Suzuki MotoGP… la hora de los ingenieros
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Suzuki MotoGP… la hora de los ingenieros

Publicado

el

Para Suzuki se ha acabado lo de “jugar a las carreras”. Los entrenamientos celebrados a principios de esta semana en Jerez han supuesto una especie de punto final de un larguísimo periodo de dos años en los que la fábrica de Hamamatsu ha “entrenado” su retorno a los GGPP. La próxima vez que las nuevas GSX RR salten a la pista lo harán rodeados de los que en 2015 serán sus rivales.

 

Tenemos que encontrar velocidad, porque sino lo pasaremos mal en Qatar”, reconocía ayer por la tarde Davide Brivio mientras los componentes de su equipo recogían el box tras dos días de pruebas en el circuito andaluz. Bueno, en realidad fue medio día, ya que la climatología hizo que Aleix Espargaró y Maverick Viñales esperasen frustrados durante día y medio el momento para salir a la pista.

 

“Ha sido una pena” explicaba Aleix, “pero en este medio día hemos podido avanzar bastante. Hemos dado un paso adelante en el tema de la electrónica y hemos mejorado. También hemos avanzado un poco en la aerodinámica y hemos confirmado las sensaciones de Valencia. También hemos encontrado una serie de temas nuevos. Los ingenieros tienen un montón de información con la que trabajar este invierno de cara a Malasia”.

 

Las áreas en las que las que los técnicos de Suzuki tendrán que poner el foco no son ningún secreto: potencia, gestión electrónica y fiabilidad. En Jerez, Viñales rompió dos motores en ese medio día en los que pudo rodar. “Los problemas son los mismos que detectamos en Valencia”, explicaba Brivio con aparente tranquilidad. “No hemos tenido tiempo de corregir nada desde esos entrenamientos, así que no hay que rasgarse las vestiduras. Sabemos que tenemos un problema de fiabilidad. Nuestros ingenieros van a trabajar para solventarlos”.

 

Suzuki se presentaba en Jerez con tres motos, ya que de las cuatro utilizadas en Valencia un par de semanas antes, una voló a Japón para continuar su desarrollo en manos de Aoki y Tsuda, sus pilotos de pruebas. Un periodo que, como dicho, no permitió realizar cambios mayores, pero sí suficientes para intentar adaptar la compacta GSX RR a la talla XL de Aleix Espargaró.

 

En Valencia se había detectado que el piloto de Granollers no conseguía esconderse del todo dentro del carenado. Mitad de su casco quedaba por fuera, lo que llevó a que el viento agitase su cabeza en la recta. En Jerez, Espargaró contó con una cúpula más alta y con unas nuevas estriberas para permitirle ir más cómodo. Aleix también probó un nuevo escape, más corto que el llamativo –por feo y ruidoso- original. Un elemento que será modificado con seguridad, ya que las formas utilizadas quemaban la bota derecha del catalán. Espargaró es por motivos obvios la referencia en el proceso de desarrollo de la moto. Una labor que no le es nueva, ya que jugó el mismo papel tanto en Aprilia en sus temporadas en CRT como el pasado año como piloto referencia de Yamaha en la categoría Open.  

 

Cerrada pues la fase de desarrollo de su MotoGP, el balance interno en Suzuki se entiende como positivo. Estamos muy contentos porque nuestros pilotos están contentos”, analiza Brivio. “Esto es una buena señal. Aleix nos ha dado una buena información sobre en qué áreas debemos trabajar en la electrónica. En cuanto a Maverick, en estas pruebas ha podido hacerse una mejor idea de lo que es una MotoGP, de lo que se va a encontrar en febrero en los entrenamientos de Sepang. Obviamente nos vamos de aquí sabiendo, como siempre hemos dicho, que tenemos mucho trabajo por hacer”. Concretando, Espargaró a apuntado que hay que mejorar el control de tracción, el sistema antiwheelie y, obviamente, mejorar la potencia; la fiabilidad, se da por hecho.

 

En cuanto a Maverick, su papel dentro del proyecto de Suzuki es el de ir aprendiendo y creciendo al mismo tiempo que crece el propio proyecto. En Valencia, en su estreno sobre una MotoGP, rodó “a pelo”, sin cualquier apoyo/ayuda/complicación electrónica; en Jerez ya comenzó a familiarizarse con ella. “Creemos que tenemos a los dos pilotos ideales para nuestro proyecto. Ambos son jóvenes, uno tiene experiencia y ha corrido con muchos tipos de motos diferentes; el otro es nuevo en MotoGP pero ha demostrado en su trayectoria deportiva que se adapta muy rápido a cualquier tipo de moto. En cuanto a su capacidad de ir rápido, creo que todo el paddock está de acuerdo de que Viñales es una de los pilotos con más proyección”, Brivio.

 

“Hemos mejorado mucho con respecto a Valencia, estamos mucho más cerca de Aleix”, nos contaba Maverick al final de los entrenamientos sin ocultar su satisfacción. “Estamos más o menos a medio segundo y de ritmo bastante similar, así que, contento. Todavía tengo que hacerme con algunas características de MotoGP, como con el tema de los neumáticos. En Moto2 hay que ir de menos a más esperando que los neumáticos cojan temperatura; aquí es lo contrario, cuando mejor van es al principio, después bajan su rendimiento. Así que hoy no he podido aprovechar el neumático al máximo, pero bueno, paso a paso. Hay que seguir en la misma línea”. 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2053

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Los + leídos