Triumph Speed Triple Bulldog by Vilner: Caviar de Hinckley
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Triumph Speed Triple Bulldog by Vilner: Caviar de Hinckley

Publicado

el

En la página web de Vilner (www.vilner.eu) se pueden admirar las fantásticas preparaciones que realiza sobre coches de alta gama, que tras pasar por su taller en Bulgaria lucen un diseño totalmente personalizado, con una estética que no dejará indiferente a nadie.

Teniendo en cuenta que quien puede permitirse ser cliente de Vilner no anda corto de presupuesto… ¿qué le puede haber impulsado al preparador ruso a dejar por un momento aparcadas sus lucrativas creaciones de cuatro ruedas y meterle mano a una Speed Triple?

La respuesta es clara: el diseño; concretamente, la pasión por el diseño de cualquier vehículo, y Vilner se declara un enamorado de la estética de la Triumph Speed Triple. Una moto que en su momento fue reconocida por su atractivo diseño y por su estética totalmente rompedora, y que hoy es todo un referente entre las big naked deportivas.

Vilner está acostumbrado a trabajar con unas bases que no necesitan mejorar sus prestaciones, y lo mismo le pasa con la Triumph, que con sus 130 CV y un par de 10,7 kgm a 7.550 rpm ya es suficientemente atractiva para quien quiera disfrutar de unas altas prestaciones y sensaciones en una naked. Por eso se ha centrado en el diseño y ha decidido afrontar un duro reto: ¿Cómo modificar una moto con una estética y un carácter tan marcados?

A su aire

 

La primera cuestión estaba clara: ¿mantener el doble faro delantero y seña de identidad de la Speed Triple? (sí, ese faro que aquellos que la vimos por primera vez no pudimos dejar de comentar –¿es así o se ha caído?–, y que ahora nos encanta…) ¿O ir a por todas y darle un aire totalmente personal?

Claramente le motivó más la segunda opción y se decidió por instalar un único faro de amplias dimensiones.

Una vez derrumbada la primera muralla le fue más fácil instalar unos carenados laterales recubiertos en su perfil interno con una amplia banda de cuero marrón, a juego con el tapizado del asiento.

Esta parte de cuero marrón, junto a la amplitud que le dan los nuevos carenados y la colocación de unos retrovisores con el espejo por debajo del manillar y los intermitentes integrados, confieren a la Triumph un aspecto más robusto, más bulldog. Quizás visualmente ha perdido agilidad, pero la instalación de unas bonitas llantas OZ Racing doradas, a juego con varios detalles de la moto como la quilla, nos sacarán de este error.

Esta preparación podrá gustar más o menos, y seguro que tiene sus detractores, pero es el precio a pagar cuando uno se atreve a dar un aire nuevo a una de las motos con más estilo que han salido de la fábrica inglesa.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos