Connect with us
Publicidad

MotoGP

Valentino Rossi: “Todo empezó con un motocarro Ape”

Publicado

el

Todo empezó con un motocarro Ape

En una entrevista para el programa de la televisión italiana “Che tempo che fa”, Valentino Rossi comentó, entre otras cosas, como le entró la gasolina por las venas… y no fue por culpa de una moto deportiva:

“Todo comenzó cuando empecé a conducir un motocarro Ape”, dice Rossi, “pero primero tuve una minimoto”.

Rossi explica el porqué de tan poco usual vehículo: “Tuve un motocarro Ape a los 15 años, con el que iba a la escuela desde Tavullia a Pesaro. No tenía tiempo de tomar el autobús y así, primero fui en moto, pero tenía frío y mi padre, Graziano, decidió comprarme el Ape”, explica Vale. “Siempre llegaba tarde”, confiesa el crack de Tavullia.

En su autobiografía, Rossi cuenta que una vez, volviendo con el Ape de la escuela, entró en la curva en frente de su casa demasiado deprisa y volcó el motocarro, justo delante de la puerta.

Con el Ape tumbado, Valentino abrió la puerta y salió por arriba, como por la escotilla de un submarino.

Su madre oyó el estruendo y salió a la ventana: “¿Estás bien? ¡Pues sube, que la comida ya está lista!”.

En esta época no le fue muy bien en Historia del Arte, una asignatura que al ‘46’ no le interesaba en absoluto: “Con la ‘profe’ de arte no me fue muy bien -explica Valentino- pero la culpa fue porque le dije que no me importaba el arte… Se lo tomó mal y desde entonces tuvimos problemas”, confiesa Rossi. Me dijo que no podría ganar dinero con las motos”. Una visionaria, la maestra…

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.041

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos