Suzuki SFV 650 Gladius, la compañera perfecta ¿Te subes?
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Suzuki SFV 650 Gladius, la compañera perfecta ¿Te subes?

Publicado

el

La Gladius nació hace ya unos años para seducir principalmente a un público joven y de cualquier sexo que deseaba una motocicleta práctica y funcional. Ya desde el principio, los padres de la criatura enfocaron sus esfuerzos en dar forma a una naked compacta, liviana y asequible y que gozara de una estética muy cuidada y diferente. Estaba destinada a una categoría media, un segmento donde militan los modelos más versátiles y accesibles de cada marca, por lo que debía ser una moto económica, con un mantenimiento muy bajo, pero a la vez divertida, para lo que era imprescindible la incorporación de un motor fiable, potente y con buenas prestaciones.

Como moto de iniciación, en marcha debía ser manejable y muy fácil de conducir, y al mismo tiempo se la equipó con todo lo necesario para que fuera la moto ideal para un uso principalmente urbano, aunque no por ello se dejó de lado su comportamiento en carretera; era vital que se pudiera disfrutar al máximo de los desplazamientos interurbanos.

La versión que hoy probamos es seguramente la que tiene más posibilidades de éxito en la situación económica actual, ya que es la limitada a 48 CV para cumplir las especificaciones técnicas que dicta el nuevo carné A2. Y es que con permiso del A1 (engloba a scooter y motocicletas con motores de hasta 125 cc y 15 CV), el A2 se está consolidando como la segunda categoría más exitosa y, sorprendentemente, para muchos usuarios es a lo máximo que aspiran.

Nuestra invitada es una moto bastante ligera, lo que unido a su escasa distancia del asiento al suelo resulta fundamental para aumentar la maniobrabilidad en los núcleos urbanos. Las cotas tampoco son muy exageradas, de modo que desplazarse entre coches será un juego de niños por lo poco que sobresalen su manillar y los retrovisores.

Los más racing notarán que las suspensiones tienen un tarado más bien blando, y que tienden a flanear

Por lo que respecta a las suspensiones, la Gladius continúa teniendo un recorrido bastante largo en ambos trenes (125/130 mm delante y detrás) y su reglaje de serie se mantiene en un estándar bastante blando, con el que se pretende, por un lado, ofrecer a su propietario un buen confort de marcha en pavimentos adoquinados o en mal estado y, por otro, simplificar las maniobras a baja velocidad tan frecuentes en este medio. En ambos casos podremos realizar reglajes, básicamente la regulación en la precarga, pero un dato a tener en cuenta es que el amortiguador disfruta de un sistema de anclaje al chasis progresivo por bieletas, lo que le da un toque de calidad al sistema de suspensiones y mejora notablemente el confort en nuestros recorridos.

Seductora en carretera
La idea de Suzuki de crear una moto urbana como la Gladius es buena, no cabe duda, pero tener una seis y medio y no poderle sacar partido por carretera sería francamente absurdo. Es precisamente cuando nos alejamos de la ciudad cuando la SFV 650 pone de manifiesto su polivalencia y nos deja ver claramente su faceta más divertida. En carreteras más reviradas, la pequeña Susi volvió a demostrar una vez más su buena agilidad y facilidad para entrar en curvas cerradas. Además, a pesar de la limitación de potencia, también logra salir bastante rápido de ellas, utilizando la excelente capacidad de recuperación y tracción del bicilíndrico en V, una de sus mejores armas.

La curva de potencia y el correcto escalonamiento del cambio de marchas permiten que no fallemos ninguna ni al entrar ni especialmente al salir de curvas lentas; donde empuja muy bien desde abajo y la limitación electrónica gestiona la entrega eficientemente para que tengamos, a pesar de la reducción de caballos, una curva de potencia plana y con el mejor par posible.

Con 48 CV, ABS y suspensiones pensadas para proporcionar el máximo confort, es una moto ideal para iniciarse

En general, la Gladius es una moto que se desenvuelve muy bien en los espacios cerrados, todo en ella se ha dispuesto para que así sea, y cuando la carretera se vuelve más rápida y decidimos aumentar el ritmo salen a la luz las limitaciones de esta naked de filosofía urbana. Lo que está claro es que no es cuestión de chasis (la SFV 650 cuenta con los servicios de una estructura multitubular en acero de buena rigidez), más bien el punto a mejorar son los largos recorridos de las suspensiones y la suavidad del tarado de las mismas, una combinación que puede provocar algunos movimientos a alta velocidad, sobre todo del tren trasero, que está descaradamente ajustado para la comodidad en lugar de para una mayor rigidez.

Mientras, la horquilla tiene un tacto un tanto mórbido en curvas rápidas, lo que en ocasiones provoca cierta flotabilidad y un suave serpenteo.

En lo que respecta a frenos, observaremos desde el primer instante la suavidad de su funcionamiento: tienen un tacto no muy directo pensado para la ciudad y nada crítico en superficies deslizantes, aunque si así fuera, tampoco habría mucho problema, pues la unidad de pruebas disponible venía con ABS de serie, que ya de por sí es toda una garantía de seguridad.

Siguiendo en el apartado de frenos, la suavidad que antes alabamos para ciudad muestra en carretera sus limitaciones en cuanto apretamos el ritmo. No es que la Suzuki no frene, pero hay que hacer fuerza para extraerle toda la potencia disponible.

De las mejores A2
Sea como sea, la Gladius no pretende ser en ninguna de sus versiones una moto deportiva ni nada que se le asemeje, y es que en cuanto a uso, está más cerca de la funcionalidad de un scooter que de cualquier otra cosa, eso sí, con las ventajas, en lo que a parte ciclo se refiere, de una moto. Esta combinación es muy buena; además, con esta versión limitada los usuarios más jóvenes podrán seguir de una forma lógica y escalonada su progresión dentro del mundo de las dos ruedas. Verdaderamente no es poco lo que nos ofrece. De serie gozaremos de una instrumentación no muy llamativa pero legible, con una esfera analógica para el tacómetro y una pantalla digital multifunción que sorprende por incluir indicador de marcha introducida pero decepciona por carecer de nivel de gasolina.

En cuanto a iluminación, el alargado faro Multiconvex de una sola óptica desarrolla unas prestaciones muy dignas, mientras que el piloto trasero continúa sin ser por led a pesar de las actualizaciones sufridas.

Es cierto que la Gladius no es precisamente una de las novedades de la categoría, pero es innegable que esta nueva versión limitada a 48 CV y con ABS continúa siendo una de las opciones más interesantes a considerar para los carnés A2 recién estrenados.

CÓMO VA EN…
CIUDAD

Pocas motos de su categoría están tan bien adaptadas a la ciudad como la Gladius. Su compacto tamaño, ligereza y la tracción de su motor la hacen desplazarse por este medio de forma excelente.
CARRETERA
Como moto económica que es, en carretera la Gladius tiene sus limitaciones, especialmente en el apartado de suspensiones (demasiado blandas). Pero por lo demás no echaremos nada en falta; potencia, agilidad, entrega…
AUTOPISTA
No se siente muy a gusto aerodinámicamente hablando por autopista, sobre todo cuando las velocidades de crucero superan los 140 km/h. En cuanto a ergonomía y posición de conducción, nada que objetar

SOLO +
La adopción del ABS potencia las cualidades de la Gladius, una moto perfecta para aprender a conducir

SOLO –
Es una moto pensada desde un inicio para ciudad, de ahí que el tacto de las suspensiones sea un tanto blando

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2061

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos