Viajando con la nueva Ducati Monster 821: El Maestrazgo
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Viajando con la nueva Ducati Monster 821: El Maestrazgo

Publicado

el

¿Una Ducati Monster cómoda como para hacer un largo viaje? ¿Y si le ponemos maletas? ¿ Y una pequeña cúpula? ¿Y si me dejo seducir por las historias de Miquel Xaus? Demasiadas preguntas sin respuesta…vamos por partes.

Hace unas semanas tuve oportunidad de probar condicionado por la lluvia la nueva Monster 821 y mis conclusiones fueron muy claras: es esta la Monster más cómoda de su historia, bien resuelta ergonómicamente y el propulsor de 112 cv con un buen paquete de electrónica, me parece un motor placentero y equilibrado. Escribí tras aquella primera toma de contacto que gracias a un generoso asiento (!por fin!) y una ergonomía desconocida hasta ahora entre las Monster, esta 821 me pareció una moto agradable y divertida, que mejoraría en las largas distancias con unas maletas laterales y una pequeña cúpula. Dicho y hecho. Me hice con una versión Dark y le monté las bolsas laterales semi rígidas laterales (966 €), cúpula (265 €) y una bolsa pocked sobre depósito (130 €) que me ha parecido muy práctica..

El papelito

Una vez completamente decidido a marcarme una ruta para conocer de primera mano, entre otras cosas, hasta qué punto el asiento de la 821 es cómodo y cómo se te queda el cuerpo después de 2.000 kilómetros en tres días, recuperé una hoja arrugada de un bloc en donde Miquel Xaus me apuntó hacía pocas semanas una ruta de las suyas…

Miquel es el padre de Rubén Xaus, que recordemos que fue subcampeón del mundo de Superbikes en 2003 con una Ducati. Es un motorista único que tiene en su cabeza rutas fantásticas en donde las autovías brillan por su ausencia. Es capaz de hacer más 50.000 kilómetros al año o irse desde Barcelona a Santander a tomarse una mariscada y volver el mismo día. Con una sorprendente capacidad para memorizar sus rutas, sobre un bidón de aceite del circuito de Jerez me pasó en un papelito una ruta que comenzaba en Tarragona y que acababa en la ciudad gaditana, pasando por la Sierra del Maestrazgo y el Parque Natural de Andújar. “Si tienes suerte verás algún lince”, me dijo. “Ve con cuidado con los ciervos” susurró con una sonrisa…

Los astros parecían coincidir: una Monster 821 Dark bien equipada a mi disposición, el papelito que me pasó Miquel y tres días por delante.

Así fue como salí de Barcelona, con mi papelito arrugado en la bolsa pocked después de haber visualizado mi ruta con el infalible google maps.

Para hacerlo más interesante y poder tener buenas fotos de acción, al margen de las que haría yo mismo por el camino, un amigo me fotografió en la provincia de Lleida. Tras la sesión de rigor desde Santa Coloma de Queralt, me fui con una ligera lluvia a Reus pasando por Roquefort, Falset, Mora, Benisanet…hasta aquí todo un clásico.

Lo que ya me pareció menos clásico, por desconocido, fue la ruta que comenzaba en El Pinell de Brai para seguir por el Prat de Compte, Valderobres…

El Pinell de Brai en la Terra Alta, provincia de Tarragona, me llamó la atención por su tierra arcillosa entre campos de cultivo de olivos, almendros y viñas. Resulta que hay una serie de minas de arcilla refractaria que se exporta  para el fundido, fabricación de porcelana y cementos especiales. Dicen que esta actividad data de finales de 1.800. Me gustó el contraste de la arcilla con el “Dark” de la Monster. Hasta aquí la ruta fue muy revirada y bacheada y, sobre el generoso asiento de la Monster (!por fin!) en una posición de conducción relajada y el modo touring, me encontré muy a gusto. Más tarde, hasta Horta de San Joan, disfruté de nuevo de un trazado muy revirado aunque con un piso en buen estado…!que placer!.

En Sant Joan reposté 14’78 litros en un depósito de 17’5 litros de capacidad y recorrí 272 kilómetros. Siguiendo la ruta de Miquel Xaus, pasé por Horta de Sant Joan, Varderobres y llegué a Monroyo a tiempo para conocer unas migas a la Aragonesa que me hicieron en la Posada Guadalupe. Un plato autóctono que se cocina en el norte de Aragón: migas con patatas, chorizo, panceta, jamón y cordero…

A partir de entonces me adentré por una carretera preciosa que arranca en Cinctorres pasando Morella, donde vi a más de un buitre por encima de mi cabeza…Ya estaba en El Maestrazgo y me fui al Puerto de Las Cabrillas donde me invadió una gratificante sensación de soledad con el sonido de la Monster de fondo, hasta llegar, bajo una finísima lluvia que no me llegó a empapar, a La Iglesuela del Cid. Se trata de una localidad declarada conjunto histórico-artístico, con pasado neolítico tal y como demuestran algunos yacimientos y restos de la Edad Media antes de la fortificación de la villa en 1836. La Edad moderna (el XVI al XVIII), fue especialmente próspera en este rincón hasta donde llegué gracias a Miquel Xaus…

Seguí mi ruta con una finísima lluvia por la Sierra de Gúdar, una Serranía de la Cordillera Ibérica en la provincia de Teruel donde disfruté de la Monster, siempre en modo touring, sin cansancio y con el equipaje seco en las bolsas laterales.

Dejando la estación de esquí de Valdelinares a un lado, me quedaba una buena y solitaria ruta por delante para cruzar la nacional a la altura de Rubielos y seguir hacia el sur en busca de la Sierra de Javalambre pasando por Manzanera, Torrijas, Titaguas

Ya era de noche cuando pasé por el que llamaban Estanque del Generalísimo inaugurado por Franco, que posteriormente recuperó su nombre original, Benágeber. Era esta una población que quedó cubierta por las aguas del embalse y su población tuvo que emigrar a pueblo cercanos. Pero la historia a veces imparte justicia y desde hace unos años Benágeber se ha convertido en un próspero centro de vacaciones aprovechando los edificios (cuartel, viviendas para los ingenieros…) que se utilizaron durante la construcción del embalse.

Los últimos kilómetros los hice por la nacional hasta Casas Ibáñez, a unos 50 kilómetros de Albacete, donde dormí por 28 € con desayuno incluido a pie de carretera.

Hasta aquí fueron 662 km en 12 horas que hubiesen sido, según Google, 474 kilómetros en unas cinco horas y media por una ruta más recta, aburrida y menos gratificante…

La ruta: Barcelona / Sta. Coloma de Queralt / Roquefort  Reus / Falset / Mora d’Ebre / Benisanet /Miravell / Pinell /Horta de Sant Joan / Varderobles / Monroyo / Morella / Cinctorres / Mosqueruela / Puero Linares / Albentosa / Manzanera / Torrijas / Titaguas / Benágeber / Utiel / Casas Ibañez/

Distancia: 662 kilómetros.

Puedes leer la segunda parte del viaje en este enlace: Viajando con la nueva Ducati Monster 821 Parque Natural Sierra de Andújar.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos