Veinte años después
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Veinte años después

Publicado

el

Una de las muchas preguntas que nos formulamos al colocar la vieja Transalp del 87 junto a la nueva versión, es si esta última será capaz de soportar el paso del tiempo con tanta dignidad como su predecesora.

Con 150.000 km en el velocímetro, la versión del 87 presentaba buen aspecto a pesar de no haber sido restaurada y de seguir siendo el vehículo de uso diario de su orgulloso propietario. Sin duda alguna, la primera versión de la Transalp aguanta mejor el paso del tiempo que mi viejo mono Garibaldi de 1986 del que me hice una réplica en 2004. Claro que posiblemente no se haya arrastrado tanto por el suelo…

Observándolas a ambas se aprecia el espíritu de aquella revolucionaria bicilíndrica que nació de la preocupación que Honda tenía entonces por la caída de las ventas en el mercado europeo. “El planteamiento de Honda en cuanto al concepto es completamente nuevo”, anunciaba la marca, “hay una aportación considerable en el diseño por parte de Honda Europa, que insiste en equipar la Transalp con un carenado”

Este carenado le otorgaba un carácter rutero que las trail de entonces no tenían y que tenían en la polivalencia tierra-asfalto su mejor argumento.

Veinte años más tarde, este carenado es bastante más pequeño que el de 1887, pero observando los laterales del depósito de combustible aparecen las coordenadas del Col de la Bonette, en los Alpes marítimos, donde se presentó la primera versión y donde también tuvimos oportunidad de hacer una toma de contacto con la versión 2008.

Veinte años después la aportación europea ha llegado hasta el extremo de que la Transalp se fabrica en la planta de Santa Perpétua de Mogoda (Barcelona).

Recuerdo perfectamente que en 1987 me desplacé hasta Madrid con la entonces revolucionaria Transalp y abandoné la carretera para adentrarme en Los Monegros y sentir por vez primera el auténtico espíritu de la Transalp: su capacidad para viajar, dejar el negro asfalto y rodar por pistas solitarias.

Lógicamente yo tenía veinte años menos y todo lo que ello representa, pero no deja de ser curioso que depende de como se mire (nuevas tecnologías al margen…), veinte años no es tanto tiempo. Y mirando un modelo y otro creo que me daréis la razón.

En aquella época el LP The Joshua tree del grupo musical irlandés U2 con la inolvidable “But I still haven’t found what I’m looking for” fue el más vendido y no deja de ser curioso que una reedición de este disco esté ahora mismo en el mercado.

La película Platoon del director Oliver Stone fue la más taquillera, la vida en una comisaría en Canción triste de Hill Street la serie de TV más exitosa; dos millones de parados; un anuncio de la ONCE (“por cien pesetas, cien millones…”) el más costoso; desapareció Andy Warhol con cincuenta y nueve años y el Seat Ibiza fue el coche más vendido (63.523 unidades).

Y apareció la revolucionaria Transalp, de la que hasta 1997 se habían vendido 100.000 unidades, con un concepto que veinte años después se sigue acertando.

¿Será en realidad que veinte años no es mucho tiempo…?

Guía del comprador

PRECIO 7.999 e / 8.649 e ABS
GARANTÍA 2 años piezas y M.O.
IMPORTADOR Montesa Honda S.A
  902 026 100

(Más información en Solo Moto número 1647)

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos