Una GS como las de los viejos tiempos
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Una GS como las de los viejos tiempos

Publicado

el

Fabio Marcaccini es uno de esos tipos que podríamos considerar como un hombre-moto. Antiguo piloto de motocross, de 250 en el Europeo de Velocidad, disputó también nada menos que cinco ediciones del mítico París–Dakar, el de los viejos tiempos, cuando el GPS o aparecía ni en las películas de ciencia ficción. Fue probador para Bimota (afirma que llegó a recorrer 10.000 km en un mes con una Mantra), y de ahí pasó a convertirse en un amante de los viajes de largo recorrido, empezando por un Italia-India de 23.000 km.
Volviendo a su época dakariana, como quiera que algunas de las motos de aquellos buenos-viejos tiempos empleadas en dicho raid tenían un carisma que caló entre los aficionados de todo el mundo, y ya comenzaban a ser suficientemente fiables como para perdurar muchos años en las calles y aumentar así su leyenda, hasta nuestros tiempos ha llegado su imagen convertida ya en un icono.
Las R 80 GS son unas de esas motos que se han mantenido vivas en la retina de moteros de dos o tres generaciones, y pese a que las actuales R 1200 GS son unas auténticas best-sellers, infinitamente más refinadas, fiables y polivalentes que las clásicas R, muchos son los que piensan que la imagen de aquellas primeras big-trail boxer no ha sido nunca igualada.
Si ese es tu caso, la cosa tiene solución. Volviendo a Marcaccini (no nos hemos olvidado de él), a día de hoy se dedica a dirigir Unit Garage, su pequeño estudio de ingeniería, situado en San Clemente (Riccione), muy cerquita de Tavullia y Coriano. Allí diseña y construye algunas cosas muy interesantes como kits de horquilla invertida para sustituir a los conjuntos de Telelever de las GS de cara a uso intensivo en off-road. Pero lo que más famoso le está haciendo es un conjunto de piezas que puede transformar, afortunadamente solo en cuanto a la estética se refiere, tu R 1200 GS en una R 80 GS, quizá la trail más bella jamás fabricada por la firma bávara.
El kit pesa unos 6,4 kg que el conjunto de las piezas sustituidas, y está diseñado de modo que puede ser instalado sobre los anclajes originales de la GS; se monta en menos de cuatro horas, y tiene un aspecto sorprendentemente fiel a la 80 original. Por menos de 4.000 euros te ofrecen unas tapas cubredepósito, sillín, guardabarros delantero y trasero, faro y piloto trasero, transportín, defensas, radiador de aceite y sus conducciones, tapas laterales para el subchasis… Lo mejor de todo es que, además de que el aspecto y los acabados son absolutamente impecables, el montaje es totalmente reversible sin problemas: puedes guardar todo el material original, y con un poco de trabajo el viernes por la tarde consigues salir con una neoclásica el sábado, y devolver a tu fiel GS su aspecto original para ir de casa al trabajo el lunes.
En su página web  puedes encontrar otras pequeñas maravillas, como los kits de horquilla Marzocchi que antes os citábamos, o motos completas como su peculiar R 1200 GS Off Ride, una especial visión de cómo transformar una Adventure en un monstruo devorador de dunas, piedras y barro. Ah, lo más importante: si quieres conocer su obra de primera mano, ya tiene un distribuidor en España para sus productos: Indalboxer. ¿Quieres una?

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos