Un nuevo Rossi
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Un nuevo Rossi

Publicado

el

Tan dicharachero como siempre, pero más relajado y sin la perniciosa compañía de su antiguo representante, Gibo Badioli, el capo de Great White London, la empresa que gestionaba las finanzas del heptacampeón y que a punto ha estado de llevarle a la ruina total y absoluta. Ahora quien hace las veces de manager es Davide Brivio, a la vez team manager de su escudería y, en definitiva, un hombre de motos con menos ansias comerciales.

Las reflexiones en La Gazzetta dello Sport que hizo El Doctor en la víspera del arranque mundialista evidenciaban su nuevo estado de ánimo: “Lo que me ha pasado ha supuesto un antes y un después, porque tenía otra idea respecto a mi entorno. Ahora los he cambiado a todos, no queda ni uno. Sinceramente, me disgusta. Al final he pagado lo que debería haber pagado si hubiera estado siempre en Italia. En algún momento, alguno dijo que había robado. Esto me ha servido para reencontrarme con mi padre, que hasta ahora no hacía mucho, y también con mi madre, Stefania. Ahora, todos mis amigos de verdad tienen una parte importante en mi organización. Somos una gestión familiar, tipo restaurante. Debemos intentar hacer las cosas seriamente, pero con esa frescura y diversión que siempre nos ha caracterizado”.

Esa diversión pasa por detalles como los de inventarse un nuevo casco, en el que mantiene la luna, porque va con su signo zodiacal, acuario, y el sol, cuyos rayos representan los cinco continentes en los que el Mundial y sus carreras dejan huella. Y ha añadido el diseño de la primera máquina ideada por el hombre para volar, obra del insigne Leonardo da Vinci.

Y para que su frescura y energía no decaigan quiere seguir asumiendo la responsabilidad que supone ser una figura de talla mundial como es él, con las obligaciones morales que eso conlleva. Por eso le ha encargado a su fotógrafo de cámara, Gigi Soldano, y al diseñador de sus cascos, Aldo Drudi, una misión al acabar la cita qatarí. Ambos volaron desde Doha a Tanzania con un paquete hasta un poblado en el que esta semana se inaugurará el Pozo Valentino Rossi, financiado por él mismo. En dicho paquete viajaba un simbólico grifo de agua y una nota escrita por el heptacampeón. Aunque allí no hay carreras en la actualidad, en un rincón del continente africano tienen un motivo más para ser de un Rossi que, aunque presenta importantes novedades, su esencia continúa siendo genial.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos