PUBLICIDAD

Una buena vacilada sobre un scooter

El protagonista de este vídeo seguro que contó su ‘hazaña’ a todos sus amigos a través de whatsapp cuando aparcó su scooter. El individuo en cuestión se encuentra circulando por una carretera de curvas mientras lo graba todo con la cámara de acción que lleva equipada en su pecho.

Todo parece ir más o menos normal hasta que el conductor del scooter se encuenta con un motorista a los lomos de una superdeportiva. En un primer instante el hombre del scooter sigue sin apenas problemas al de la superdeportiva, hasta que finalmente llegan a una recta, y ni corto ni perezoso, con todo su arte, decide adelantarlo haciendo un wheelie.

¿Con qué cara se debió quedar nuestro amigo?

Sin duda, humillación nivel: Dios. ¡No os lo perdáis!

Deja un comentario