración, su estilo, y cada día me enseñan a pilotar: ‘coge el freno, no lo cojas, abre el gas, no lo abras…’ Es muy difícil como piloto. He que tener mucha paciencia, y no quiero tener la configuración de Fabio. A él le irá bien, pero a mí no, yo no me voy a adaptar, quiero una moto para mí que me vaya bien”.

Yamaha me dice que trabaje, que salga a coger datos. ¿Y qué hago? ¿El 23º? No estoy aquí para eso, ni para coger datos ni para ser probador. Al final llega un momento que, como piloto, dices que parece que sea una falta de respeto. La vía fácil es coger la configuración de Fabio y ver hasta dónde llego, pero esa no es la solución. Si realmente quiero ganar tengo que hacerlo con mi configuración y con la configuración de otro no es la solución. Sí, un día puedes estar inspirado y te funciona, bien, pero no es la solución. Llevamos desde Portimao así”.

Y a pesar de las dificultades, Maverick no se rinde:

Nunca, nunca se me ha pasado por la cabeza tirar la toalla. Pueden pasar mil cosas y nunca la tiraré”.

Sigue el Mundial de MotoGP en DAZN

Deja un comentario