Triumph sorprende con la Bonneville Bobber
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Triumph sorprende con la Bonneville Bobber

Publicado

el

En una vieja imprenta de Sarry Quays, en la siempre heterogénea ciudad de Londres, Triumph ha puesto en escena una de las novedades que podremos ver en el Salón de Milán. Se trata de la Bonneville Bobber, que llega para incorporarse a la renovada gama que incorpora el motor 1200HT (High Torque).

Esta Bobber, que toma como punto de partida una mínima base de la generación T120, se caracteriza por disponer de una silueta muy genuina y de aspecto minimalista, unos acabados Premium y unas líneas muy limpias.

El aspecto clásico predominante tiene en elementos como las llantas de radios (con el cerco negro), un faro redondo y de pequeño diámetro, un manillar completamente plano y una estructura posterior con un monoamortiguador escondido su punto más fuerte. Sin embargo, si nos fijamos con más detalle, encontraremos que la nueva Bonneville Bobber destaca también por el cuidado en los pequeños detalles, que hacen de este modelo una moto única y muy, pero que muy atractiva para los amantes del estilo vintage.

Así, la batería queda guardada en una caja cerrada con una cinta metálica, a la antigua usanza, mientras que el moderno sistema de inyección queda oculto por una estructura externa que simula carburadores de guillotina. También colaboran en ofrecer esa imagen neoclásica elementos como los fuelles de la horquilla o los retrovisores anclados en el extremo del manillar. El cuadro de mandos está compuesto por una sola esfera (odómetro) en la que se incluye una pantalla digital que ofrece una gran cantidad de información (indicador de marcha, consumo instantáneo y medio, doble cuentakilómetros parcial, reloj horario, rpm…). Este cuadro de mandos pivota sobre su anclaje para poder levantarlo. La razón por lo que lo hace es porque el particular y anatómico asiento monoplaza también es regulable, y no sólo en altura (690 mm en su posición más baja), sino que también se puede ajustar longitudinalmente. De esta manera, la Bonneville Bobber, además de adaptarse a las diferentes talla de usuario, brinda diferentes posiciones de conducción de conducción según el uso que se le vaya a dar (touring, sport, urban…). Por cierto, esta es una Bonneville pensada para disfrutar en solitario, puesto que no existe la opción de montar en ella un asiento suplementario ni estriberas para un ocasional pasajero.

Motor 1200HT

Aunque del motor no se han facilitado todos los datos durante esta preview, sí se ha confirmado que respecto a la gama T120 la Bobber dispondrá de algo menos de potencia y algo más de par, y también se ha confirmado que será una moto en la que se ha potencia la parte baja del cuentarrecoluciones para lograr mejores aceleraciones; una característica de las bobber de antaño.

Como en el resto de la gama Boneville equipadas con este mismo motor, la Bobber dispondrá de dos modos de potencia (Road y Rain), control de tracción, embrague antirrebote y ride by wire. Lógicamente, como obliga la nueva normativa medioambiental Euro 4, equipará sistema de frenada ABS. Eso sí, tanto el modulador de este sistema como la ECU que gestiona toda la electrónica de la moto y el inmovilizador electrónico, quedan debidamente ocultos para no estropear la estética clásica de la moto.

En este sentido cabe destacar que una de las pocas concesiones a la modernidad que aparecen a primera vista en este modelo son los leds del equipo óptico posterior, intermitentes y luz de matrícula (el faro delantero es halógenos, no dispone de daylight).

Parte ciclo totalmente nueva

Para la realización de la especialísima parte ciclo de la Bobber se ha partido de un chasis completamente nuevo, más corto que el de las T120. Destaca, por supuesto, el entramado de tubos que trabajan en consonancia con el monoamortiguador posterior (con bieletas y de carrera corta) de manera similar a como lo hace un sistema cantiléver, aunque en Triumph han evitado pronunciar el nombre.

Llanta delantera de 19 pulgadas y la trasera de 16, con neumáticos de 100/90 y 150/80 respectivamente, que Avon ha desarrollado específicamente para esta moto, un solo disco delantero, con pinza de doble pistón y un tubo de escape muy bajo y totalmente recto son otras características de este espectacular modelo que Triumph ha presentado hace apenas un par de horas en Londres.

Estará disponible para nuestro mercado sobre el mes de febrero y a un precio que rondará los 13.000 euros. Por último, decir que la nueva Bonneville Bobber estará disponible en los colores Ironstone (con acabado mate), Morello Red, Competition Green/Frozen Silver con detalles en British racing, Jet Black.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2061

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos