Connect with us
Publicidad

Enduro y Raids

Silk Way Rally 2019: Sunderland, más líder tras vencer también en el Rally Ruta de la Seda 

Publicado

el

Silk Way Rally

Dos de dos para el líder Sam Sunderland. El piloto de KTM ha conquistado también la victoria en el Silk Way Rally, la segunda ronda del Campeonato del Mundo FIM de Cross-Country Rallies 2019

Andrew ShortAdrien Van Beveren han sido sus acompañantes en el podio tras diez jornadas de competición y 5.000 kilómetros entre Irkutsk -Rusia- y Dunhuang -en China-, cruzando Mongolia.

El Campeonato del Mundo FIM de Cross-Country Rallies 2019 se reanudó el pasado 6 de julio con el arranque del Silk Way Rally, la segunda de las cuatro citas que forman esta temporada el calendario para los principales equipos y pilotos de la especialidad.

Este 2019 se cumplen diez años del Silk Way Rally o Rally Ruta de la Seda, aunque nunca antes habían participado las motocicletas en la carrera. No en vano, hasta ahora, había sido únicamente para coches y camiones. Pues bien, 24 pilotos en dicha categoría han sido los valientes en disputarlo y, como no podía ser de otra manera, las escuadras oficiales de Honda, KTM, Husqvarna, Hero o Yamaha no han faltado a la cita.

El recorrido de esta edición ha sido muy heterogéneo y sus participantes han tenido que afrontar diez complicadas etapas en diferentes terrenos: desde la taiga rusa, a pistas embarradas y pedregosas, las llanuras de la estepa mongolesa y, para acabar, el desierto del Gobi, entre Mongolia y China, que terminó por poner el orden final a la carrera. En definitiva, 5.000 kilómetros de carrera entre Irkutsk –Rusia– y Dunhuang –en China–, cruzando Mongolia.

La etapa más larga, la octava, se celebró ya en China, y tuvo 786,11 kilómetros; de ellos, 326,60 de especial cronometrada. La especial más larga, por el contrario, se disputó en Mongolia, en un bucle en la capital, Ulan Bator, con 470,19 kilómetros.

Etapa 1: Benavides, primer líder de motos del Silk Way Rally

Tras celebrarse las preceptivas verificaciones administrativas y técnicas, la acción empezó propiamente el domingo 7 de julio, con la disputa de la primera etapa entre la ciudad de Irkutsk y Baykalsk, en los alrededores del Lago Baikal, el lago más profundo del mundo.

La primera etapa de este Silk Way Rally, entre Irkutsk y Biakalsk, contó con un total de 255,53 kilómetros y una especial de únicamente 50,87 kilómetros en un terreno duro en su práctica mayoría en plena taiga siberiana, con pistas que cruzaban bosques y algunos cauces de ríos para acabar acampando a la orilla del gran Lago Baikal; el más profundo del mundo.

El piloto del Monster Energy Honda Team Kevin Benavides colocó al término del día su nombre en los libros de historia del Silk Way Rally al convertirse en el primer líder de la carrera en el debut de la categoría Motos. El mejor de los nuestros, su compañero Joan Barreda, cuarto clasificado.

La lluvia caída durante la jornada anterior, y también durante la noche, habían dejado las pistas llenas de barro y con algunos charcos que entrañaban ciertos riesgos. De ahí que los pilotos forjados en el Enduro se mostraran más cómodos encima de la moto que el resto de sus compañeros de paddock. Asimismo, otros pilotos prefirieron no arriesgarse a sufrir una posible caída.

El más rápido de esta primera y corta jornada de competición fue, como decíamos, el piloto argentino del Monster Energy Honda Team Kevin Benavides, que terminó la especial cronometrada en poco más de 30 minutos para convertirse en el primer líder de la carrera, con 36 segundos sobre su hermano Luciano, enrolado en el KTM Factory Racing Team.

El último inquilino del podio, el francés Xavier De Soultrait; clasificado justo por delante de Joan Barreda, el mejor de los españoles en liza y que cedía un tiempo mínimo.

También brilló en esta etapa otro de los nuestros, Oriol Mena, del Hero Motorsports Team Rally, que cerró el ‘top ten’ después de finalizar a 3 minutos 31 segundos del vencedor.

El Rally de La Ruta de la Seda también arrancó con Laia Sanz en acción. A la española, no la habíamos visto hasta ahora en raids al haber centrado su preparación en competir en algunas citas extremas como la última edición del Erzbergrodeo Red Bull Hare Scramble. Pues bien, aquí reaparecía para sumar kilómetros de cara a continuar entrenando para el Dakar 2020.

Compitiendo en su moto de rally por primera vez desde el pasado Dakar, Sanz utilizó la primera etapa para reencontrarse con la navegación y la técnica del rally de fondo. Y a pesar de que tuvo la poco envidiable tarea de abrir la especial cronometrada, la barcelonesa cuajó una excelente etapa para clasificarse décimo quinta; a menos de nueve minutos del líder.

Etapa 2: Mena termina ¡¡segundo!!

Taiga es el nombre que se le da al bosque siberiano. Las pistas que se encuentran en esos bosques son mayormente de tierra y piedras e, incluso en verano, húmedas y con algunos barrizales. Pues bien, la segunda etapa del Silk Way Rally transcurrió de pleno en este terreno tan diferente de la pampa y los desiertos, territorios más habituales en las contiendas de los pilotos de rally.

Celebrada en lunes, con salida, en Baikalsk y llegada en Ulan Ude, tras 413,72 kilómetros; 207 de ellos, bajo el cronómetro, tuvo, con permiso del vencedor, Sam Sunderland, en Oriol Mena a su gran protagonista. No en vano, el español lograba su mejor clasificación de siempre hasta ese momento en una prueba del Mundial de Raids.

A Kevin Benavides, vencedor de la primera etapa, le tocó abrir pista, y lo hizo de principio a final. 212 kilómetros de especial con caminos estrechos y llenos de trampas en forma de baches y piedras en medio de la pista. Al dejar la parte boscosa, se pasó a una parte más rápida y, también con algo más de navegación. El pasado endurista del piloto argentino jugó a su favor y logró minimizar el hándicap de abrir pista durante toda la especial para terminar con un buen crono –cuarto a poco más de un minuto del ganador– que le mantenía en la primera posición en la provisional de la carrera.

El más rápido fue el piloto británico del Red Bull KTM Rally Factory Team Sam Sunderland, que terminó la especial cronometrada con un total de 2 horas 20 minutos y 30 segundos. A continuación, como explicábamos, Oriol Mena a escasos ¡¡30 segundos!!, mientras que su compañero en Hero Paulo Golçalves completó el podio a 50 segundos del inglés.

En cuanto a Joan Barreda, compañero del líder, sin poder pilotar a sus anchas, y en condiciones un tanto desfavorables para él, consiguió superar una etapa complicada. Barreda terminó a 2 minutos y 40 segundos del vencedor del día y ocupaba la quinta posición de la general a una distancia similar del líder; justo por delante de Mena, clasificado a 24 segundos del español de Honda.

Laia Sanz, por su parte, continuó reencontrándose con su KTM 450 RALLY. Manteniendo un ritmo sólido en un formidable escenario, cerró la etapa en el décimo lugar para escalar hasta el undécimo puesto en la clasificación general.

Etapa 3: Doblete del Monster Energy Honda

La tercera etapa del Silk Way Rally 2019, entre Ulan Ude y la capital de Mongolia, Ulan Bator, y con un total de 691,35 kilómetros de etapa, aunque tan solo 243 lo fueron bajo el cronómetro, tuvo un alto protagonismo del Monster Energy Honda Team, con victoria parcial nuevamente para Kevin Benavides y el segundo y luchado lugar para Joan Barreda.

El rally dejó atrás Rusia para adentrarse en Mongolia, el país del eterno cielo azul. Cambio evidente del escenario: del predominio de la taiga se pasaba a las estepas que caracterizan un país con amplia variedad de terreno: bosques, montañas, llanuras… y el desierto del Gobi, en el sur. La especial de ese martes transcurrió íntegramente en Mongolia tras un enlace por carretera desde Ulan Ude hasta pasar el puesto fronterizo mongol. El terreno, por cierto, mucho más duro y con algunas piedras, empezaba a incrementar la velocidad y el ritmo de carrera.

El campamento se ubicó cerca de la capital del país, Ulan Bator, utilizando las infraestructuras del nuevo aeropuerto que se está construyendo.

Pues bien, el líder de la clasificación provisional, Kevin Benavides, consiguió su segunda victoria en esta tercera etapa del Silk Way Rally tras imponer un buen ritmo desde el inicio de la especial. Como decíamos, su compañero en el Monster Energy Honda Team, el español Joan Barreda, a pesar de un pequeño percance al inicio de la especial, aprovechó para atacar en la parte final, manteniendo una gran lucha con el propio Benavides en busca del mejor tiempo del día que, finalmente, acabó marcando el argentino.

Barreda se quedó en segundo lugar, a 30 segundos de un vencedor de etapa que mantenía y ampliaba así su liderato. Por su parte, Barreda, ascendía hasta la tercera posición provisional en la tabla.

¿Y Oriol Mena? Octavo en esta etapa para situarse en la sexta plaza en la combinada, a casi 10 minutos de Benavides.

A pesar de no sentirse del todo cómoda, Laia Sanz prosiguió marcando buenos tiempos de etapa, terminando en el puesto 13 para ocupar ese mismo lugar en la clasificación general.

Etapa 4: Sunderland vuelve a ganar y problemas mecánicos para Benavides

Al día siguiente se celebró la cuarta etapa, primera parte de la etapa maratón, con un bucle alrededor de la capital de Mongolia, Ulan Bator. De los 476,96 kilómetros de etapa, se disputaron 470,19 de especial; siendo la especial más larga de la carrera, lo que exigió una gran dosis de concentración durante las más de cuatro horas que los participantes estuvieron encima de la moto.

Una vez llegados a la meta, los pilotos pudieron dejar la moto en el parque cerrado. Y allí fueron únicamente los mismos participantes en la carrera los que pudieron acceder al mismo para el mantenimiento de sus motos.

Nuevamente, Joan Barreda llevaba un alto ritmo en la etapa, abriendo pista una vez pudo alcanzar a su compañero Kevin Benavides e incluso llegó a liderar la jornada durante gran parte de la especial. Sin embargo, un pequeño error de navegación en una complicada nota del libro de ruta, le hizo perder algo de tiempo, aunque pudo acabar el día en el podio para seguir tercero de la general, a un solo segundo del segundo clasificado.

El vencedor, Sam Sunderland, en esta ocasión escoltado por Luciano Benavides, segundo, y el propio Barreda, tercero.

¿Y el líder? ¿Y Kevin Benavides? En el kilómetro 40 perdió un tornillo del apoyo del freno, y tuvo que completar el resto de la especial, 430 kilómetros, sin freno delantero. “Ha sido un poco peligroso, la verdad, complicado intentar completar la etapa con una cierta velocidad y no pasarte, porque una caída hubiera sido mucho más grave. He perdido bastante tiempo y ahora tendré que trabajar un poco en la moto, intentando fijar el freno y salir mañana a terminar la etapa maratón como pueda”, explicaba el argentino. Al final, duodécimo y perdiendo 18 minutos. El piloto del Monster Energy Honda cedía así el liderato de la carrera en favor de Sam Sunderland y bajaba hasta la cuarta plaza a algo más de un cuarto de hora del primer clasificado.

Oriol Mena, por su parte, acababa la etapa octavo para colocarse en el ‘top five’ de la prueba; justo por detrás de Kevin Benavides.

Laia Sanz realizó una excelente cuarta etapa completando el día justo fuera del top 10; en el 11º. Con cada vez mayor confianza en su moto, la española estaba lista para avanzar en la segunda mitad de la etapa de maratón, así como en el resto del rally.

Etapa 5: Sunderland abre hueco

Los pilotos pudieron arreglar sus motos en el parque cerrado al final del día anterior para tomar la salida de la quinta etapa, entre Ulan Bator y Mandalgovi. Una especial de 337 kilómetros y únicamente 27,6 kilómetros de enlaces por pistas rápidas de piso duro con algunas partes de pistas pedregosas.

En plena estepa se desarrolló esta quinta etapa, segunda parte de la etapa maratón. Ya de lleno en Mongolia, los pilotos pasaron por terrenos pedregosos, con baches, algunas pistas de montaña con ondulaciones hasta llegar a 1,600 metros de altitud y también algunos fuera-pista. El polvo jugó en contra de los pilotos que querían ganar tiempo a sus rivales. Los 337 kilómetros de especial fueron bastante selectivos tras una exigente etapa maratón.

Kevin Benavides, el ex líder de la carrera, pudo reparar por tarde su Honda CRF450 RALLY y fijar los tornillos a su pinza de freno para tomar la salida en condiciones; aquí, en Ulan Bator. El argentino partió atrás, pero a pesar de encontrarse bastante polvo por el camino, pronto pudo establecer un buen ritmo con el que logró terminar en segunda posición del día y colocarse tercero en la provisional.

Caída para Joan Barreda, quién saliendo desde la tercera posición, estaba luchando por vencer la especial. En el primer control de paso había marcado el mejor tiempo parcial, pero sobre el kilómetro 122 una caída cuando intentaba adelantar a Luciano Benavides echó por tierra sus opciones. Por suerte, pudo reincorporarse y continuar, pero ya sin el mismo ritmo y llegando muy retrasado al final de la especial, décimo tercero y cediendo casi tres horas en la general.

El ganador de la etapa, el mismo que ayer: Sam Sunderland, que aumentaba su ventaja al frente de la tabla hasta algo más de 13 minutos sobre su compañero de marca Luciano Benavides.

Con su mejor actuación en lo que se llevaba disputado de rally, Laia Sanz destacó en esta rápida y fluida quinta etapa para marcar el octavo mejor tiempo de la jornada; a solo nueve minutos de su compañero de equipo Sam Sunderland y solo 21 segundos por detrás de Luciano Benavides, séptimo. De ahí que la multicampeona mundial de enduro y trial ocupara ya el noveno lugar en la clasificación provisional.

Oriol Mena, por su parte, acababa justo tras Sanz para mantenerse en la quinta plaza en la Scratch.

Etapa 6: Mena se lleva su primer etapa en un gran raid

De nuevo, pistas rápidas por las estepas mongolas y con constantes cambios de dirección que hicieron que los pilotos no pudieran prestar atención al extraordinario paisaje al tener que estar muy atentos a las indicaciones del road book para evitar equivocarse en la ruta.

Las mil pistas de Mongolia complicaron muy mucho la sexta jornada del Silk Way Rally en cuanto a navegación se refiere. La parte final del recorrido del día, 408,17 kilómetros de especial cronometrada entre Mandalgovi y Dalanzadgad, llevaba una difícil parte de navegación en la que algunos pilotos perdieron tiempo para encontrar el buen camino. Antes, pistas muy rápidas, como los días anteriores, por zonas de la estepa mongola.

Después de la caída sufrida en la etapa anterior, Joan Barreda resurgió de sus cenizas cual fénix marcando muy buenos cronos en los parciales para terminar en tercer lugar; a tres minutos del vencedor de la especial… ¡¡Oriol Mena!!

En efecto, el español del Hero Motorsports Team Rally, con un pilotaje soberbio, conquistó por fin su primera victoria parcial en una cita del Campeonato del Mundo FIM de Cross-Country; también la primera para Hero MotoSports. Un triunfo histórico y muy perseguido y deseado que además le situaban en el segundo puesto de la provisional a poco más de 21 minutos del líder, un Sam Sunderland clasificado a la postre en la cuarta plaza.

No contaba Kevin Benavides, por su parte, con las complicaciones del final de la jornada. El argentino estaba teniendo un buen día, marcando tiempos para no ceder mucho tiempo e intentar atacar en las siguientes etapas hasta que llegó al último tramo antes de llegar a la meta de Dalanzadgad. Unas confusas notas hicieron que el piloto de Honda, así como otros varios pilotos, perdiera mucho tiempo intentando encontrar el camino correcto. ¿Consecuencias? Décimo tercero en la etapa y descenso hasta el séptimo puesto en la provisional.

Esta sexta etapa también fue de lo más productiva y exitosa para otro de los nuestros, para Laia Sanz. No en vano, la de KTM utilizó su experiencia y habilidad para navegar hábilmente por el complicado escenario mongol y alzarse a la postre con el quinto mejor tiempo del día; a escasos segundos de Sam Sunderland. Sanz escalaba así hasta el octavo lugar en la clasificación provisional.

Etapa 7: La tranquilidad antes de la tormenta

La séptima etapa, ya en sábado, no contó con especial contra el cronometro. Sin embargo, los pilotos no tuvieron jornada de descanso ya que se encontraron con una etapa de enlace desde Dalanzadgad hasta Bayinbaolige. Ni más ni menos que 550,66 kilómetros desde el último campamento en Mongolia hasta el nuevo vivac, ya en China.

Etapa 8: Benavides se apunta la tercera victoria de etapa

La octava etapa del Silk Way Rally, la primera disputada en China, resultó de las más desafiantes. No en vano, ofreció una gran variedad de superficies, desde terreno duro, pistas abiertas, arena y, lo más destacado, fue la primera gran dosis de dunas por las que los participantes tuvieron que moverse.

Tras un largo enlace de 430,37 kilómetros y la especial de 326,6 kilómetros, un último enlace de 29,14 kilómetros llevó a los pilotos hasta el vivac de Alashan.

Sin duda, el terreno de la etapa le gustó muy mucho a Kevin Benavides, que terminó la especial en primera posición, marcando un total de 4 horas, 20 minutos y 37 segundos. El argentino se encontró cómodo en un terreno parecido a su zona habitual de entrenamiento.

A su compañero del Monster Energy Honda Team Nacho Cornejo tampoco le fue mal la octava etapa y llegó en una muy buena cuarta posición; justo por detrás de Adrien Van Beveren y Paulo Golçalves.

También Joan Barreda se sintió cómodo. Después de alcanzar a los dos pilotos que tenía por delante, el español fue el encargado de abrir gran parte de la especial. A pesar del hándicap, el Barreda terminó el sexto del día, siendo además el mejor piloto patrio.

A pesar de la naturaleza exigente de la etapa del día, Laia Sanz apretó los dientes y mantuvo un ritmo seguro en todo momento. Físicamente cansada hacia el final de la especial de 326 kilómetros, la de KTM optó por relajarse un poco, centrarse en la navegación y llevar su moto sana y salva hasta el vivac. Al final del día, duodécima plaza para mantenerse en el octavo lugar de una clasificación general comandada todavía por su compañero Sam Sunderland, a la postre octavo.

Oriol Mena, por su parte concluía noveno para descender hasta el sexto puesto en la scratch.

Etapa 9: El turno de Short para poner cerco al podio

La penúltima etapa del rally, entre Alashan y Jiayuguan, contó con un total de 501,2 kilómetros, de los cuales 290,30 fueron bajo el cronómetro. ¿Los obstáculos? Las dunas del gran y espectacular desierto de Gobi. Pistas abiertas, mucha duna… pero lo más exigente física y mentalmente, el calor que reina en el desierto chino y que convirtió la navegación en toda una prueba de fuego.

En esta penúltima etapa, el mejor fue el estadounidense Andrew Short, vencedor por delante de Paulo Golçalves, segundo, y Adrien Van Beveren, tercero. El líder, Sam Sunderland, cuarto, ampliando además su ventaja al frente de la carrera; hasta casi los 23 minutos con respecto a su primer perseguidor, el propio Short.

El resto de candidatos al podio, no muy lejos. Kevin Benavides y Joan Barreda, sexto y séptimo, respectivamente.

Benavides partía en primer lugar tras la victoria del día anterior, pero pudo llevar un buen ritmo hasta llegar al vivac de Jiayuguan. Barreda, por su parte, también lo intentó a pesar de no estar demasiado cómodo con el terreno.

En cuanto a Oriol Mena y Laia Sanz, el ganador de la Etapa 6 del raid completó el ‘top ten’ para seguir una jornada más en el noveno puesto, mientras que la nueve veces finalista del Dakar se clasificaba undécima para subir hasta el séptimo puesto en la provisional.

Etapa 10: Benavides cosecha su cuarto parcial

La segunda prueba del Mundial FIM de Cross-Country 2019, el Silk Way Rally ha finalizado hoy. Y lo ha hecho con una nueva victoria de etapa para el argentino del Monster Energy Honda Team Kevin Benavides en la que ha sido su primera participación en la cita.

Más de la mitad del total del recorrido entre la ciudad rusa de Irkutsk, donde empezó hace diez días, y la meta final en China, han sido especiales cronometradas y multitud de terrenos diferentes por los que los participantes han tenido que superar. En esta última jornada, 255 kilómetros muy rápidos, por piso duro y sin gran dosis de navegación para llegar a Dunhuang, la gran ciudad en pleno desierto del Gobi.

A pesar de salir a por todas, Kevin Benavides no ha podido cumplir su cometido de finalizar en el podio. La victoria en esta etapa final, la cuarta del argentino en este Silk Way Rally, sin embargo, no ha sido suficiente y, tras más de 26 horas de carrera, 36 segundos le han separado del podio.

No ha habido sorpresas y el vencedor de este primer raid Ruta de la Seda con la participación de las motos se lo ha acabado adjudicando Sam Sunderland, sexto clasificado hoy a algo más de 4 minutos de Benavides.

Con tres victorias de etapa –una de ellas, la quinta, abriendo–, el ganador del pasado Dakar ha sumado así su segundo triunfo consecutivo en el Campeonato del Mundo FIM de Cross-Country Rallyes 2019 y ha ampliado un poco más su ventaja en la provisional llegados al ecuador del mismo.

En cuanto a los españoles, Joan Barreda ha llevado buen ritmo en esta última etapa, finalizando en cuarta posición para terminar noveno en la clasificación final.

Laia Sanz, por su parte, ha cruzado la meta décimo tercera, minimizando cualquier posible error y salvaguardando su posición en la clasificación general. La Campeona Femenina de Dakar, en su primera incursión en el Campeonato del Mundo de FIM de Cross-Country Rallies de este año, ha obtenido un excelente séptimo lugar en general; superando a muchos de los participantes habituales del campeonato.

Oriol Mena, en cambio, hoy ha sido noveno para remachar su magnífico sexto puesto en la general. El mejor de los nuestros a lo largo de estos diez días de competición.

La tercera prueba del Campeonato del Mundo FIM de Cross-Country Rallies 2019, Atacama Rally, tendrá lugar del 1 al 7 de setiembre, desafiando las increíbles dunas del desierto de Atacama.

Este año, la carrera andina se desarrollará nuevamente en sistema de ‘loup’, incorporando nuevos sectores desérticos, donde los competidores podrán  desarrollar todo su nivel y habilidad para sortear el desierto más árido del mundo.

La novedad para este 2019 será la etapa 3 donde se desarrollará el gran marathon de Atacama. Aquí la estrategia de cada competidor será fundamental para poder sortear esta exigente etapa. Así, y entre dunas, valles, montañas, ríos secos y zonas costeras, se recorrerán más de 1.200 kilómetros de especial cronometrada llevando al máximo la adrenalina y la pasión por desafiar uno de los rallies más increíbles del Campeonato del Mundo de la especialidad.

Clasificación Silk Way Rally 2019

1. Sam SUNDERLAND (KTM), 26h12:47 segundos

2. Andrew SHORT (Husqvarna),a 20:22 segundos

3. Adrien VAN BEVEREN (Yamaha), a 21:02 segundos

4. Kevin BENAVIDES (Honda), a 21:37 segundos 

5. Luciano BENAVIDES (KTM), a 36:50 segundos

6. Oriol MENA (Hero), a 51:50 segundos

7. Laia SANZ (KTM), a 1h56:26 segundos

9. Joan BARREDA (Honda), a 2h54.25 segundos

Silk Way Rally

Así va el Campeonato del Mundo FIM de Cross-Country Rallies 2019

1. Sam SUNDERLAND (KTM), 83 puntos

2. Andrew SHORT (Husqvarna), 56 puntos

3. Luciano BENAVIDES (KTM), 51 puntos

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.041

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos