Sym GTS 125 EVO: La EVOlución de la especie
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Sym GTS 125 EVO: La EVOlución de la especie

Publicado

el

Tras la actualización recibida por el GTS 300 Evo de Sym, ahora le toca el turno a la versión convalidada de este modelo. Hablamos del tercer restyling que la marca lleva a cabo sobre la base del GTS, y en este caso se trata de un cambio de imagen más o menos profundo, ya que afecta principalmente al frontal, que es donde los scooters GT dan muestra de su personalidad. Con este cambio de imagen Sym actualiza la estética del GTS para acercarla a las nuevas tendencias de diseño, cediendo prácticamente todo el protagonismo al conjunto óptico delantero.

Ni la parte ciclo ni el motor reciben cambios de consideración, aunque la marca asegura que ambos han sido revisados. Así pues, se podría decir que estamos ante un modelo conocido por todos pero con un aire más actual y cuidado.

Personalidad y seguridad
El aporte de la nueva óptica no sólo afecta positivamente a la imagen que pueda proyectar el GTS, hablamos también de un elemento muy importante de cara a la seguridad.

Se trata del cambio más significativo, ya que abandona la doble óptica apilada del anterior diseño para adquirir un doble faro, en este caso paralelo, que aporta una sensación estética de un frontal más lleno. Es como si hubiera ganado volumen, aunque en realidad sigue siendo igual de ancho, o mejor dicho, de estrecho. Se trata de un cambio que ha obligado también a rediseñar el escudo en su parte más alta, es decir, en la unión de éste con la pantalla parabrisas. Con eso se ha ganado en sensación visual de robustez y, al mismo tiempo, ayuda a centrar la atención en las líneas de la nueva óptica, algo en lo que también colabora el hecho de que disponga de una línea de leds blancos sobre cada uno de los faros, a modo de ceja. El conjunto se nota mejor rematado que en la versión anterior, no sólo en lo que se refiere a estética, sino también en el propio ensamblaje de todos los plásticos.

Como decíamos, los cambios de la óptica no sólo afectan a un tema estético, también la parte de seguridad pasiva se ha visto mejorada con este nuevo conjunto. A parte de que las ópticas principales dispongan ahora de una mejor ubicación, cabe destacar que las bombillas que utiliza son también más potentes (55W / 55W), y eso, junto con las mencionadas líneas de leds blancos, servirá para ver mejor la carretera en conducción nocturna pero también para que nos vean antes cuando circulemos por el día.

Gran equipamiento
Además de lo comentado, el GTS también hace gala de un equipamiento digno de un scooter de primera fila. Para empezar, el cuadro de mandos, aunque no cambia respecto a la versión anterior, es muy completo en información (dispone incluso de testigo luminoso para indicar que el caballete lateral está puesto). No tiene ordenador de a bordo, algo reservado sólo a los más exclusivos y caros modelos del mercado, pero gracias a la pantalla LCD multifunción estaremos al corriente de todos los parámetros necesarios. El diseño se queda algo corto y desmerece en parte el esfuerzo realizado con el restyling del frontal, aun así, la información se presenta de forma clara e intuitiva.

Otro elemento digno de elogio se encuentra en la piña de contacto. Se trata de una cerradura de las llamadas 4 en 1, ya que en ella dispondremos de cierre magnético de seguridad, bloqueo de dirección, contacto y acceso al depósito de gasolina; toda una comodidad. Para acceder al cofre lo haremos desde un botón eléctrico situado en el lateral derecho, aunque también mantiene la clásica y ya obsoleta cerradura en el lateral, por si nos quedamos in batería. Por cierto el cofre es grande, al estilo GT, y en su interior podremos dejar un par de cascos, aunque uno de ellos de tipo demi-jet. Además, los acabados del interior también están a la altura de cualquier scooter de precio superior al del Sym, sirva de ejemplo el hecho de que dispone de luz de cortesía y el suelo tapizado.

La capacidad de carga la completan nada menos que tres guanteras. Una, la más grande y la única que se pude cerrar con llave, está situada frente a las rodillas del conductor. Lo cierto es que no es demasiado amplia, ya que la parte izquierda está ocupada por la batería, pero en la parte de la derecha nos encontramos con una toma de corriente de 12 V y espacio suficiente para dejar un par o tres de cosas de uso más o menos inmediato. Las otras dos guanteras se encuentran: una en el flanco derecho del tablier, en el salpicadero, y la otra en el paso del chasis por la plataforma hacen las funciones de vaciabolsillos, son muy prácticas.

También queríamos destacar que tanto el conductor como el pasajero disfrutarán de un lumbar para apoyarse -en ambos casos se trata de un elemento de serie-. Esto hará que nuestro acompañante se tenga que esforzar un poquito más para acceder a su plaza pero, una vez en ella se encontrará muy cómodo ya que, además del lumbar, dispone de un par de sólidas asideras y unas estriberas abatibles bien colocadas.

Motor full equip
El propulsor de un GT es siempre uno de los más alto de gama disponibles dentro de cada marca, y el GTS no es una excepción. Bajo sus plásticos esconde un monocilíndrico de 4T, con refrigeración líquida y simple árbol de levas que empuja cuatro válvulas en culata. Todavía no ha llegado la inyección electrónica para los motores Sym de 125 -por lo menos no lo ha hecho en nuestro mercado, porque en Taiwan, su país de origen, sí que existe- y eso es lo único que le falta para decir que hablamos del motor más avanzado disponible en esta cilindrada. Aun así, hay que reconocer que los propulsores Sym siempre nos han parecido de lo mejorcito entre las marcas no japonesas. Son motores sólidos en la entrega y todos, al menos los que hemos probado en Solo Scooter, nos han parecido muy fiables.

En este caso hablamos de una potencia máxima de 12,4 CV a un régimen de 8.500 rpm, una cifra que no se ajusta demasiado a la máxima permitida por la normativa de convalidación (14,9 CV). Sin embargo, como ya hemos dicho, el motor se nota lleno en la entrega inicial. Acelera correctamente en salida desde parado, y eso que hablamos de un scooter que pesa 163 kg, mientras que en carretera sacrifica potencia en pro de una relación bastante larga; nos permite superar los 100 km/h con facilidad (hemos llegado a ver 120 km/h de marcador), aunque la respuesta al puño del gas es algo pobre a ese régimen. Es normal que siendo un motor de 125 c.c. le falte fuerza al máximo régimen, y por eso el GTS sufre cuando nos encontramos con una subida o si el viento frontal es fuerte. Aun así, hay que reconocer que en una lectura general el motor nos ha gustado, por suave, porque hay que decir que se trata de un propulsor muy silencioso y fino, y por rendimiento, pues en la parte baja y media del cuentarrevoluciones nos ha parecido más que aceptable.

Buenas maneras
Por muy cómodo que resulte un scooter o por muy efectiva que sea su mecánica, sin una parte ciclo que nos mantenga seguros, tranquilos y con confianza de nada sirve todo lo demás. En este caso hablamos de un scooter con muy buenas maneras en ese aspecto.

Como en todos los GT de cierto nivel, el chasis es robusto y utiliza un paso alto por el chasis, en el que se ha aprovechado para colocar el depósito de combustible para ayudar a conseguir un bajo centro de gravedad. Con ello se logra una gran solidaridad entre los cuartos delanteros y el resto de la parte ciclo. Aun así, el manillar está bastante alto y hace que las irregularidades del asfalto no queden filtradas del todo, provocando alguna vibración en él cuando nos encontramos con un bache. Eso sí, si el piso se encuentra en perfecto estado, entonces las serenidad es total sobre el GTS.

Pese a que se trata de un scooter GT, la distancia entre ejes no es muy larga (1.475 mm), y eso repercute negativamente en la estabilidad en recta del GTS. No es que se trate de un scooter nervioso, pero sí se nota muy sensible a los movimientos del manillar. Aun así, hay que reconocer que el hecho de que en el eje delantero disfrute de una llanta de 13”, de 12” en el tren posterior, hace que se note una pisada segura y precisa. Por eso en curvas es un scooter ágil, dejándonos entrar en ángulos cerrados sin esfuerzo y con un buen apoyo en ambos trenes, y entre el tráfico se muestra casi tan ratonero como un ruedas altas compacto.

En cuanto a las suspensiones, éstas responden con solidez, aunque en los amortiguadores posteriores se agradecería un poco más de retención de hidráulico, ya que se muestran muy cómodos pero algo rebotones. Este efecto se puede minimizar endureciendo la precarga del muelle, que dispone de cinco posiciones, pero ni en la posición más dura se logra anular del todo. En cambio, la horquilla delantera trabaja a la perfección, absorbiendo y filtrando perfectamente las irregularidades que nos encontramos a nuestro paso.

En lo que a frenada se refiere, lo cierto es que este es uno de los pocos puntos débiles que hemos encontrado en la parte ciclo. No olvidemos que estamos hablando de un scooter de nada menos que 163 kg y, aunque no alcance demasiada velocidad, esos kilos se tienen que parar antes de entrar en una curva. El disco delantero, que es de 240 mm de diámetro y con pinza de doble pistón paralelo, se muestra algo justo en el ímpetu inicial de la frenada, y hasta bajar de los 80 km/h no brinda una frenada potente y efectiva. En cuanto al disco posterior, en este caso no nos podemos quejar, pues cumple a la perfección con su labor de apoyo al freno delantero. No emplea ningún tipo de reparto de frenada ni asistencia antibloqueo, por lo que estamos ante un scooter a la antigua usanza en el equipamiento de frenos. Como decimos; una buena frenada hasta los 80 km/h pero mejorable en ciertos aspectos.

Un auténtico GT económico
Parece que las siglas GT (Gran Turismo) y la palabra económico no puedan ir en la misma frase. Sin embargo, en el caso de este Sym sí se puede aseverar que estamos ante un scooter de corte y equipamiento GT pero con un precio muy competitivo. Hablamos de 2.599 euros, cuando cualquier scooter de las mismas características pero de una marca italiana o japonesa éste no bajaría en ningún caso de los 3.000 euros.

Así pues, con el GTS la marca taiwanesa nos brinda la posibilidad de hacernos con un scooter muy cómodo, bien equipado, a un precio de derribo y que acaba de recibir una completa remodelación para actualizarlo estéticamente y acercarlo al máximo a los gustos del público europeos.

A favor
Protección aerodinámica
Ergonomía a bordo
Nivel de acabados
Capacidad cofre
Equipo óptico
Equipamiento
En contra
Sin inyección electrónica
Acceso pasajero

Ficha técnica

Motor

Motor tipo

1 cil. LC SOHC 4V

Cilindrada

124,5 c.c.

Diám. x carrera

57,0 x 48,8 mm

Rel. compresión

10,5:1

Alimentación

Carburador

Arranque

Motor eléctrico

Encendido

Electrónico digital CDI

Embrague

Automático centrífugo en seco

Cambio

Variador automático

Transmisión

Por correa trapezoidal

Parte ciclo

Tipo chasis

Multitubular en tubo de acero redondo

Geometrías

N.d.

Basculante

Grupo motopropulsor oscilante

Susp. delantera

Horquilla telehidráulica

Susp. trasera

Doble amortiguador hidráulico con precarga de muelle en 5 posic.

Freno delantero

Disco de 240 mm y pinza de doble pistón paralelo

Freno trasero

Disco de 200 mm y pinza de simple pistón

Tipo frenada

Convencional

Neumáticos

110/90 x 13 y 130/70 x 12

Largo total

2.165 mm

Altura máxima

1.380 mm

Ancho total

870 mm

Distancia ejes

1.475 mm

Altura asiento

N.d.

Peso declarado

163 kg

Guía del comprador

Precio

2.599 euros

Garantia

2 años

Importador

Motos Bordoy

Tel.

902 125 100

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos