Connect with us
Publicidad

Comparativos

Triumph Thruxton y Moto Guzzi V7 Racer, dos maneras de entender el concepto Café Racer

Publicado

el

No, no verás muchas motos por ahí como las de este comparativo. Por un lado porque son motos reservadas a motoristas, digamos, diferentes y por otro porque la V7 Racer de Moto Guzzi y esta versión de la Thruxton de Triumph son modelos especiales, de edición limitada. En el caso de la italiana, los responsables de la fábrica de Mandello di Lario previeron una tirada de 300 unidades cuando crearon la V7 Racer, pero ante la demanda tuvieron que aumentar hasta las 500 y ya van camino del doble. En cuanto a la inglesa, esta versión denominada SE es, como dicen precisamente sus siglas, una Special Edition de la que sólo quedan unidades muy contadas.

V7 Racer y Thruxton son dos motos con un mismo aire pero que en realidad tienen muchas más diferencias que similitudes. Sí, comparten la estética retro que las hace tan especiales; comparten unas líneas que llaman la atención tanto a los motoristas habituales como a los ciudadanos normales; comparten el número de cilindros, dos…, y aquí se acaban sus similitudes. De hecho, hasta a la hora de elegir la configuración de sus motores bicilíndricos escogen caminos diferentes. Mientras la Guzzi utiliza su V2 transversal de toda la vida, los cilindros de la Triumph están alineados en paralelo en orden de marcha. Se puede decir perfectamente que la primera es una recreación fidedignísima de una deportiva italiana del último cuarto del pasado siglo,y la otra, una réplica genuina de las café racer británicas de aquellos mismos años. Lo dicho, dos maneras de entender un mismo concepto.

En este sentido, lo primero que llama la atención son las diferencias de tamaño. La Guzzi es pequeña, talla mediterránea, mientras que la Triumph es claramente una moto diseñada en el norte de Europa. Todo en la Thruxton es una o dos tallas más. Es más grande, más larga, más alta de asiento, más erguida en su posición de conducción… En definitiva, más amplia en todos los sentidos, incluida las prestaciones (49 CV frente a los 68 CV de la Racer).

La Guzzi, por su parte, es una moto pequeña, compacta, sin que eso suponga en ningún caso un defecto, sólo una característica. En la Thruxton se puede decir que se va sentado encima de la moto; en la Racer, el piloto se sienta y se siente dentro de ella. El asiento es mucho más mullido y la joroba trasera sirve para que uno quede perfectamente encajado. Su corta distancia al suelo permite plantar los pies en el suelo, lo que unido a su poco peso (198 kg frente a los 230 kg de la Triumph) le transmite a su piloto una sensación de seguridad total. Algo muy de agradecer en ciudad, donde la Racer resulta una moto perfecta. Por cierto, moverse con una V7 Racer por las calles supone convertirse en el foco de todas las miradas. Es una moto de estética tan especial, que no pasa desapercibida. Para los que vemos más allá de su deslumbrante depósito cromado y su llamativo colín, nos llaman más la atención detalles de su precioso basculante, la clásica pareja de amortiguadores traseros regulables en todas las vías, las preciosas estriberas del piloto (no tiene para el pasajero), los escapes firmados por Lafranconi (marca mítica donde las haya) o la inyección camuflada bajo el símil de un juego de carburadores… En fin, en la Racer todo parece estar en su sitio y en el tamaño justo.

Al diseño 100 % italiano, la Thruxton responde con una estética algo más sobria pero no menos auténtica, aunque en esto de bonito y feo sabemos cómo van las cosas. Es cierto que parece una moto más de serie que la Racer, pero tiene detalles simplemente cautivadores, como esos retrovisores anclados en la punta del manillar o el precioso tapón de depósito de combustible. Sí, los que busquen en las motos deportivas prestaciones puras estarán asqueados a estas alturas de la prueba, si es que siquiera han empezado a leerla, pero resulta que también hay vida por debajo de los 130 CV, pinzas radiales y neumáticos sport race.

En marcha

A la hora de echarse a la carretera, las diferencias entre Thruxton y V7 Racer no son tantas. Es verdad que la superioridad de las prestaciones del motor de la Triumph hacen que sea más rápida, que acelere mejor y todas esas cosas, especialmente cuando la carretera es abierta. Las cosas se igualan cuanto más revirada sea la situación. Ahí, la Racer le saca un enorme provecho a sus 49 CV. ¡Le cunden muchísimo!

Eso sí, que nadie espere grandes aceleraciones en ninguna de las dos y mejor que tampoco busque apuradas de frenadas radicales porque se meterá en problemas. El tacto de los frenos es bueno y también la progresividad de frenado, pero rotundidad, es decir, potencia, no sobra. Así las cosas, lo mejor siempre es frenar con margen, nada de dejarlo para última hora. A los frenos, pero tampoco a los neumáticos, no les gusta que los estresen.

Lo suyo, tanto con la V7 Racer como con la Thruxton, es dejarlas correr. El proceso es más o menos el siguiente: anticipar frenada, tener claro por dónde se va a trazar, dibujar trazadas lo más redondas posibles y dejarlas correr. Es lo que en las carreras sería pilotar una 125. Si pierdes la inercia, el motor no te sacará con un golpe de gas como en una deportiva normal. Si entiendes estas motos, tanto la Thruxton como con la V7 Racer te harán pasar un buen rato cada vez que juegues a ir ligero. Si las carreteras son con asfalto en buenas condiciones, mejor, pero ni siquiera en las bacheadas o con asfalto descarnado dejarás de disfrutar.

¿Thruxton o V7 Racer? ¿ V7 Racer o Thruxton?… En este caso, la duda es puramente subjetiva. No creo que nadie escoja una u otra por sus prestaciones ni por la diferencia de precios (9.890 euros en el caso de la Guzzi, 9.595 en el de la Triumph). La balanza se inclinará hacia un lado u otro en función de criterios puramente estéticos. Yo tengo muy claro cuál sería mi elección… ¿y tú?

Agradecimientos a Javier Herrero, propietario de la Thruxton

 

Comparativa publicada en la revista SoloMoto Actual 1847

 

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.045

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Publicidad

Los + leídos