Connect with us
Publicidad

Noticias de motos

Stratospheric, una Ducati Monster de Rallies

Publicado

el

Los preparadores argentinos de Vida Bandida han querido rendir homenaje al Lancia Stratos HF de rallys de las décadas de los 70 y 80, con la Stratospheric, esta Ducati Monster hecha para comer barro.

Curiosamente parece que la casualidad, o el destino, tuvieron gran parte del mérito de la creación de esta preciosidad. Tocho, copropietario de Vida Bandida, le compró la moto a un amigo, de un amigo, cuyo padre se dedicaba a los rallys. Fue esa información la que arrancó en Tocho la idea que acabaría transformándose en la Stratospheric. Tocho recordó cuando él y su amigo Salvador, de niños, iban a ver las carreras de WRC de Córdoba. Una época en la que los coches de electrónica tenían más bien poca, o nada. Y de esos días le llegó la inspiración para esta preparación, basada en una Ducati Monster 696 de 2013.

Como casi siempre, el trabajo comenzó dejado la moto en el chasis y revisaron el motor a fondo para asegurarse de que ambas partes se encontraban en buen estado. El aspecto general de la moto era bueno, y su esencia era ideal para su proyecto, pero no el acabado. Un toque de rojo, blanco y verde, le aportó el toque deseado. Pero aún tenían mucho trabajo por delante.

Unos neumáticos protuberantes sobre llantas blancas, dan el contraste perfecto con el marco original rojo, al que añadieron pinchos metalizados para dar un aire más agresivo a la moto. El bastidor trasero lo dejaron de serie, pero sí que construyeron una sección de asiento y colín nuevos, en minucioso homenaje al diseño automotriz italiano de los años 70 y 80.

De hecho, la zaga fue el mayor desafío que tuvieron que afrontar al realizar esta Stratospheric. No hay más que ver la postura “voladora” del asiento, y la forma en que se unifican harmónicamente las luces del cuadro, cola y freno. El toque final, los escapes. Sobran las palabras, podéis ver vosotros mismos lo especiales que son.

Los chicos de Vida Bandida están más que satisfechos con el resultado de esta Ducati Monster inspirada en Rallys. “Es la primera vez que realizamos una moto con tantos colores, pero nos atrajo la idea porque era un auténtico desafío. También nos gusta la simplicidad que ha alcanzado la Stratospheric, que permite mostrar la esencia de la máquina”.
 

Noticias de motos

Adiós, Hayabusa… ¿Hola, Hayabusa?

Publicado

el

Adiós, Hayabusa… ¿Hola, Hayabusa?

A final de este mes de diciembre se acabará el plazo para poder vender motos que no superen la normativa Euro 4. Esto afecta directamente a supermotos como la Suzuki Hayabusa, cuyo cese de producción ha sido anunciado por Suzuki.

La Hayabusa cumple justo 20 años desde que fue presentada, en la cerrada categoría de ‘motos que superaban los 300 km/h’ y que fue inaugurado por la Honda CBR1100 XX Super Blackbird, club al que se unió posteriormente la Kawasaki ZX-12R.

La Hayabusa, de 1.299 c.c. y 178 CV, superaba los 300 km/h y esta escalada de velocidad máxima fue criticada por algunos medios y entidades, lo que obligó a los fabricantes japoneses a establecer un pacto no escrito en el que se comprometían a no fabricar motos que superasen los 300 km/h. Es por eso que desde hace años los velocímetros de las hiperdeportivas indican una velocidad máxima de 299 km/h, aunque luego las velocidades reales puedan ser superiores…

La Hayabusa sufrió una remodelación estética en 2007, acompañada de un aumento de cilindrada (1.340 c.c.) y de potencia (197 CV). Nadie más volvió a adentrarse en este sector de motos ‘caza-récord’ excepto Kawasaki, con su brutal ZZR1400.

Sin embargo, rumores procedentes de Japón (especialmente de nuestros compañeros de Young Machine, normalmente acertados) dicen que uno de los 20 nuevos modelos que Suzuki presentará en los próximos tres años será una nueva Hayabusa, muy, muy potente, así que quizás tras el ‘Adiós, Hayabusa’ de diciembre, habrá que decir ‘Hola, Hayabusa’.

Seguir leyendo

Destacado

Honda CX 500 Turbo, ¿adelantada a su época… o moto ilógica?

Publicado

el

Honda CX 500 Turbo

La marca del ala dorada nos pilló a todos por sorpresa cuando en 1982 presentó su Honda CX 500 Turbo, que, efectivamente, tomaba prestado el relativamente tranquilo bicicilíndrico en V transversal (como en una Guzzi, vamos) de su CX 500, que entregaba 50 CV, y le incorporó un turbocompresor, un elemento que empezaba a ser común en los automóviles deportivos de la época, pero inédito en el mundo de las motos de serie hasta la fecha.

Con el turbo girando a 200.000 rpm el bicilíndrico aumentaba su potencia en un considerable 60%, llegando a unos destacables 82 CV y un par de 8 kgm nada menos. Con un peso en seco de algo más de 200 kg, la CX 500 Turbo aceleraba mejor que algunas 1000 de la época.

Desde luego, el motor debió reforzarse para soportar la mayor potencia y todo el conjunto ser vistió adecuadamente, con una futurista carrocería y unas preciosas llantas Comstar doradas. En cada uno de sus dos escapes se podía leer claramente la palabra Turbo.

Muy pronto la competencia se sumó a la moda Turbo y Suzuki (XN85), Yamaha (XJ650LJ Seca Turbo) y Kawasaki (GPZ 750 Turbo) se sumaron a la fiesta, esta última, con la de mayor cilindrada y potencia (112 CV).

Honda reaccionó y creó la CX 650 Turbo, pero la tecnología de aquella época no era la de ahora: el turbo tenía un desfase en la entrega de potencia difícil de gestionar, la moto era cara de fabricar y la parte ciclo no estaba a la altura de la potencia. Tan solo dos años después de la primera CX 500 Turbo, en 1984 se dejaron de fabricar las 650 Turbo. Kawasaki resistió dos años más antes de desaparecer…

Seguir leyendo

Noticias de motos

Pursang E-Street, espíritu retro con alma eléctrica

Publicado

el

Pursang E-Street

Seguramente a alguno os habrán venido viejos recuerdos a la mente tan solo con leer la palabra Pursang. Y es que, la Bultaco Pursang marcó a toda una generación.

Uno de esos motoristas enamorados del modelo es Jim Palau-Ribes, que ha lanzado la marca Pursang y, con la tecnología de Torrot, presentó en EICMA 2018 la Pursang E-Street eléctrica.

Una reinterpretación del mítico modelo, que conserva su estética o espíritu retro, pero que incorpora modernas tecnologías y un motor eléctrico, algo de lo que no podía presumir el modelo original.

Fabricada en España, la Pursang E-Street se propulsa con un motor eléctrico Ashwoods sin escobillas, de 48V, y cuenta con dos baterías Torrot ubicadas bajo la zona del colín.

Según Pursang, la moto puede alcanzar una autonomía de 90 kilómetros en conducción deportiva y hasta 120 kilómetros por ciudad, aunque tienen previsto proveerla de baterías con mayor capacidad.

Su velocidad máxima está limitada a 120 km/h.

La Pursang E-Street estará disponible en dos versiones. La básica, con chasis mezcla de acero y aluminio, y una más equipada con chasis realizado completamente en aluminio y carrocería de carbono, que se llamará Pursang E-Street Big Bore.

Seguir leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.032

Suscripción en papel: https://www.quierounarevista.com/solomoto Descargar la revista o suscripción digital en: kioscoymas

Los + leídos