PUBLICIDAD

Flipando con las Suzuki 125 como si fuese el TT

Os avisamos, no os dejéis engañar por la pequeña cilindridada de las motos, ni por el reducido tamaño del circuito de karts de Bruntingthorpe. La Suzuki All-Star 125 puede ser muuuy divertida.

Y es que no hay nada como correr sin la presión de poder ser penalizado, tener que lograr el mejor resultado posible para rascar puntos extremadamente valiosos, o el peligro de una Road Race.

Por eso, cuando estos pilotos acostumbrados a las Superbikes y a las Road Races se suben a las Suzuki GSX-S125S, en un circuito de karts, salen a darlo todo… ¡por la diversión!

Recordad que en muchas ocasiones, al igual que el mejor perfume y el peor veneno, la diversión también puede llegar en bote pequeño.

Deja un comentario