Suzuki GSF 650 Bandit N
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Suzuki GSF 650 Bandit N

Publicado

el

Las primeras Bandit, aparecidas en 1989, venían equipadas con motores de 250 y 400 centímetros cúbicos, y son modelos que hoy ya han dejado de fabricarse. Luego llegaron las versiones de 600, 900 y 1.200 centímetros cúbicos, y, desde hace muy pocos años, las de 650 y 1.250 centímetros cúbicos.

La Bandit 650, la de estas páginas, incluyó, desde el año 2007, refrigeración por líquido, lo que a la postre aportaría una todavía mayor finura de funcionamiento al motor tetracilíndrico de esta motocicleta. Un motor, el de 2007, que sigue siendo el mismo que monta la última de las Bandit, y que ofrece 84,9 CV de potencia a 10.200 rpm y un par máximo de 6,2 kgm a 8.000 rpm.

 

Suave, en general

La Bandit es una moto que gira con gran finura. El motor del que acabamos de hablar, muy lleno y constante en la entrega de potencia, no es nada rumoroso ni vibra en ningún momento. Y a la finura de funcionamiento del conjunto mecánico hemos de sumar otros detalles que hacen aún más placentera la conducción. Tal es el caso del accionamiento del embrague, que es hidráulico en lugar de por cable, con un tacto muy bueno en tanto que esponjoso; y su maneta, como la del freno delantero, es regulable. No podemos decir lo mismo, sin embargo, del tacto de la palanca del cambio de velocidades, que resulta un poco duro, a la vez que cuesta encontrar el punto muerto.

Pero al margen de esto, repetimos, en líneas generales, la Bandit 650 N es una naked muy dulce y agradable de conducir, como la mayoría de las motocicletas de origen japonés que conforman su categoría. La posición de conducción es muy natural y, así, también muy relajada. El manillar y las estriberas, con goma tanto las del conductor como las del pasajero, están distribuidos de forma tal, que brazos y piernas quedan flexionados en una medida justa para que conductores que ronden el metro ochenta no se fatiguen. El asiento es cómodo y de un tamaño aceptable, con lo que las posaderas no acusarán el paso de los kilómetros. Se echa de menos, eso sí, un poco de protección aerodinámica, puesto que el faro, de nuevo diseño, no logra mantenernos a resguardo del viento frontal, y a alta velocidad las piernas tienden a abrirse.

 

Sorprendentemente manejable

Esta naked, presentada hace apenas cuatro meses, es una motocicleta pesada, no podemos negarlo. Con el depósito lleno, el peso declarado por la marca es de 244 kilogramos, una cifra considerable.

Pero luego, en la práctica, esto no supone ningún inconveniente para que la Bandit se mueva con cierta soltura. Si en parado es notable el peso que hay que desplazar, ayuda en las maniobras el hecho de que el radio de giro sea relativamente corto –dichas maniobras no serán tantas- y que se llegue con los pies al suelo sin problemas –el asiento es regulable a dos alturas, a 795 y 815 milímetros, para adecuarlo a nuestra talla-. También parece voluminosa, si bien luego se cuela entre coches sin más complicación que la provocada por el hecho de que los retrovisores sobresalen más de la cuenta y, en un segundo plano, que los automovilistas quieran o no dejarnos pasar (en Barcelona, afortunadamente, son cada vez más comprensivos y acceden). Es, a grandes rasgos, una motocicleta muy fácil y agradable de llevar por la ciudad.

Y en carretera, para la que es más indicada, tampoco lo hace nada mal. Bien es cierto que tantos kilos manifiestan ciertas inercias y que tiende a salir un poco abierta de las curvas, sí, pero en tramos revirados puede resultar muy divertida.

Las suspensiones trabajan muy bien –más la posterior, con bieletas que aportan progresividad, que la horquilla regulable en precarga de muelle, que con los tarados de serie se antoja algo blanda- y la Bandit 650 se muestra muy estable tanto entrando en la curva como trazándola o cambiando de dirección. Esto es así, no obstante, con un asfalto en buenas condiciones, porque cuando se muestra algo rizado y vamos a un ritmo algo más alegre de lo habitual, se aprecian ciertos flaneos en el tren delantero.

Por último, no podemos pasar por alto el compromiso manifestado por la frenada. Con dos discos de 310 milímetros delante, con pinzas de dos pistones, y un disco trasero, también con pinza de dos pistones, la Bandit frena mejor de lo esperado, destacando por el buen tacto y un mordiente suficiente para su peso. El sistema de frenada antibloqueo (ABS) es opcional, y su funcionamiento también es más que correcto.

 

Consumo moderado, gran autonomía

Uno de los secretos de este modelo es su motor. A lo fino que gira y lo bien que funciona su inyección electrónica de combustible (el sistema SDTV, Suzuki Dual Throttle Valve, procede de las GSX-R y optimiza la alimentación del motor con su doble mariposa), hemos de sumar que ofrece una muy buena respuesta a partir de las 5.000 rpm y hasta bien entradas las 10.000 rpm; es decir que es en la zona media-alta donde mejor trabaja. En la parte baja del tacómetro es más tranquilo, menos impetuoso, pero esto lo agradecerán los usuarios con poca experiencia y en una conducción por ciudad.

Además, este propulsor de cuatro cilindros presenta unos consumos bastante reducidos, de tan sólo 5,4 litros cada cien kilómetros, más propio de motores de menor cilindrada o con un menor número de cilindros. De esta manera, con un consuno tan contenido, la autonomía resulta muy elevada. Y es que con su depósito de combustible de 19 litros de capacidad, realizando una sencilla regla de tres, obtenemos una cobertura de 350 kilómetros entre un repostaje y otro. ¿Quién puede negarle entonces, con estos datos en la mano, amén de su calidad de marcha fruto de una confortable posición de conducción, ciertas aptitudes ruteras? Y es que esta Bandit carece del semicarenado de la versión S, pero es capaz de llevarnos de viaje sin problemas. Es capaz de eso y, como ya hemos visto, de mucho más.

 

Aprobada con nota

Otro de los secretos es, cómo no, su precio. Ajustadísimo a 6.299 euros (6.799 euros con sistema de frenada ABS), se corona en este apartado como la más económica de las motocicletas de su categoría, con un precio igualado sólo por el de la Kawasaki ER-6n, una bicilíndrica, al fin y al cabo. El resto de tetracilíndricas son bastante más costosas.

Detalles como éste, entre los muchos otros que ya hemos visto, hacen que la nueva Suzuki GSF 650 Bandit N se mantenga como una interesante opción entre todos aquellos usuarios que quieran dar el salto hacia una motocicleta más o menos potente y, a la vez, fácil de conducir. Y sobre todo, económicamente atractiva.

Por eso creemos que es justo que apruebe, y que lo haga con muy buena nota.

 

Solo +

-Motor lleno

-Finura de funcionamiento

-Bieletas

-Manejabilidad en carretera

-Consumos y autonomía

-Precio

 

Solo –

-Peso en parado

-Protección aerodinámica

-Cambio algo duro

 

 

Asi va en…

Ciudad

La altura del asiento es correcta, es fácil llegar con los pies al suelo, y el radio de giro es adecuadamente reducido, con lo que a la hora de manejarla entre coches sólo nos veremos perjudicados por un peso algo elevado.

Carretera

El motor empuja con solvencia y gran finura, es aceptablemente ágil entrando en la curva y en los cambios de dirección, y no frena nada mal; pero a pesar de las bieletas traseras, las suspensiones resultan algo blandas.

Autopista

La posición de conducción es muy natural y relajada, y es que es una motocicleta bastante cómoda, a la que sólo le falta algo de protección aerodinámica. El consumo es muy bajo y la autonomía, elevada.

 

FICHA TÉCNICA DE LA SUZUKI GSF 650 BANDIT N

Motor

Tipo de motor

4 cil. 4T LC DOHC 16 V

Cilindrada

656 cc

Diám. X carrera

65,5 x 48,7 mm x 4

Compresión

11,5:1

Potencia máx.

N.d.

Par máximo

N.d.

Alimentación

Inyección electrónica Mikuni SDTV, 36 mm

Encendido

Electrónico digital CDI

Arranque

Motor eléctrico

Embrague

Multidisco en baño de aceite

Cambio

De 6 relaciones

Transmisión

Por cadena sellada

Parte ciclo

Tipo chasis

Doble cuna en acero redondo

Basculante

Doble brazo en acero rectangular

Geometrías˚

26º y 108 mm de avance

Susp. Delantera

Horquilla hidráulica 41/130 mm, ajust. precarga

Susp. Trasera

Amort. bieletas 130 mm, ajust. prec. y extens.

Freno delantero

2 discos de 310 mm, pinzas 2 pist., ABS op.

Freno trasero

1 disco de 240 mm,  pinza 2 pist., ABS op.

Neumáticos

120/70 x 17 y 160/60 x 17

Banco de potencia

Potencia declarada

N.d.

Potencia en rueda

76,8 CV a 10.200 rpm

Potencia máx. Motor

84,9 CV a 10.200 rpm

Par declarado

N.d.

Par máximo motor

6,2 kgm a 8.000 rpm

Prestaciones

Vel. Máx real

+200 km/h

Vel. Marcador

+200 km/h

Pesos y dimensiones

Peso declarado

244 kg, en orden de marcha

Peso real seco

N.d.

Reparto de pesos

N.d.

Relación peso-pot.

2,87 kg/CV

Largo x alto x ancho

2.145 x 1.085 x 780 mm

Distancia entre ejes

1.470 mm

Altura asiento

2 posiciones, 795 / 815 mm

Cap. Depósito

19 l

Consumo medio

5,4 l/100 km

Autonomía

350 km

Guía del comprador

Precio

6.299 euros (6.799 con ABS)

Garantía

2 años

Importador

Suzuki Motor España S.A.U

Tel.

98 530 73 73

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos