Connect with us
Publicidad

Otras competiciones Off Road

Un día con Brad Baker en el rancho de Rossi

Publicado

el

Cuando en 2013 una serie de carambolas me llevaron al Palau Sant Jordi a echar una mano a RPM en la increíble logística que supone organizar un evento como es el Dirt Track Superprestigio, nunca habría imaginado poder llegar a escribir estas líneas.

En aquel primer Superprestigio del Sant Jordi, un americano que venía de ganar el campeonato AMA de Dirt y Flat Track, estaba en el espacio que la organización le había asignado como box junto a su moto, que en aquel momento era una KTM cedida por KTM España. Lo vi sentado, se­rio y con el semblante de alguien que necesita algo pero no sabe por dónde empezar a pedir. Me acerqué y enseguida nos pusimos a hablar.

Brad empezó a pedir montar esto y/o aquello en la moto, cambiar desarrollos y montar otros, dónde tenía que llevar las llantas, cambiar los neumá­ticos y cuántos tenía para toda la carrera, incluso dónde podía comprar algo de comida como pláta­nos, almendras, etc. Enseguida me puse manos a la obra y en breve, y coordinando con RPM, con­seguimos que unos chavales de Monlau llevaran a la práctica todo lo que Brad pedía y un servidor les traducía: comida, información; vamos, que el hombre ya se sintió más cómodo.

A partir de este momento me quedé toda la carrera con él y así nos fuimos haciendo amigos. Después del Superprestigio seguimos todo el año en contacto hasta que volvió para la segun­da edición del dirt-tack. Esta vez, ya con Honda y coordinado tiempo antes de su llegada, las co­sas fueron mucho más sencillas. La verdad es que Brad es un chaval que yo definiría de trato fácil y cercano, al tiempo que superprofesional y exigente.

En esta segunda edición, Brad sufrió una dura caída en los entrenos que lo obligó a pasar por la clínica. Diagnóstico: una luxación de clavícula. De vuelta al Sant Jordi desde la clínica, ya por la tarde, Brad, viendo toda la gen­te que había venido a ver el espectáculo, quiso salir, pero pensando en sus compromisos en el campeonato AMA, aceptó el consejo y, muy a su pesar, no tomó parte.

Desde el primer momento hasta ahora nuestra amistad ha ido creciendo y actualmente me sien­to orgulloso de pensar que él me confía toda la logística de sus visitas a España. Junto con la inestimable ayuda de Xavi Arenas y el concesio­nario Honda Impala, hemos ido preparando año tras año todas las necesidades que un piloto de este nivel requiere, y la confianza de Brad en no­sotros ha sido cada vez mayor.

Os preguntaréis por qué cuento todo esto y qué tiene que ver con mi párrafo del principio. El mío fue ni más ni menos que un breve WhatsApp de Brad en el que me decía: “Carlos, vendré unos días antes del Superprestigio para una carrera del Campeonato de España y luego ya me quedo hasta el día 17 de diciembre para el Palau. Entre tanto ¿te apetece que pasemos unos días en el Rancho de Valentino?”.

En aquel momento casi se me cae el teléfono de las manos y un escalofrío cruzó mi cuerpo de arriba abajo y de izquierda a derecha. ¡¡¡¡Al rancho de Valentino Rossi!!!! Contesté por whats con un YES! que recordaré siempre cuando apareció en la pantalla. ¡¡No me lo podía creer!! Nos íbamos al rancho de Rossi!!!!!!!!!!!!!!! Os juro que tenía el corazón a tope y casi me da un ataque.

Preparativos
 

A todo esto, Brad llegó a España y, como siem­pre, empezamos a cerrar fechas para el gran nú­mero de actividades y entrenos que fueron apare­ciendo. Por supuesto yo tenía que pedir unos días de fiesta en el trabajo, pero una de las ventajas de trabajar en Motos Bordoy de director comercial es que es una empresa donde las motos y la compe­tición lo invaden todo y se respira aire de carreras y pasión por la moto las 24 horas del día. No solo no tuve ningún problema, sino todo lo contrario. La respuesta a la petición por parte de Alberto y Jordi Bordoy fue contundente: “¡Claro que sí!”. ¿Quién de este mundo no ha soñado toda la vida con algo así? Eso sí, con la coletilla de: ¡¡¡¡deja el pabellón alto!!!!

Puestos ya en marcha y aun siendo consciente del nivel que se gasta en el rancho, no podía ir sin una moto para poder rodar allí, aunque fuera una vuelta. Tengo que decir que no solo la relación laboral, sino que la amistad que me une a César Rojo de KTM & Husqvarna España me facilitó con­ seguir una flamante FS 450 para esta ocasión. Yo ya soy usuario de Husky pero siempre con los 2T.

Pues nada, una vez cerrada toda la logística y con la ilusión de un chaval que llevan a Disneyland o país de los sueños, cargamos todos en el coche y remolque y nos pusimos en marcha.

El viaje de 12 horas en coche se hace largo, pero las ganas de llegar lo hacían más llevadero. Llegamos al hotel tarde por la noche y pensando en el plan para el día siguiente. Camila, la perso­na que Rossi nos había asignado, nos comunicó que teníamos mesa reservada en el restaurante de Rossi en Tavullia a las 12, para luego ir ya hacia el rancho. Así lo hicimos y, a las 12 en punto, nos presentamos y efectivamente nos estaban espe­rando. Comimos el menú que nos aconsejaron, y la verdad es que fue una comida buenísima. Ter­minamos de comer y seguimos a Camila hasta el rancho. La entrada al rancho se ve claramente por la cantidad de fans de Rossi que se juntan para esperar que llegue su ídolo.

Entramos por entre la multitud y desde allí mis­mo ya pudimos ver el circuito, una imagen increí­ble que nos dejaba a todos con la boca abierta. Llegamos a la casa y descubrimos que se res­piraba un aire de buen rollo y de amiguismo que nos sorprendió. Allí todo el mundo estaba de buen humor y dispuesto a ayudar.

Bajamos las motos del remolque, rellenamos los papeles pertinentes para poder rodar y nos dirigimos a los vestuarios para ponernos el traje de romano. En eso que mientras estábamos cam­biándonos junto con el grupo de pilotos locales, en ese grupo de amiguetes que van a pasar el sábado en moto estaban, por ejemplo, Sammy Halber, Luca Marini, Passini, Pecco Bagnaia, Mor­bidelli, Cadalora, los del VR46, más los niños de la escuela de Rossi.

Vale
 

Llegó Valentino como uno más y bromeando con todos. Nos vestimos y salimos a una pista increíblemente bien cuidada y diseñada. Un tra­zado exigente y técnico, al tiempo que físico y rápido. Cada uno con su transponder instalado y con una pantalla de tiempos tipo MotoGP nos lanzamos a rodar.

Una pista de un material que, según me comen­tó Brad, es el mismo que en la pista de Daytona. Rodamos desde las 14 h y, justo cuando el sol empezaba a desaparecer, empezamos una serie de mangas de carreras que ellos llaman America­na. Por supuesto, a la final llegaron los que todos sabíamos y fue entonces cuando pudimos ver en acción a Brad y a Rossi juntos.

Tres mangas en las que vimos de todo. Victorias y caídas de Rossi, victorias y acciones al límite con un casi highside de Brad y un impresionante Luca Marini que puso en apuros al mismo Brad. Eso sí, con un gas bestial y donde nadie quiere perder ni ceder un segundo.

Después de las tandas y carreras y ya con la sonrisa de haber rodado y de haber pasado una tarde increíble con los mejores del mundo, nos sentamos alrededor de la mesa para saborear una buenísima barbacoa que prepararon y que reflejaba al 100 % el espíritu de diversión y buen rollo que respiramos durante todo el día. Vale (como lo llaman allí) estuvo toda la cena pregun­tando e informándose sobre los estilos y las pis­tas de EE.UU. y Brad dándole toda la información y detalles.

Así acabamos fijando unos entrenos en casa de Brad para la semana después del Gran Premio de Argentina.

Esta será otra oportunidad única de ver en ac­ción a estos dos genios del pilotaje.

Otras competiciones Off Road

JD Beach gana la 5ª edición del Superprestigio Dirt Track de Barcelona

Publicado

el

JD Beach ha demostrado hoy en el Palau Sant Jordi porque, en Estados Unidos, está considerado uno de los mejores especialistas en “short track”. Y es que no ha dejado hoy ninguna opción y se ha impuesto en la Superfinal después de haber ganado todas las finales de su categoría. El americano, ha hecho gala de un nivel de pilotaje muy alto y una gran solidez y regularidad. 

Muy de cerca le ha seguido durante toda la jornada Briar Baumann, que tras un mal arranque en la superfinal ha arriesgado para conseguir una segunda posición que prácticamente le sabe a victoria. El especialista catalán de dirt track, Ferrán Cardús, que se ha mostrado como el más rápido de la mañana, no ha podido finalmente conseguir la victoria pero si la tercera posición global.

Los tres pilotos que se han llevado la Superfinal llegaban directos de la categoría Open, pero no lo han tenido nada fácil para dejar atrás a los mejores pilotos de la categoría Superprestigio. Toni Elías, que se ha proclamado vencedor de su categoría, se ha tenido que conformar con la cuarta plaza en la superfinal. Le han seguido Fabio di Giannantonio y Albert Arenas.

El espectáculo del DTX Barcelona se ha completado con carreras humanas y el ya clásico concurso de derrapes, en el que de nuevo JD Beach ha dejado impresionado al público del Palau Sant Jordi con un derrape con las dos piernas al mismo lado de la moto. Con él ha destronando al rey de esta especialidad, Masatoshi Ohmori. 

En la categoría Junior, Brian Uriarte (KTM) se ha llevado la victoria cómodamente, y ha demostrado que en una pista como la del Palau Sant Jordi, incluso los más pequeños pueden ir casi tan rápido como las grandes estrellas.

 

Seguir leyendo

Otras competiciones Off Road

Xavier Simeon estará en el Superprestigio

Publicado

el

Había anunciado que no participaría porque arrastraba molestias del final de la temporada pasada. Pero a falta de un día para su celebración, Xavier Simeón ha confirmado su participación en el Superprestigio Dirt Track, que se celebrará mañana sábado 16 de diciembre en el Palau Sant Jordi de Barcelona, dentro de la estructura del equipo Suzuki Grau.

Simeon, que en 2018 dará el salto a MotoGP sobre una Ducati del equipo Avintia Racing, fue la gran revelación del certamen del año pasado, logrando un cuarto puesto por detrás de Marc Márquez, Toni Elías y Brad Baker.

El piloto belga no sólo tendrá que enfrentarse a pilotos de la talla de Zarco, Di Giannantonio, Tonia Elías, Briar Bauman o JD Beach, sino que tendrá otro reto aún más personal: enfrentarse a su nuevo ‘coach’ de MotoGP, Rubén Xaus.

Simeon llegará al Palau Sant Jordi con fuerzas y, sobre todo, muchas ganas: “¡Celebro estar de nuevo en el Superprestigio! Es una competición que me gusta mucho. Va a ser mi tercer Superprestigio y aspiro a todo, tras ser cuarto el año pasado. Al ver que ya me encuentro bastante bien, no lo he dudado ni un instante. Además, enfrentarme a mi coach de la próxima temporada va a ser algo muy interesante. ¡Nos vemos en Barcelona!”

La alegría de los asistentes por poder ver a Xavier Simeon en el Superprestigio Dirt Track se tornará, sin duda alguna, en una preocupación extra para el resto de participantes.
 

Seguir leyendo

Otras competiciones Off Road

David Checa, ¡Un triple campeón del mundo en el Superprestigio!

Publicado

el

Su experiencia en dirt-track no es amplia, pero el flamante campeón del mundo de resistencia de 2017 -ya atesora tres títulos en su palmarés- tiene claro que, si corre con inteligencia y picardía, puede hacer un buen papel. De hecho, el de Sant Fruitós no descarta nada. Ni siquiera meterse en las finales de la categoría de los velocistas…

Primer Superprestigio que vivirás en vivo…¡y en pista!

Sí, estoy muy contento de que este año todo haya cuadrado y pueda correr en el Palau Sant Jordi. Hace muchísimo tiempo que no practico dirt-track, pero estoy deseando volver a hacerlo, coger sensaciones y comprobar mi nivel.
 
Van a ser días de duro trabajo hasta el sábado 16…

Por supuesto. Además, entre el final del Mundial, los eventos paralelos y los actos de la FIM he tenido poco tiempo para entrenarme. Y soy consciente de que he de rodar mucho para coger confianza, conocer la moto de dirt-track y afinar en su puesta a punto.
 
¿Qué aspecto de la puesta a punto te preocupa más?

Por lo que he visto y me han comentado, he de estar atento sobre todo a las suspensiones y a las presiones de los neumáticos. Aquí suelen estar las diferencias. Pero si consigo estar a gusto sobre la moto, los tiempos saldrán solos.
 
Te vemos optimista, pese a tu poca experiencia en los óvalos…

A menudo las carreras no las gana el más rápido ni el mejor, sino el más listo. En el Palau puede pasar de todo y, como cada año, el espectáculo está asegurado. Y yo voy con la intención de disfrutar a tope del evento.
 
¿A quién vas a pedir consejo?

A Dani Ribalta, sin duda. Además de vecinos, somos muy amigos y él es un piloto experto en dirt-track que, no lo olvidemos, ha sido superfinalista en el Palau Sant Jordi.
 
¿Qué piloto va a ser tu referencia en Barcelona?

Está claro que la rueda a seguir va a ser la de Toni Elías. El año pasado ya demostró que es un piloto súper-competitivo en dirt-track.
 
¿Te ves entre los 8 finalistas de la categoría Superprestigio?

Si me siento cómodo y con confianza, ¿por qué no? Voy a ir paso a paso, pero sin ponerme absolutamente ningún límite. No me conformo con simplemente disfrutar del ambiente y pasármelo bien. Cuando eres piloto profesional y te subes a una moto de carreras, siempre quieres ganar.

Seguir leyendo
Publicidad
Publicidad Solomoto Weekend 2018
Publicidad
Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.026

Suscripción en papel: https://www.quierounarevista.com/solomoto Descargar la revista o suscripción digital en: zinio · kioscoymas

Los + leídos

Copyright © 2018 Solomoto.es. · Aviso legal · Grupo Alesport