Connect with us
Publicidad

Rutas

V Reunión KTM Adventure: El sur también existe

Publicado

el

Reunión KTM Adventure

La Reunión KTM Adventure sigue escribiendo su propia historia. Ya son cinco ediciones de un evento que no quiere mirarse al espejo de ninguna convocatoria tipo.

Desde que se organizó la primera edición en Tossa de Mar, su crecimiento ha sido imparable, pero eso no significa que haya perdido su esencia.

Tras aquel debut en un lluvioso fin de semana en la Costa Brava con unas 20 motos inscritas, hasta llegar a las 200 que vinieron a Mojácar (Almería), la reunión KTM Adventure pasó por Huesca, Segovia y el año pasado fuimos a Cuenca. El número de inscritos y la involucración de KTM Spain ha crecido de forma considerable, pero se sigue conservando un agradable ambiente familiar y así va a seguir siendo.

Es este un evento al servicio de los usuarios de tan emblemático modelo. Esa es la prioridad y el programa solo trata de hacer feliz a los propietarios de uno de los modelos más importantes de la historia de KTM. Sus organizadores entienden que este no es un evento comercial como el que organizan otras marcas.

No vimos chiringuitos donde comprar accesorios, recambios, ropas o viajes. El único chiringuito que había en el centro neurálgico de la prueba, además del camión/ tráiler de KTM, fue un bar donde al acabar la larga ruta de más de 500 kilómetros todo el mundo estaba invitado a una cerveza o dos…

Es este detalle una buena muestra de la filosofía de un evento en el que KTM quiere por encima de todo conseguir que la gente se lo pase bien y que se encuentre a gusto.

Mojácar

Por primera vez desde su creación, la Reunión KTM Adventure se desarrolló en Andalucía con la base en Mojácar. Una zona con mucho atractivo y que sin duda alguna es ideal para viajar en moto.

Hasta el punto de salida y centro de operaciones situado en el hotel Marina Mar de Mojácar se desplazaron, además del staff de KTM Spain, un total de 201 motos y 275 inscritos, pues muchos son los que viven su aventura en pareja.

A las 8 horas de la mañana se empezaron a dar salidas previo paso por el photo call montado para la ocasión. Por delante quedaban por recorrer 530 kilómetros por carreteras de todo tipo y, al igual que el año pasado, se incluyeron algunos tramos de off-road comunes y algunos opcionales.

La dificultad de los mismos no fue muy elevada en el tramo común, aunque el terreno estaba menos compactado que cuando se marcó. Todos los participantes lo pasaron sin grandes dificultades, a pesar de la falta de experiencia de algunos, y la mayoría acabó con una sonrisa bajo el casco.

Se marcaron seis controles de paso: Hotel, Santuario Nuestra señora del Saliente, Fort Bravo, Observatorio Astronómico Calar Alto, Ohanes y final en el mismo hotel Marina Mar de Mojácar.

La fórmula fue la misma que en otras ediciones. Los participantes tenían un pasaporte donde sellar los controles de paso, a los que se accedía a través de un track facilitado por la organización. Quien lo conseguía recibió uno de los adhesivos acreditativos, que en esta ocasión eran tres. El de color naranja para los que hicieron toda la ruta por asfalto, la gris para quien completaba todos los tramos de off-road y la más preciada gold para quien acababa todas las secciones.

Diferente

El nivel de dificultad de esta edición fue algo más elevado que el de las anteriores. Para muchos fueron más de ocho horas de moto y por tanto el nivel de satisfacción al acabar la prueba fue en la mayoría de los casos también superior al de otros años.

Algunos participantes se quedaron sorprendidos de su capacidad para superar el tramo de off-road y la facilidad con la que las Adventure se mueven en este terreno. Otros, especialmente algunos que vinieron en pareja y sin experiencia fuera del asfalto, los consideraron demasiado duros.

En cualquier caso, la inmensa mayoría estaba al llegar al hotel de Mojácar exultante de alegría y con ganas de repetir.

La organización es consciente de que resulta prácticamente imposible hacer un recorrido a la medida de 200 motoristas de diferentes niveles. Con buen criterio y a pesar de que año tras año las inscripciones aumentan, se van a limitar a 200 motos para conservar el encanto de esta particular Reunión KTM Adventure.

Además de disfrutar de la ruta y del buen ambiente entre los “adventureros”, entre algunas de las sorpresas de esta última edición, los participantes pudimos comer y disfrutar del espectáculo de Fort Bravo en el desierto de Tabernas. No faltó la posibilidad de probar las eléctricas de KTM en una pista diseñada para ellas. Y como siempre en la cena de despedida, en un marco fantástico, no faltaron sorteos, risas, fiesta y buen ambiente. ¡El próximo año, más!

Seguir leyendo
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.037

Suscripción en papel: https://www.quierounarevista.com/solomoto Descargar la revista o suscripción digital en: kioscoymas

Los + leídos