Tecnoelegancia
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Tecnoelegancia

Publicado

el

Si hay algo por lo que destaca la marca de Noale es por su constante inversión en diseño y tecnología. En la época de Ivano Beggio, esta manía les llevó a construir un centro de diseño de motores en el Véneto, un auténtico laboratorio digno de la Nasa. Esta tendencia ha sido retomada por Leo Mercanti, quien
afronta la tarea de reflotar Aprilia con productos 100 % tecnológicos, 100 % puro diseño, como la Shiver.

La Shiver representa la Aprilia de la nueva era, la era de la inversión en tecnología en la fabricación de bastidores, motores y electrónica. La SL 750 ha roto moldes en la parte ciclo con la combinación de una estructura tubular de acero con pletinas de fundición de aluminio.

Esto, aparte de dar un toque exótico a la moto, permite un buen compromiso entre rigidez y control. La pincelada de tecnología la pone su puño de gas electrónico -ride by wire- y las tres curvas de potencia seleccionables.

Pero donde se ha cuidado el detalle al máximo es en el confort de marcha, uno de sus puntos fuertes. Su asiento, además de un diseño muy acertado, sorprende solamente al sentarte sobre él gracias a su estudiada ergonomía. También la posición de los estribos tiene parte de culpa de esta más que correcta comodidad -las punteras de las palancas de freno y cambio son ajustables-. El depósito de gasolina, de angulosas formas, es estrecho en la zona que ocupan las piernas, consiguiendo una vez más una cómoda posición. El manillar, como viene siendo habitual en las motos naked, es ancho, del mismo tipo que se encuentra en modelos de la casa como la Tuono o la Pegaso.

No hace falta repetir las virtudes de un manillar ancho en este tipo de motocicletas, sin duda la mejor opción.

La posición de conducción es buena, pero la altura del asiento es excesiva. Si mides por debajo de 1,80 m, llegarás al suelo casi de puntillas…
Asimismo, hay que comentar que el ángulo de giro es muy reducido, por lo que las maniobras en ciudad o en parado resultan más difíciles.

Otro pequeño detalle es que las pantorrillas se te calientan en exceso, sobre todo en ciudad -el cilindro trasero está justamente ahí.

(Sigue leyendo en SoloMoto número 1.670)

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos