PUBLICIDAD Billboard

Una Moto Guzzi Le Mans MKII convertida en Airtail

La apuesta de los diseñadores londinenses es arriesgada. Coger una preciosa Moto Guzzi Le Mans Mark II, desnudarla prácticamente por completo y convertirla en una preciosa café racer tiene mucho mérito.

PUBLICIDAD Content_1

El resultado es espectacular. Bastidor tubular de acero, depósito de aluminio, colín desnudo formado únicamente por los tubos del chasis, luz trasera proveniente de un ¡¡¡Land Rover Defender!!! con la bombilla LED, interruptor de encendido extraído de un avión  Merlin Spitfire de 1940, dos carburadores Dell’Orto de 40 mm, motor retocado que ahora cubica 950 cc, cigüeñal pulido y aligerado, nuevas culatas y válvulas, dos tubos de escape casi minimalistas…

Además, la desnudez de la moto no ha impedido que sus diseñadores hayan encontrado los huecos suficientes para lograr mantener oculto todo el sistema eléctrico

Se ha restaurado la instrumentación original y se ha hecho un tablier a medida, en el que se han instalado unas luces testigo procedentes también de un Merlin Spitfire de 1940. Se ha mantenido la pequeña cúpula original, pero se ha sustituido el único faro del original por dos faros más pequeños.

De esta forma, la imponente Moto Guzzi Le Mans MKII se ha transformado en una belleza que los creadores de DMOL han llamado The Airtail.

Deja un comentario