PUBLICIDAD Billboard

Trànsit dota a 10 motos de los Mossos con radares ligeros

El Servei Català de Trànsit (SCT) ha dotado este verano con nuevos radares ligeros y de alta precisión a 10 motos de la División de Tráfico de los Mossos d’Esquadra.

Su denominación, Trucam II, y es una especie de pistola láser. De fabricación norteamericana, es capaz de detectar desde una posición estática infracciones de velocidad a más de 200 metros de distancia. De hecho, mide la velocidad tanto desde delante como desde atrás. Además, puede utilizarse en acciones de vigilancia policial nocturnas, dado que el aparato va equipado con un flash de luz infrarroja que ilumina la carretera cuando detecta una infracción de velocidad.

“Puede ver tanto a los vehículos que se alejan como a los que se aproximan, lo que hace que sea casi imposible verlo con antelación”, explica Josep Burgués, responsable de la División de Tráfico de los Mossos d’Esquadra. “Nos da mucha adaptabilidad. Lo llevamos en una maleta ajustada a la moto, lo montamos en un momento y nos permite aparcar en cualquier sitio seguro, incluso pequeño, y sin molestar al tráfico”. “Cuando vamos en pareja, un agente controla las medidas del radar con la tableta, mientras que el otro compañero, a metros de distancia, podrá notificar la infracción al conductor”, detallan desde el cuerpo de policía catalán.

PUBLICIDAD Content_1

Modelo ligero… y muy preciso

El Trucam II dispone de autoenfoque dinámico, pantalla LCD, un procesador diez veces más rápido que uno estándar y captura imágenes válidas cada 0,3 segundos. Gracias a una conexión a Ethernet y Wifi, puede enviar imágenes y capturas en tiempo real. Una vez recogidas las imágenes, el radar hace una descarga automática de ficheros al servidor de la tableta o portátil. ¿Lo siguiente? La pertinente notificación de infracción en tu buzón de casa unos días después.

Aunque estos dispositivos son esenciales para el refuerzo del plan verano de movilidad, desde el Servei Català de Trànsit aseguran que han venido para quedarse, dada su alta eficiencia. “Los tenemos repartidos por todo el territorio (NdR: donde ya hay 246 puntos de control de la velocidad, de los que 36 son radares de tramo) y se están moviendo constantemente por la AP-7 y en las vías con mayor siniestralidad”.

PUBLICIDAD Content_2

Burgués, por su parte, apunta que “es muy útil para aplicar en campañas concretas, sobre todo en los vehículos con diferentes limitaciones de velocidad como furgonetas, camiones o vehículos con remolque. Podemos programar a cada tipología”, subraya.

Por cierto, el precio de las 10 unidades adquiridas por el SCT, unos 300.000 euros, según fuentes consultadas.

La velocidad excesiva es uno de los principales factores concurrentes de la siniestralidad vial. En Cataluña, en 2021 la velocidad excesiva o inadecuada intervino como causa en el 17,4% de los accidentes con víctimas en vías interurbanas. Y, además, aumentó la presencia en la casuística de la siniestralidad respecto a 2019 (11,9%), cuantifica el SCT.

PUBLICIDAD Content_3

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario