Connect with us
Publicidad

Scooters

SYM Symphony ST 125: Incrementando el nivel

Publicado

el

 La llegada del nuevo Symphony 125 ST significa un importante aumento cualitativo de la famosa fami­lia taiwanesa. Esta versión supone una apuesta importantísima de Motos Bordoy, su importador oficial, en el importante segmento de ruedas altas de 125 cc. Como complemento a la ya bien nutrida gama, Sym ofrece un scooter de mayor calidad, más trabajado estéticamente y con un equipamiento superior. A la par, técnicamente también da un paso hacia delante con un nuevo motor más moderno, más potente y con mejores prestaciones y una parte ciclo acorde con estas nuevas especificaciones. Nos encontramos ante un ruedas al­tas de clase media bien resuelto y competitivo.

La presentación oficial para la prensa española del Symphony ST se llevó a cabo en Barcelona y, aunque las condiciones meteorológicas no acompañaron dema­siado por culpa de la lluvia, el ruedas altas de Sym dejó muy buenas sensaciones entre los allí presentes. Lo primero a destacar fue la calidad y el diseño de la carro­cería en comparación con sus predecesores. Resulta un poco mayor, lo recubren unas fibras que resultan más envolventes y mejor definidas, sobre todo en la zona del escudo frontal que en esta ocasión incor­pora reconocibles luces de posición de leds (el faro Multiconvex/halógeno se encuentra en el manillar) y unos protectores laterales denominados Winker Bumpers para defender esta zona de posibles im­pactos y rayaduras.

La parte posterior mantiene las formas afiladas, sinuosas y agradables de todo el scooter; esta está rematada por un amplio piloto posterior que, como era de esperar, confía en los dio­dos led para incrementar su visibilidad. Como de costumbre, la parte central se caracteriza por la espaciosa plataforma plana, lo que mantiene la consabida habitabilidad para el conductor e incrementa las posibilidades de carga del scooter. El asiento, de mayor tamaño, también gana en ergonomía y re­sulta más cómodo que el de sus prede­cesores, además de ganar espacio para favorecer la conducción a dúo. Todo ello da como resultado un scooter más cómodo y espacioso, en el que, indiferentemente de nuestra talla, podremos sentirnos a gusto y, al mismo tiempo, mantener una postura que nos permitirá tenerlo todo bajo control en cualquier momento.

Por supuesto, reforzando la mejora apreciada en el apartado estético, observaremos un equipamiento de serie sabiamente seleccionado, sobre todo en lo referente al apartado de carga, donde encontrare­mos un cofre para un casco integral (se abre eléc­tricamente desde el contacto), una guantera muy capaz con toma de corriente USB, gancho articula­do, además, claro está, de la ya antes mencionada plataforma plana. También en este modelo, aunque se mantienen los dos caballetes a la hora de esta­cionar, se mejora la funcionalidad del lateral con la incorporación de un desconectador de encendido, lo que lo hace mucho más seguro.

La nota de color en este apartado la pone el cua­dro de mandos, aparentemente parece que sea ana­lógico, pero cuando nos acercamos, nos daremos cuenta de que en realidad se trata de un instrumental completamente digital y que posee una originalidad jamás vista. Y es que, a través de un solo botón, po­dremos variar la función de la esfera principal entre velocímetro y cuentavueltas, que da prioridad a la información que nosotros deseemos de forma muy sencilla. En cuanto a su equipamiento, dispone de lo habitual; destaca el testigo de reserva, nivel de gasolina, carga de batería, reloj horario, etc. Su com­probación es buena, pero como la pantalla digital está en negativo, su fondo negro a veces resulta algo confuso cuando la luz ambiente es un tanto justa.

En la línea
 

En marcha, el Symphony ST no decepciona, a pesar de la lluvia, el ruedas altas de Sym demostró muy claramente cuáles van ser sus principales bazas. Las llantas de 16” en ambos ejes con neumáticos de 110/70 firmados por CST le confieren el compromi­so ideal entre estabilidad y agilidad. Aunque es más grande y un poco más pesado que sus antecesores, el ST demostró una movilidad urbana espectacular, al ser muy ágil en las maniobras, rápido en los cam­bios de sentido y con un radio de giro muy cerrado para desplazarse fácilmente entre coches. Del mismo modo, su capacidad de frenada se ha potenciado con unos discos de freno lobulados de mayor diáme­tro de 260 y 240 mm, mordidos por pinzas de freno de dos pistones, con potencia y buen tacto.

En lo referente al motor, el nuevo monocilíndrico 4T SOHC 2V, refrigerado por aire y alimentado por car­burador, se diferencia del anterior por tener una ca­rrera un poco más larga –52,4 x 57,8 mm–, además del ya conocido y eficaz recubrimiento cerámico del cilindro. Su diseño interno, pensado principalmente para minimizar fricciones, reducir los niveles de ga­ses contaminantes y el máximo aprovechamiento de la termodinámico del conjunto, ha visto incrementa­das sensiblemente sus cifras de cilindrada, potencia y par (124,6 cc, 10 CV y 8,6 Nm, respectivamente) y mejorada su respuesta, así como la suavidad de funcionamiento y disminución en la rumorosidad.

En Motos Bordoy están realmente ilusionados y confiados en su nuevo producto; es tal su nivel de confianza que, en promoción, hasta ofrecen una extensión de garantía de hasta cinco años. Un argumento magnífico que, sumado a su precio de promocionado de 2.199 euros –500 euros menos–, convierten el Symphony ST 125 en el candidato per­fecto para una futura compra. 

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.044

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Publicidad

Los + leídos