VI Rally Internacional de Motos Clásicas de Colombres: Un plan perfecto
Connect with us
Publicidad

Rutas

VI Rally Internacional de Motos Clásicas de Colombres: Un plan perfecto

Publicado

el

Todo comenzó el pasado día 4 de octubre, cuando los participantes comenzaron a llegar a Colombres, porque este año el Moto Club Indianos nos ha sorprendido con un nuevo evento. Con el nombre de I Rally Norte de España, la organización nos propuso algo inédito en esta reunión. Por primera vez nos vamos de la tradicional zona de Picos de Europa para realizar rutas en el occidente asturiano. Fue todo un éxito, a lo que contribuyó que solo tuviéramos un día de lluvia y el resto de buen tiempo, lo que ha hecho que la experiencia fuese mucho más sencilla.

Así pues, el día cinco comenzamos una peregrinación que nos llevaría a Tineo, cruzando toda la provincia de este a oeste. Aún me pregunto cómo se las ingeniaron para hacer este recorrido sin pasar por ninguna gran ciudad y sin utilizar ninguna autopista. Además de la bella ruta, nos deleitaron con una interesante visita a la Fábrica de Sidra El Gaitero.

En Tineo nos esperaban en el hotel de cuatro estrellas Palacio de Merás, que sería nuestro cuartel general para los próximos tres días. Un lugar fantástico para un evento de este tipo. Al día siguiente, con la ilusión de descubrir nuevos paisajes, salimos puntuales a las diez de la mañana para realizar una preciosa ruta que discurrió por el Bosque de Muniellos, declarado por la UNESCO Reserva de la Biosfera. Una completa ruta llena de puertos de montaña que hicieron las delicias de todos. Fue interesante ver las caras de los habituales del Rally de Colombres, que nunca habían rodado por esta privilegiada zona de Asturias. Durante la cena todo eran comentarios positivos sobre el poco tráfico de estos parajes y la total ausencia de rotondas y demás incomodidades de las zonas turísticas que tanto molestan a nuestras vetustas máquinas.

Se viene a rodar

Nos levantamos un día más animados por descubrir qué nos habían preparado desde la organización para nuestro último día por el occidente asturiano. El listón ya estaba muy alto, pero esta zona nos ofrece muchas posibilidades, y esta vez disfrutamos de una ruta por el Parque Natural de Somiedo, donde descubrimos las tradicionales casas llamadas Teitos, en el bonito pueblo de Veigas. Subimos a los lagos de Saliencia por un puerto fantástico para la moto y disfrutamos de unos paisajes absolutamente increíbles. Como cada día del rally, la organización preparó un abundante y delicioso pincheo a media ruta que es uno de los mejores momentos del día, pues se crean relaciones con facilidad. Buena ocasión para practicar mi inglés.

Durante la cena se realizó una entrega de premios como despedida y nos fuimos a dormir pensando en el regreso a Colombres, donde nos reuniríamos con muchos más amigos que no pudieron asistir a esta parte del rally.

De nuevo sobre la moto vamos recorriendo la provincia y disfrutando de las viejas carreteras comarcales que casan perfectamente con las clásicas y su calmado ritmo. No hay prisa y cada uno hace las paradas que quiere, cuando quiere, ya que aquí se rueda con rutómetro y con la ayuda de flechas en los cruces para más comodidad, porque el moto club nos mima demasiado. De nuevo disfrutamos del pincheo en un precioso rincón (la playa de Rodiles) y terminamos la jornada en Colombres, donde un año más comienza el rally principal. La organización se ha encargado de llevar las maletas de unos hoteles a otros, para hacernos los desplazamientos más cómodos.

Ya está todo listo para que comience la sexta edición del Rally Internacional de Clásicas de Colombres. Por delante tenemos siete días de rutas en el incomparable marco de los Picos de Europa. Con la tradicional buena organización de la prueba y el estupendo clima que nos acompaña, esto va a ser estupendo.

Las rutas son de lo más variado, y nos llevan desde los más altos puertos de montaña hasta hermosos pueblos marineros, pasando por los lagos de Covadonga e innumerables valles y desfiladeros, que hacen las delicias de todos los que disfrutamos de pilotar una motocicleta. Porque aquí se viene a rodar. La idea de la moto clásica para ir a tomar el vermut no casa con estos pilotos que una vez completados los dos rallys sumarán más de 2.300 kilómetros a los marcadores de sus apreciadas y venerables máquinas. Aquí no hay excusas y todos hacen lo que sea necesario para terminar todas las rutas, aunque eso suponga pasar horas en la carpa taller que la organización pone a disposición de los asistentes, para solucionar todo aquello que pueda surgir durante el día. Por supuesto siempre hay una mano amiga para ayudar.

Un bello espectáculo

Y así llegamos al fin de semana, donde el rally se abre al público y Colombres se convierte en el epicentro motero. El sábado arranca el mercadillo de recambios, donde siempre encontrarás ese repuesto que necesitas o ese regalito que te apetece. Como cada año también hay una exposición de motos interesantes. Este año pudimos ver la Montesa Sprint del piloto César Gracia, una auténtica joya de la velocidad, así como cuatro casi desconocidas Lube de motocross que no verás en los museos.

Por supuesto hoy también rodamos, pero a la vuelta comeremos en la plaza para estar listos cuando comience la subida en cuesta Bustio-Colombres 12+1, que este año ha tenido que cortar inscripciones debido a la gran afluencia de pilotos. El evento ha contado con lo más granado del mundo de las clásicas de velocidad, con el actual campeón de España de 2T, así como con el campeón en La Bañeza 2017 en 4T y varios campeones de anteriores ediciones. En la categoría de exhibición tuvimos la presencia del campeón en gran cilindrada en La Bañeza y el veterano piloto César Gracia, campeón de España de 125cc en 1959, que deleitó al público con unas pasadas en su preciosa Lube de competición.

La prueba se celebró sin incidencias y proporcionó un bello espectáculo a los aficionados que abarrotaron el pueblo como cada año. En las cuatro categorías que se disputaron, los podios quedaron de esta forma: en la rapidísima cate goría de dos tiempos, el vencedor, y nuevamente récord del circuito, fue Antonio Yrizabal Riva; en segunda posición, Álvaro Cuadrado Canales y, en tercer puesto, Jesús Salcines Benítez. En cuatro tiempos bicilíndricas, el podio quedó configurado con Adrià Hermida Leal vencedor, seguido de Bruno Capín García y Antolín López. En cuatro tiempos hasta 350cc, primero Borja González Domínguez; segundo, Antolín López Fernández, y tercero, Óscar González Bances. Finalmente el cuatro tiempos hasta 500cc coronó vencedor a Jesús A. Inza Henry, segundo sería Bruno Heres García y, tercero, Juan Carlos Rodríguez.

Tras la prueba, la entrega de premios, con un emotivo minuto de silencio por el maestro Ángel Nieto y una dedicatoria especial al piloto César Gracia, que a sus 77 años no solo nos deleitó en la subida, sino que también participó en varias de las rutas del rally.

El domingo, la ruta de despedida siempre tiene un sabor agridulce, ya que muchos de nuestros amigos ya están tomando el ferry hacia Reino Unido y otros se despedirán de nosotros al terminar este último recorrido; aun así, siempre está la promesa de reunirnos el año que viene.

Motocross Clásico

En esta edición, la prueba de off-road cambia de circuito a un lugar mucho más apropiado para público y participantes. El Motocross Clásico ha crecido muchísimo en los últimos años hasta alcanzar los 86 participantes venidos de 14 provincias distintas y que desplegaron un gran abanico de modelos pertenecientes a nueve marcas diferentes. Cuatro categorías que tuvieron al público ocupado casi todo el día, con entrenamientos en la mañana y carreras toda la tarde. Los podios quedaron configurados de la siguiente manera: en 80 cc Twin Shock, primero Efrén Cabo; segundo, Alejandro Rubiera y, tercero, Pedro Piedra. En la categoría 80 cc Evo, el ganador fue Balta Torre, seguido de Alejandro Ugidos y José M. Macho. En Pre 78 se alzó con la victoria Ander Etxebarría, seguido de Fermín Atorrasagasti y Alejandro Ugidos, y finalmente, en Twin Shock, el ganador fue Pedro Piedra, segundo Antonio Lorenzana y, tercero, Pablo Lorenzana.

Durante la entrega de premios se realizó un homenaje a los pilotos José Luis y Jesús Ociolaza, así como a Carlos Díaz, leyendas vivas de este deporte, que desde su experiencia animaron a los asistentes a mantener viva la afición al motocross y a esta prueba en particular.

Y así concluía esta reunión internacional de motos clásicas, que año tras año supera las expectativas de los que sentimos pasión por el motociclismo de la vieja escuela y que encontramos aquí en Colombres nuestro particular santuario. Si tienes ocasión, no dejes de visitarnos en 2018.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos