Toni Elías sigue los pasos de su padre en motocross
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Toni Elías sigue los pasos de su padre en motocross

Publicado

el

Si quieres ser algo en el mundo del Motocross tienes que pasar por los circuitos de arena que tanto proliferan en Bélgica y Holanda como hizo Toni Elias Sr. cuando era piloto oficial de Bultaco de esta especialidad.

Toni Jr. tomó otro camino y eligió la velocidad pero este verano no quiso pasar la oportunidad de conocer en primera persona el ambiente y los circuitos de Bélgica y Holanda, donde además de entrenar se empapó del ambiente del Motocross más puro…

“Yo tengo raíces en el Motocross, soy muy malo pero me gusta. Quise conocer lo que vivieron mis padres y mi tío cuando se iban por el mundo en una furgoneta a competir en carreras de motocross y se pasaban dos meses fuera de casa”.

Y así fue, en una zona cercana a Eindhoven, donde se traspasa la frontera entre Bélgica y Holanda en pocos minutos y donde hay un buen número de circuitos donde se entrenan pilotos de todos los niveles. “Cada pueblo tiene su circuito, recuerda el piloto de Aprilia. Me encanta como se vive el motocross, como cuidan los circuitos, el respeto que se respira: por ejemplo no se puede ir con la moto en marcha por los boxes”.

Los circuitos de arena están en medio de un bosque. “Yo soy muy malo haciendo motocross pero me encanta, disfruté de un ambiente increíble y de unas pistas con unos peraltes de arena impresionantes. Me lo tomé con calma en tandas de sólo quince o veinte minutos. En la primera salida con el circuito plano me lo pasaba en grande. En la segunda salida la cosa se complicaba con las roderas y a la tercera los baches que se formaban en las curvas para mi eran como dubies. No podia hacer más de diez o quince minutos encima de la moto. Para hacer más has de tener una técnica y una soltura que sólo tienen los profesionales. A la cuarta vuelta tenía que aflojar porque si no me caía…”.

Toni tuvo oportunidad de compartir experiencias con pilotos de niveles muy diferentes y de convivir con la familia Everts con tres generaciones de pilotos: Harry, Stefan y ahora el pequeño Lian, que ya tiene una KTM “full”, empieza a destacar.

“Allí se vive el Motocross de una forma muy especial y conviven pilotos del mundial con aficionados, es una forma de entender el deporte diferente de la de España, algo que tendríamos que aprender”.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos