Connect with us
Publicidad
suzukigsx-s750_2.jpg suzukigsx-s750_2.jpg

Pruebas

Suzuki GSX-S 750: La metamorfosis

Publicado

el

Suzuki vuelve a confiar en la cilindrada de los 750 cc para defender sus intereses en la convulsa categoría de naked de media-alta cilindrada, solo que en esta ocasión lo hace con su nueva GSX-S 750, la sustituta natural de su anterior GSR 750, que, por otro lado, no alcanzó las expectativas marcadas.

Para hacer borrón y cuenta nueva, los directivos de la marca decidieron girar el rumbo hacia la GSX-S 1000, hermana mayor de nuestra protagonista, aunque técnicamente tenga mucho más que ver con la GSR que con ella.

La base es la misma, pero se le han introducido una serie de cambios estratégicamente ideados para darle ese toque picante y de calidad que muchos echaban en falta en las GSR. La verdad es que lo han logrado, la GSX-S750 es una moto mejor elaborada, con una estética agresiva y unos acabados más cuidados. Pese a todo lo ganado en ergonomía y comodidad, es una deportiva en la sombra, que gracias a Suzuki pudimos probar en su salsa por las sinuosas carreteras cercanas a la localidad alicantina de Villajoyosa.

suzukigsx-s750_8.jpg

Esta Suzi no decepcionó; aunque tiene una posición de conducción razonable, su faceta sport queda patente desde el primer momento. El motor es un portento de suavidad, lo que también se extiende al cambio y embrague, y en potencia bruta ha ganado casi 10 caballos respecto a la GSR, algo que también se nota.

suzukigsx-s750_3.jpgLo mejor es que los cambios realizados en admisión, inyección, escape e incluso en transmisión no solo le confieren una respuesta más notable y contundente en bajos y medios, sino también una mejor capacidad de dosificación y una importante mejora en la facilidad de conducción y la seguridad gracias al sistema de control de tracción con tres posiciones. La parte ciclo va a la zaga; con la ayuda del nuevo basculante, el conjunto ha mejorado muchísimo y ahora nos encontramos ante una moto superestable a alta velocidad y con un paso por curva rapidísimo.

El tren delantero es muy ligero; al principio parece un poco impreciso, pero cuando te acostumbras a su sensibilidad, se le saca un gran partido al poder atacar los vértices de las curvas sin contemplaciones y enlazar curvas a velocidad de vértigo. Las suspensiones bien puestas de serie no buscan la radicalidad de reacciones, pero demuestran la rigidez precisa en conducción deportiva; además, los más exigentes siempre podrán echar mano de las múltiples posibilidades de reglaje que ofrecen tanto la horquilla invertida como el amortiguador posterior.

En lo que respecta a la frenada, se aprecia una importante mejora respecto a la GSR; las nuevas pinzas de cuatro pistones de anclaje radial y los discos lobulados le dan ese toque de deportividad y esa sensación de control total, incluso en las mejores apuradas.

Ha llegado una nueva naked que promete muchas alegrías, y es que la GSX-S 750 es una gran moto en todos los aspectos.

Cambios, pocos, pero efectivos

En lo referente al motor se ha mejorado la refrigeración, la capacidad pulmonar del airbox, la admisión –con unos inyectores más eficientes– y un sistema de escape 4-2-1, optimizado funcional y estéticamente.

Electrónicamente también ha mejorado, pero en este aspecto lo que llama la atención es el control de tracción, con tres niveles de intrusión y desconexión –para los más valientes.

Por último, el basculante pasa a ser de aluminio, equipa pinzas radiales Nissin, se monta una corona detrás de 43 dientes y, como detalle de exclusividad, se añaden de serie los nuevos Bridgestone Battlax S-21.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.045

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Publicidad

Los + leídos