Sym Wolf 250 W, funcional y fiable
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Sym Wolf 250 W, funcional y fiable

Publicado

el

Seguro que si preguntamos sobre Sym a cualquier entendido en el mundo de las dos ruedas, nos responde que es uno de los principales fabricantes de scooters. Su gama es muy completa y diversa, cuenta con modelos de casi cualquier tiempo que pueden ir, actualmente, desde los 50 a los 400 cc. A pesar de su potencial tecnológico, no deja de sorprender que, hasta la fecha, Sym no haya demostrado un especial interés por el mundo de la moto, todo ello a pesar de tener una 125 cc tan competitiva como la Wolf 125i entre sus filas, que, sin precedentes, ha obtenido unos resultados bastante buenos en nuestro país.

Lo cierto es que su representación en este mercado ha sido muy limitada hasta ahora, pero con la llegada de la nueva Wolf 250 W la situación comienza a cambiar y a ponerse interesante, pues como veremos a continuación, además de grandes scooters, Sym también es capaz de fabricar motos de muy buena calidad.

Motor inédito
La Wolf 250 W es una moto de filosofía naked diseñada y fabricada según las necesidades actuales, con una estética moderna y equilibrada, liviana, manejable y con una facilidad conducción perfecta para los usuarios que recién estrenan su carnet A2. Su equipamiento alcanza un nivel excelente, sobre todo para tratarse de una dos y medio que no llega ni a los 4.000 euros. Tiene muchos y muy buenos detalles, pero entre todos ellos destacan algunos como su potente óptica de 55/60W, que la leva de freno sea regulable en extensión o que, al contrario que la mayoría, el tablier posea indicador de marcha insertada.

Su principal novedad es el motor monocilíndrico de ciclo 4T, refrigerado por líquido y equipado con inyección electrónica

Pese a todo, la mayor de las Wolf se basa en un motor monocilíndrico de ciclo 4T multiválvula, refrigerado por líquido y alimentado por una inyección electrónica Keihin. Se trata de un propulsor sencillo, pero robusto que entrega una potencia de 24,6 CV de forma muy lineal a través de su preciso cambio de 6 relaciones. Destaca por su suavidad, lo que se debe en gran parte a detalles como su eje de equilibrado, que no siempre se encuentra disponible entre las de sus clase. Es una mecánica ligera —pesa sólo 37 kilos—, fiable y muy, muy económica; según su importador, Motos Bordoy, puede llegar a ofrecer unos consumos medios de solamente 2,9 litros a los 100 km, lo que supone que podremos disfrutar de una autonomía teórica superior a los 450 km. Lo comprobaremos en nuestra posterior prueba.

Manejabilidad ante todo
Nuestra invitada es una moto diseñada para el día a día, de ahí que se la haya dotado con un comportamiento lo más fácil y sencillo que ha sido posible. Para alcanzar tal objetivo, sus diseñadores han concebido un bastidor de acero monoviga denominado Diamond Type, muy rígido y liviano al mismo tiempo —en conjunto la Wolf alcanza un peso de 137 kilos—, complementado en la parte posterior por un sólido basculante de acero rectangular. Mientras, formando el apartado de suspensión, encontraremos una horquilla convencional de 35/125 mm y un amortiguador de 100 mm, ambos con un comportamiento que puede resultar un tanto suave en conducción deportiva, pero con una respuesta muy homogénea y equilibrada en circunstancias normales. La Wolf dos y medio se aposenta sobre unas llantas y neumáticos de 110/70 x 17 delante y 140/70 x 17 detrás y, junto a una corta distancia entre ejes de 1.355 mm, ofrecerá a su propietario un comportamiento general muy estable a alta velocidad y, al mismo tiempo, una dirección rápida y precisa en carreteras reviradas.

Su comportamiento en curva es excelente; su liviano peso y robusto chasis son las claves para pasárnoslo en grande

Por último, la frenada se delega a dos discos de tipo lobulado de 288 mm delante y 222 detrás, mientras que las pinzas que los acompañan son de dos pistones de tipo radial en el anterior y simple en el posterior. Por si fuera poco, para garantizarnos los mejores resultados, todo el circuito hidráulico está formado por latiguillos metálicos inextensibles, principales responsables de su agradable tacto y capacidad de dosificación.

Verdaderamente, Sym ha dado con un producto muy competitivo; puede que no sorprenda por su exclusividad, pero realmente tampoco lo pretende. Su objetivo era ofrecer una dos y medio asequible con la que aprender gastando lo menos posible y, por qué no, con unas prestaciones y un comportamiento que nos hagan disfrutar al máximo. ¡Sin duda, lo han conseguido!

Solo +

  • La Wolf tiene todo lo que se busca en una motocicleta de su estilo; facilidad de manejo, ligereza y máxima funcionalidad
  • La capacidad de frenada no está nada mal. Delante confía en un disco lobulado de 288 mm con pinza radial de dos pistones
  • El cuadro de mandos es más completo de lo que cabría esperar. Cuenta hasta con indicador de marcha insertada
  • La frenada está asegurada por dos discos lobulados, latiguillos metálicos y pinzas delanteras de anclaje radial

Solo –

  • Un detalle a mejorar de las suspensiones es la progresividad del amortiguador posterior, algo brusco en extensión
Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos