Suzuki Inazuma 250: económica, robusta y con estética de moto grande
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Suzuki Inazuma 250: económica, robusta y con estética de moto grande

Publicado

el

La Suzuki Inazuma ya se presentó en 2011 en China y ahora llega, debidamente adaptada, a Europa. Aquí la casualidad es que favorece a todos los aspirantes al carnet A2, y la sorpresa, que resulta ser una buena moto a muy buen precio.

El toque final está en los intermitentes frontales integrados, el faro frontal, que además brinda un potente haz de luz, y el guardabarros exagerado, digno de la B-King. Eso la distingue de sus competidoras, algunas más tradicionales, como la Yamaha YBR, o menos creativas, como la Hyosung, o más de estilo deportivo, como la Kawasaki Ninja 300. En los semáforos sentía el respeto y la curiosidad de los demás urbanitas, y en un par de ocasiones me preguntaron: “¿Qué moto es?”.

El asiento está a sólo 780 mm del suelo, pero al ser ancho yo no llegaba de pie plano, aunque eso no afecta para nada a la sensación de control. Sus 183 kg se notan al moverla en parado, así que se maneja mucho mejor sentado encima:

Una vez en marcha: todo facilidades
Lo primero que hay que destacar son los conmutadores. Sin inventos, encuentras todos los botones en su sitio. Luego, el generoso display digital, que cuenta con gran cantidad de información, además de ser muy claro y legible, incluso de noche. Incluye indicador de gasolina, reloj horario, doble odómetro parcial, velocidad e incluso marcha engranada –un muy buen detalle, sin duda–; además, cuenta con un led programable indicador de mantenimiento y de modo de conducción: Normal o Económica. Este sistema consta de un indicador led blanco que en modo Normal parpadea entre 0 y 7.999 rpm y permanece fijo a partir de las 8.000 rpm. En el modo Económico está apagado entre las 0 y las 4.499 rpm; de 4.500 a 5.999 rpm (el régimen de menor consumo) parpadea, y a partir de las 6.000 vueltas se fija.

Especialmente diseñados para ella, los retrovisores son una grata sorpresa: amplios y claros. Más ergonomía a favor: la posición de brazos relajada y los pies bien apoyados en los amplios reposapiés con protector de goma. Definitivamente confortable, algo que ha prevalecido en toda la toma de decisiones de Suzuki para este modelo.

En ciudad, ¿quién dijo baches?

Hay que precisar que estaba en rodaje, pero para una 250 cc eché en falta algo de potencia en bajos cuando cruzamos un semáforo en ámbar o queremos salir con aceleración. Si nos mantenemos algo altos de revoluciones, la Suzuki acelera bien.

En carretera sorprende por su buen hacer. No le pidáis una conducción deportiva, pero si lo vuestra es enlazar curvas en cuarta sin tocar el freno, ésta es vuestra moto. También la posición de los semimanillares –que dejan los brazos algo doblados– y una caja de cambios correcta favorecen una conducción intuitiva y relajada. Se siente a gusto a partir de las 4.000 rpm, antes de eso no hay mucha potencia. La zona buena la encontramos entre las 5.000 y las 8.000 rpm, donde entrega su par máximo. Sus 24 CV declarados –y certificados en nuestro banco de pruebas– quedan algo justos si la comparamos con la última competencia. Aunque, sinceramente, no creo que eso realmente importe, y puede que incluso sea un arma a favor para aquellos que la elijan como primera moto. Y también hay algo tremendamente divertido en conducir una moto fácil, honesta, que controlas de sobras y con la que sólo debes preocuparte por realizar la trazada perfecta y disfrutar.

El sistema de frenada se lleva un notable. Dos discos de freno que funcionan realmente bien en caso de que se cruce un perro o si apuramos antes de una curva; eso sí, sin ABS deberéis vigilar para no bloquear la rueda trasera en caso de frenada fuerte, ya que es potente. También me sorprendió el buen trabajo de los neumáticos IRC Road Winner.

En Suzuki han primado los bajos costes de mantenimiento y revisiones. Su amplio depósito es de casi 14 l, y su consumo, de 3,9 l/100 km. Aprovechamos para decir que la reserva dura casi 60 km, como pude comprobar…

La verdad es que el resultado final es más que bueno, y a pesar de ser made in China va bastante mejor que lo que he probado proveniente de producciones similares.

Por Esther Nubiola

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos