PUBLICIDAD Billboard

Triumph Extreme Speed de XTR Pepo

La Triumph Extreme Speed es fruto de uno de los preparadores más conocidos y prolíficos del territorio español: Pepo Rosell, ex Radical Ducati, ahora con su nueva empresa XTR Pepo.

XTR presenta esta bonita versión de estilo retro, elaborada sobre una Speed Triple 1050 y que revive aquellas motos de resistencia de finales de los años 70 y principio de los 80, con semicarenados y redondeados colines.

triumph-extreme-speed-by-xtr_8_copy.jpg

PUBLICIDAD Content_1

Para poder acoplarle la cúpula tipo pecera de estilo clásico realizada por XTR se tuvo que diseñar una nueva araña frontal. El trabajo valió la pena, como se puede comprobar al ver lo bien que encaja esta nueva cúpula en la moto, al crear un semicarenado de fibra de carbono que nos recuerda a las motos de resistencia de la década de los setenta y ochenta, con sus líneas redondeadas y dobles ópticas delanteras.

En esta ocasión, los faros están protegidos por unas láminas de policarbonato, otro detalle heredado de la resistencia. También se ha empleado fibra de carbono en los guardabarros delantero y trasero, de creación propia. Para conseguir una posición de conducción más acorde con la nueva estética Racing Classic se han instalado unos semimanillares Tomaselli, que junto con las estriberas Rizoma, consiguen una posición más deportiva, con los brazos y piernas más flexionados.

Para disfrutarla

Como nos tiene acostumbrados Pepo, la Triumph Extreme Speed es una moto pensada para disfrutarla en carretera, por lo que su bella estética no debe nunca penalizar su comportamiento dinámico.

PUBLICIDAD Content_2

Como la Speed Triple ya partía de una base ciclo de calidad, con un chasis tubular y un basculante monobrazo como grandes protagonistas, tan solo se ha metido mano en la frenada, al emplear discos de freno NG y una bomba de freno delantera Discacciati.

triumph-extreme-speed-by-xtr_3_copy.jpg

Lo mismo sucede con el propulsor, un poderoso tricilíndrico al que se le ha añadido un filtro de aire KN y un escape Zard con silencioso cónico, del que sale un característico aullido al llevar el motor a altas revoluciones.

PUBLICIDAD Content_3

Se ha aligerado todo lo posible la parte trasera. Para ello se ha creado un subchasis artesanal que sujeta un vistoso asiento de cuero monoplaza, finalizado con un piloto trasero proveniente de una Montesa.

Para los intermitentes y el depósito de líquido de frenos se ha confiado en la marca italiana Rizoma, y con el objetivo de ahorrar peso se ha añadido una batería tipo LIPO.

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

La pintura, realmente bonita, corre a cargo de Artenauta, que combina el verde y el blanco en una decoración muy “british” rematada por adhesivos vintage del ACE Café, Shell o Champion.

PUBLICIDAD Content_4

Texto: Jordi Aymamí y Tono García

 

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario