Triumph Street Triple 675 - Triumph Speed Triple 1050: Almas gemelas
Connect with us
Publicidad

Comparativos

Triumph Street Triple 675 – Triumph Speed Triple 1050: Almas gemelas

Publicado

el

Son gemelas, que no mellizas. O sea, parecidas, pero no idénticas. A golpe de vista es fácil confundirlas, pero un examen más detenido muestra unas claras diferencias. La Speed es como más robusta y compacta que la Street, que es claramente más estilizada, con un depósito y un asiento más estrechos. Los chasis, aunque similares, son distintos, y si la mayor usa un basculante monobrazo que sujeta una bella llanta de aluminio de muchos brazos, la pequeña usa un basculante de doble brazo y una llanta más simple. Los escapes son ovalados en la 1050 y redondos en la 675, y las tapas laterales son también distintas, amén de los logos. Las instrumentaciones son muy parecidas, pero con distinta decoración, y la horquilla de la Speed es multiajustable; la de la Street, no.

La saga Triple es la más exitosa de la gama moderna de Triumph, y los dos modelos, junto a la archiconocida Bonneville, son los más vendidos de la firma de Hinckley. La Speed lleva más de una década en el mercado y ha sufrido diferentes incrementos de cilindrada hasta llegar a los 1.050 cc actuales, aunque sabemos de buena tinta que en este 2010 posiblemente veremos una nueva versión actualizada de esta naked-rat bike.

La historia de la Street Triple es curiosa, ya que según los responsables de Triumph la versión R, más radical y aparecida hace poco más de un año, fue concebida como proyecto incluso antes que la estándar, y ambas derivan, como es sabido, de la fantástica supersport Daytona 675 que tantos premios ha cosechado. Pero la necesidad de sacar a la calle un modelo más popular y comercial motivó que fuera la estándar la primera en ver la luz. Si la 1050 era ya una Triumph consagrada, la 675 era una moto muy deseada y se convirtió en un éxito inmediato, de tal manera que los concesionarios tenían incluso dificultades para satisfacer las demandas; resultó el modelo más vendido del fabricante británico y figuró entre las 30 motos más vendidas absolutas en España durante 2008.

Parecidas, sólo parecidas…

Aunque la Street Triple pueda parecer una Speed de menor cilindrada, la verdad es que son bien distintas. Subidos encima de la mayor, nuestro trasero queda bastante elevado, y con un depósito bastante ancho los menos altos llegarán al suelo con las puntas de los pies. Para complicar las maniobras a baja velocidad, la gruesa horquilla invertida y el robusto chasis perimetral le otorgan el mismo ángulo de giro que una hiperdeportiva… un handicap similar al de la pequeña, que gira sólo un poco mejor, pero no mucho más. Sin embargo, la menor altura de asiento de ésta y la estrechez de asiento y depósito facilitan algo más el remar con los pies… eso, y el buen montón de kilos menos que pesa.

En la 1050, tanto por la mayor altura de asiento como por un manillar que queda más alejado, se carga más peso en los brazos que en la 675, que en definitiva, resulta más preparada para moverse a diario que la Speed. Sin embargo, ambas adolecen de cierta brusquedad de la inyección al abrir gas desde cero, especialmente la 1050, por su mayor par motor a pocas vueltas. Este efecto también se manifiesta en curvas lentas con una ligera sacudida al abrir gas, pero desaparece a medida que se aumenta la velocidad y las revoluciones.

Son dos motos divertidas y de espíritu deportivo que no buscan el compromiso de otras nakeds. Así pues, no son especialmente cómodas para viajar, empezando por la nula protección aerodinámica que ofrecen y unos asientos, en especial el de la mayor, más bien duros. El pasajero tiene muy poco espacio y ningún tipo de sujeción, por lo que un acompañante sólo resistirá en trayectos cortos. La Speed Triple, además, reacciona con cierta sequedad ante los baches e irregularidades. El chasis es rígido y no flexa nada, y la suspensión trasera no parece muy dura de muelle, pero sí de compresión hidráulica, o eso es lo que parece.

La Street Triple no es que sea una moto cómoda, pero sí es más amable. La posición, como hemos comentado, es menos exigente, y las suspensiones son menos rígidas que en la Speed, absorbiendo mejor los baches, aunque tampoco trata mejor al de atrás…

Les va la marcha

La Speed Triple es la maxinaked que se siente más a gusto en carreteras reviradas. Es capaz de entrar en curva antes que ninguna, y con su poderoso tricilíndrico también sale de ellas disparada como un cohete. Tan sólo en las carreteras con asfalto estropeado habrá que bajar el ritmo, pues las sacudidas acaban cansando. Las geometrías deportivas y el gran par que tiene a pocas vueltas pueden obsequiarnos con algún meneo de dirección y/o algún caballito al abrir gas, y quizás no le vendría mal un amortiguador de dirección… La 1050 es pura adrenalina y diversión, y una máquina casi imbatible en carreteras de montaña. En carreteras rápidas se muestra nerviosa al entrar en curva, aunque una vez inscrita se muestra sólida, y al salir si se acelera con decisión, puede obsequiar con meneos de dirección y algún caballito. Y es que con unas geometrías tan radicales como 23,5° de ángulo de dirección y 84 mm de avance, eso es lo mínimo que se podría esperar.

La 675 no le va a la zaga, y ante las agresivas y deportivas cotas de la Speed Triple, la Street ofrece una ligereza y una facilidad de conducción difícilmente igualables. La pequeña de las Triple es increíblemente fácil de llevar en curvas, de una manera casi insultante. Con unas cotas ligeramente más conservadoras de , allí donde la mayor requiere de concentración, la pequeña permite que se la lleve con el pensamiento y de manera más relajada. Se siente muy ligera y entra en la curva cuando y donde queremos que lo haga. Las suspensiones absorben con más amabilidad las irregularidades, con menos sobresaltos que en la 1050, aunque al límite las suspensiones se muestran demasiado blandas y hay menos precisión, especialmente en carreteras rápidas. La solución se llama Speed Triple R, y por 1.000 euros más dispone de unas suspensiones de mayor calidad multiajustables, así como de unos potentes frenos con pinzas de anclaje radial, entre otros detalles. Porque en cuanto a frenos, gana claramente la grande, con las pinzas de cuatro pistones y bomba radiales Brembo, junto a un par de discos de 320 mm. Frente a este arsenal, las pinzas convencionales de dos pistones y los discos de 308 mm de la Street Triple no pueden competir, aunque los 30 kg a favor de la pequeña reducen las diferencias.

En lo referente a motores, siempre firmaremos aquello de caballo grande…, porque los 125 CV de la Speed Triple, pero sobre todo, la tremenda entrega de par a pocas vueltas y de manera constante, son toda una gozada y permiten casi olvidarse del cambio de marchas. Si somos fan de los wheelies, con la 1050 lo pasaremos en grande; un simple golpe de gas en 2ª y… ¡ arriba!, aunque también es cierto que requiere de la máxima concentración, especialmente con asfalto resbaladizo.

Si no nos hemos montado antes en la grande, el motor de la 675 nos parecerá perfecto, pues dispone de los mejores par y curva de potencia de las naked de peso medio. Responde bien al abrir gas, y luego sube con facilidad de vueltas con el clásico y agradable rugido de los tricilíndricos de Hinckley, con un tono menos grave que en la Speed Triple, pero igual de constante en la manera de entregar potencia y par. Ambos motores vibran muy poco, y sólo se perciben algunas vibraciones en el manillar.

Triumph acertó ya hace tiempo al elegir su propio camino y no copiar a los japoneses. El diseño de la gama Triple gustará o no -el doble faro tiene unos cuantos detractores-, pero tiene personalidad propia. La adopción del motor tricilíndrico sólo puede definirse como un acierto, pues además de potenciar el estilo propio de las motos británicas, consigue un excelente rendimiento, tanto en la versión de 1.050 cc como en la de . Dos excelentes motos que están entre lo mejor de sus categorías.

Cómo va en …
Street Triple

Ciudad
El asiento no es muy alto, y además es estrecho, con lo que se llega bien al suelo. Entrega suave, pero gira poquito…
Carretera
Una delicia. Facilísima de llevar, con un motor que responde bien y unas suspensiones algo blandas, pero que funcionan.
Autopista
La posición está bien lograda y es relajada. El motor vibra poco, pero el aire llega directo al cuerpo. No más de 120 km/h.

Cómo va en…
Speed Triple
Ciudad
Si hay que ir, se va, pero pesa bastante más que la 675, el asiento es más alto y ancho… y el manillar gira muy poco.
Carretera
Muy ágil, aunque más exigente que la pequeña por su chasis y suspensiones más rígidos y por su motor más contundente.
Autopista
Prácticamente lo mismo que lo apuntado en la Street Triple, con el inconveniente de una posición más extrema.

Speed Triple
Solo +

Motor exuberante
Agilidad
Equipamiento
Carisma
Parte ciclo de calidad
Solo –
Exigente
Ángulo de giro reducido
Espacio pasajero

Street Triple
Solo +

Entrega de potencia
Facilidad de conducción
Ergonomía
Solo –
Precio ajustado
Ángulo de giro reducido
Falta de protección aerodinámica
Espacio pasajero

Equipamiento

Street Triple  / Speed Triple

/  Indicador de nivel de gasolina
n / n Indicador de km en reserva
n / n Chivato de reserva  
n / n Velocímetro digital   

/  Tacómetro digital   
n / n Reloj horario   
n / n Odómetro parcial doble  
n / n Indicador temperatura del refrigerante

/  Indicador temperatura ambiente  
/ n Warning    
n / n Ordenador de a bordo
n / n Cronómetro    
n /
 Indicador de velocidad insertada
n / n Avisador de régimen máximo
n / n Antirrobo electrónico   

/  Pantalla regulable   
/  Manillar regulable   
/  Asiento regulable   
/  Asientos separados   
/  Respaldo    
n / n Regulación maneta embrague  
n / n Regulación maneta freno  

/  Estriberas regulables   
/  Estriberas conductor con goma
/  Estriberas pasajero con goma
/  Asas para pasajero  
/  Asa para colocar caballete
/  Guanteras    
n / n Hueco para antirrobo  

/  Ganchos para pulpos  
/  Maletas    
/  Caballete central   
● / ● Tapa de colín  

/  Amortiguador dirección   
/  ABS    
/  Freno combinado   
n Disponible No disponible Opcional

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos