fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Suspensiones de plástico, adiós al acero

Imaginar unas suspensiones de plástico nos parece ciertamente una utopía, pero no es así, existen y funcionan, y no tardará en extenderse su uso.

Con la llegada de la nueva movilidad eléctrica la reducción de peso y la eficiencia aerodinámica han cobrado protagonismo, ya que influyen directamente en el consumo.

La reducción de peso se consigue optimizando el diseño de los componentes, con diseño generativo, que utiliza inteligencia artificial para reducir material, optimizar peso y mejorar su resistencia.

PUBLICIDAD Content_1

Y donde también se logra reducir peso es utilizando nuevos materiales más ligeros y resistentes o, con al menos, la misma resistencia del material que sustituyen.

Así, en automoción el hierro fue sustituido paulatinamente por el acero, el acero fue sustituido por el aluminio, el aluminio por la fibra de carbono y, ahora llega el plástico, que se extenderá a casi todos los componentes de nuestros vehículos.

El plástico reforzado con fibras -el CFRP-, ya sea de vidrio o de carbono, va tomando paulatinamente la delantera como material, ya que es fácil de fabricar, es muy ligero, es resistente a la intemperie y es capaz de absorber impactos y torsiones sin deformarse.

PUBLICIDAD Content_2

El plástico CFRP ya lo podemos ver en carenados, subchasis, soportes y en infinidad de pequeños componentes y accesorios. Los subchasis de las KTM de enduro son de este material, por ejemplo, y en la Yamaha de trial eléctrica también se usa profusamente.

Las suspensiones plásticas ya se han utilizado experimentalmente

Otro material increíblemente resistente y caro es el PEEK – poliéter éter cetona-, un plástico que en la industria aeroespacial y automotriz sustituye a pequeños componentes estructurales de acero, ya que tiene su misma resistencia con menos de la mitad de su peso.

La última frontera en la aplicación de los nuevos materiales son las suspensiones, componentes vitales en la estabilidad y seguridad de nuestros vehículos, motos y coches.

PUBLICIDAD Content_3

Éstos se resisten a emplear nuevos materiales, ya que los muelles o las barras de la horquilla, o el cuerpo principal de los amortiguadores, aún son de metal, principalmente aluminio y acero.

Y los muelles siempre son de acero, por sus características de resistencia y elasticidad. No se ha hallado ningún material que lo sustituya, hasta ahora…

PUBLICIDAD Mobile_Pos7

Y es que en el nuevo automóvil eléctrico experimental de la marca automovilística Mercedes, el EQXX, se han instalado unas novedosas suspensiones de plástico.

PUBLICIDAD Content_4
Foto de una suspensión de plástico
El Mercedes EQXX experimental equipa estas suspensiones de plástico reforzado con fibra de vidrio.

Son simples resortes, sin hidráulica, fabricados en plástico reforzado con fibra de vidrio, capaces de aguantar presiones, cambios de temperatura y la corrosión, y con una reducción de peso del 75% respecto a unas suspensiones convencionales.

No son ajustables, eso está claro, pero la reducción de peso es brutal. Si ya han llegado al mundo del automóvil, puede que pronto las veamos en alguna moto. Tiempo al tiempo…

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario