¿Son seguros tus guantes?
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

¿Son seguros tus guantes?

Publicado

el

En prácticamente todos los ámbitos laborales existe una normativa de obligado cumplimiento en lo que se refiere a equipamiento de seguridad. Los bomberos, los cuerpos de seguridad, los que deben tratar con material radiactivo o infeccioso… todos ellos tienen la suerte de que para ejercer su trabajo una ley obliga a que su equipamiento debe superar unas pruebas de resistencia. Y las marcas deben fabricar este equipamiento según estas normas para luego pasar la correspondiente prueba de homologación o certificación. Curiosamente no se regula o aplica ninguna norma obligatoria sobre equipamiento en todos aquellos trabajos en los que se debe montar en moto…

Normas haylas
En el marco de la directiva 89/686/CEE de comercialización de Equipos de Protección Individual -denominados con el acrónimo EPIs-, del real decreto 1407/1992, se describen los mecanismos de certificación de estos equipos –prendas que van desde cascos a guantes, pasando por botas o chaquetas-. En esta directiva se definen tres categorías, siendo la número 3 la referente a protección antes riesgos térmicos –fuego o frío- o impactos mecánicos y la número 1 la referente a protección ante peligros mortales. La número 2 sería la que se aplica al equipamiento motorista.

O sea, que sí existe una norma para la fabricación de equipamiento motorista, lo que ocurre es que no se ha formulado la ley que obliga a que todo equipamiento motorista debe cumplir estas normas, y derivado de esto, que todos los motoristas se equipen con estas prendas… Pero todo llegará.

Para comprobar cómo se hacen estas pruebas nos dirigimos al laboratorio técnico Leitat, situado en las cercanías de Barcelona. Esta empresa es un laboratorio técnico de nuevas tecnologías y ensayos de nuevos productos en el que existen diferentes departamentos, cada uno especializado en un tema. Incluso hay un departamento de I+D en el que inventan y desarrollan cosas innovadoras en cualquier ámbito de aplicación. Movidos por nuestra curiosidad llegamos a distinguir entre sus desarrollos secretos una prenda motorista autoiluminada, pero éste es un tema que nos prohibieron explicar con detalle…

Marcaje
En el mercado existen multitud de prendas motoristas a la venta, pero la gran mayoría de ellas, por no decir todas, no cumplen con la directiva europea sobre seguridad. ¿Cómo comprobarlo? En su etiquetado debe quedar bien claro con la inclusión del logo CE y el correspondiente pictograma –una moto-, además del nombre o marca registrados del fabricante, la talla, el número de la directiva europea, el tipo de materiales utilizados y la etiqueta con los símbolos de conservación.

Para comprobarlo, una breve ronda por algunas tiendas de venta de equipamiento motorista dejó bien claro que esto de la homologación todavía es una anécdota…

En las instalaciones de Leitat hace ya muchos años que comprueban y testan equipamiento de protección para cuerpos de seguridad, bomberos y todos los oficios en los que el trabajador está expuesto a un riesgo. La comprobación del equipamiento motorista es algo relativamente reciente respecto a la homologación del resto del equipamiento de seguridad. Siguiendo la normativa, se ha diseñado una maquinaria de pruebas que se adapta específicamente a la batería de pruebas de homologación de guantes, chaquetas y botas. La homologación de cascos no entra dentro de esta nueva reglamentación ya que como todos sabéis, hace años que es obligatorio llevar cascos homologados. Muchos de estos aparatos de pruebas han sido adaptados de otras pruebas, mientras que la gran mayoría han sido fabricados desde cero. En un recuadro aparte podréis ver el listado completo de las pruebas de homologación. Las pruebas que debe superar el guante se subdividen en pruebas de resistencia física –las más espectaculares y comerciales-, ergonómicas y químicas. Las pruebas químicas incluyen comprobar la resistencia a la decoloración –por exposición a rayos ultravioleta, a ciertos agentes, al agua- y su contenido de cromo –muy tóxico-. Las pruebas ergonómicas incluyen el tallaje, la facilidad de movimientos, el área protegida o comprobar si existen elementos rígidos en su exterior. Por último, las pruebas físicas certificarán su resistencia al arrastre, al punzonamiento, al corte, al desgarro, etc. Una batería de pruebas que en caso de ser superada otorgará al guante la certificación, por lo que en su etiquetado figurará el correspondiente logo y el código.La pregunta que se desprende tras este escrito es: ¿Son realmente seguros mis guantes? Una breve mirada a su interior te lo aclarará. Si llevan la etiqueta de homologación, serán 100 % seguros. Si no la llevan, su resistencia y seguridad sólo vendrá avalada por el prestigio de su fabricante.

Clica aquí para saber TODAS LAS PRUEBAS QUE PASAN LOS GUANTES PARA SER HOMOLOGADOS

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2055

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos