Connect with us
Publicidad

Rutas

Siguen los homenajes al 12+1

Publicado

el

homenaje_angel_nieto_5.jpg

Después del multitudinario homenaje póstumo en Madrid al gran maestro Ángel Nieto, siguen celebrándose actos en su honor. Esta vez, nuestro amigo Guillermo Martín del conocido Asador Guillermo – situado en lo alto del Puerto de la Cruz Verde camino entre Madrid y Ávila – tuvo la gran idea de reunir al colectivo motero junto a los hijos de Ángel Nieto, Gelete  y Pablo.

En una mañana espléndida de otoño y de buen tiempo, el aparcamiento del Puerto de la Cruz Verde se empezó a llenar de motos y motoristas. Allí instalaron un kiosco para las bebidas, una exposición de varias BMW R90S, una tienda motera y llamativas motos de todos tipos y modalidades.

A media mañana llegaron los hermanos Nieto y se llevó a cabo el homenaje con el organizador, la familia, amigos y la alcaldesa de Santa María de la Alameda, Begoña García. Después de los parlamentos, surgió la idea de poner el nombre de Ángel Nieto al mirador del puerto. Acto seguido, se leyó un poema dedicado al 12+1, que continuó con un minuto de silencio.

Terminado el acto, se procedió al descubrimiento de una placa honorífica en la entrada del Asador Guillermo dedicada al maestro y, a continuación, los hermanos tuvieron la generosidad de hacerse fotos con todo el mundo y de firmar autógrafos. En definitiva, una gran jornada de recuerdo a Nieto acompañados de motos y amigos. Nos vemos en la Cruz Verde.

Saludos y ráfagas al cielo por Ángel Nieto.

Rutas

Manifestación motera en Madrid: Para que las administraciones cumplan la Ley

Publicado

el

Este ha sido el lema de la manifestación nacional en defensa del colectivo motociclista que se celebró el pasado domingo en Madrid. Un colectivo que está cansado del incremento del siniestro de motociclistas, de la dejadez de las administraciones y, especialmente, del Ayuntamiento de Madrid, que cada vez está poniendo más dificultades a todo lo relacionado con la moto.

Es por ello que decidieron volverse a manifestar en Madrid. Un acto organizado por la Unión Internacional Defensa Motociclista, liderada por nuestro amigo mototurista Juan Carlos Toribio – el máximo exponente de la lucha por los derechos de los motociclistas ante las administraciones del Estado. El punto de encuentro se ubicó en uno de los lugares más emblemáticos de Madrid, junto a la monumental Plaza de las Ventas, que congregó alrededor de 3.000 motos. Alicia Sornosa leyó un manifiesto dirigido a las administraciones en el que reivindicó mejoras respecto al mundo de la moto y solicitó la dimisión del Director General de Tráfico por su incapacidad de gestionar las políticas viales.

Rumbo a la DGT

Acto seguido se inició una ruta motera por la calle Alcalá, que contó con la ayuda de los Cuerpos de Seguridad y Sanidad de Madrid. El itinerario estuvo encabezado por Juan Carlos Toribio, por el motoviajero y escritor Gustavo Cuervo, por el gran piloto de stunt Emilio Zamora y por la motoviajera y escritora Alicia Sornosa. El camino siguió con destino a la Dirección General de Tráfico, donde se tumbaron las motos en el suelo y los asistentes se pusieron de rodillas con los cascos en el suelo.  Así, guardaron un minuto de silencio en memoria de todos los compañeros que perdieron la vida en accidentes de tráfico. Del edificio de la DGT volvieron a la Plaza de las Ventas para cerrar el acto que, un año más, fue todo un éxito de participación. Hay que dar las gracias al gran poder de convocatoria de Juan Carlos Toribio y de la Unión Internacional Defensa Motociclista, que siguen trabajando día a día para conseguir unas carreteras más seguras y velar por los derechos de los motociclistas.

Nos vemos en la carretera.

Seguir leyendo

Rutas

Desafío África 2018: Kenia y Tanzania (1ª parte)

Publicado

el

Desafío África 2018 por Kenia y Tanzania
Alicia Sornosa
Prev1 of 3
Utiliza ← → (flechas) para navegar

Por fin estaba en la frontera de Etiopía con Kenia, dispuesta a afrontar una nueva etapa del Desafío África 2018 por Kenia y Tanzania. Hacía algo más de cinco años que no pasaba por ahí. Recordaba vagamente una pequeña población, destartalada como todas las que hacen límite con otro país en África.

También recordaba que la gasolinera estaba al otro lado, que había una especie de hotel con forma de tugul (casas típicas etíopes de adobe, forma circular y techo de paja) lleno de mosquitos, en el que descansé.

Desafío_África_2018_Kenia_Tanzania_Parte1_7

Casas maasai en Enkerende

Recuerdo los barracones donde se sellaban los pasaportes, la cuerda que un policía subía o bajaba para permitir el paso al otro lado… eso ya no estaba así. Había desaparecido engullido por coches tipo van de pasajeros, pequeños tuc-tuc de color azul, casas destartaladas a los lados de una línea negra de asfalto sobre la que descansaban plásticos, basuras y decenas de mercancías; en grandes paquetes, amarradas con cuerdas, envueltas en telas de colores, escondidas en cajas de cartón a reventar, maletas de rayas de colores plastificadas… el todo en unos metros.

Rodé calle abajo, intentando reconocer algo, lo que fuese, pero me era imposible. Las gasolineras, una detrás de otra, terminaban de confirmarme que todo había cambiado en cinco años, que ya no reconocería nada de lo que vi, ni de lo que viví, que una especie de “civilización caótica” había aterrizado allí, en Moyale, con su reluciente nueva carretera.

Desafío_África_2018_Kenia_Tanzania_Parte1_8

Con solo asomarte a la orilla de cualquier río puedes contemplar las manadas de hipopótamos nadando plácidamente.

Como en cada frontera, al detener las motos se nos acercaron varios buscavidas, personas que quieren cambiarte el dinero, conseguir unos dólares a costa de contarte lo que ya sabes. Ni los miré. Continué hasta un edificio a la izquierda, algo escondido, donde sellar el pasaporte. El sol, abrasador, hacía que el traje de la moto estuviese pegado a mi cuerpo.

Pese a que se hicieron un poco de lío con el tema de la e-visa de entrada, el sellado de salida de Etiopía en el pasaporte fue relativamente rápido. Y de allí al gran paso fronterizo a sellar la exportación de las Ducati. Carnet de Passage en mano y en un instante estaba cruzando la gran puerta metálica, el espacio inventado que hace unos años no existía, rumbo a la orilla keniana.

Y no podía ser de otra manera, a las 12.30 de la mañana, las oficinas estaban cerradas. Metimos las motos a la sombra, en uno de los carriles que sirven para revisar los coches que entran, y nos encontramos con otro viajero que realizaba el trámite en la dirección contraria. Un sudafricano que viajaba hacia Etiopía. Estaba comiendo una especie de bizcocho y con total parsimonia nos informó de que hasta las 14 horas no abrían, que era la hora de almorzar…

Desafío_África_2018_Kenia_Tanzania_Parte1_5

Enormes termiteros definen el relieve del camino.

Exactamente dos horas más tarde estábamos sellando la salida de las dos Scrambler para dirigirnos a las oficinas de Kenia. Sellamos pasaportes y a por la importación temporal. En una nave anexa, llena de mercancías confiscadas que acumulaban ya dos dedos de polvo… qué cosas habrá en esas cajas, dentro de esos bultos… mi curiosidad infinita divagaba mientras nos hacían esperar dentro de la nave.

Prev1 of 3
Utiliza ← → (flechas) para navegar

Seguir leyendo

Noticias

El Moto Club Biker Bell organiza su cuarta concentración solidaria

Publicado

el

Ya se ha vuelto una tradición. Cada año, como viene siendo habitual, el Moto Club toledano Biker Bell ha vuelto a organizar una concentración benéfica con recogida de alimentos en Mazarambroz (Toledo). El pasado fin de semana del 21 y 22 de abril, los asistentes pudimos disfrutar de tres días de fiesta con entrada gratuita a cambio de un kilo de alimentos destinados al comedor social de la localidad.  

La actividad dio comienzo el viernes por la noche con una gran fiesta portuguesa de la mano del Moto Club Mangualde, que nos obsequió con unos bonitos vasos de barro para el vino. El sábado por la tarde se realizó una ruta motera enológica por la población de Sonseca con vuelta a Mazarambroz. Allí nos esperaba una apetecible barbacoa a base de cerdo asado al espeto que no dejó a nadie indiferente. Acto seguido, llegaron los homenajes dedicados, en esta ocasión, a Paco y a Hada, seguido de un minuto de silencio con bengalas y rematado por una gran traca pirotécnica y una noche de conciertos.

Moto Club Biker Bell: grandísimos anfitriones

El domingo por la mañana, la organización nos despertó con un desayuno a base de huevos fritos para coger energía y seguir con una gran ruta mototurística. Nos adentramos en la provincia de Ciudad Real por el Parque Nacional de Cabañeros y, de vuelta al punto de partida, nos esperaba una exquisita comida tradicional de puchero, callos y judías blancas. Después tuvo lugar la entrega de trofeos y despedidas para poner el broche de oro a otro gran éxito de los Biker Bell, que llegaron casi al millar de inscripciones y recaudaron cientos de kilos de alimentos donados por los asistentes. Hay que agradecer el buen hacer de la organización con los participantes, a los que siempre reciben y tratan con gran amabilidad. 

Seguir leyendo
Publicidad
Publicidad Solomoto Weekend 2018
Publicidad
Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.026

Suscripción en papel: https://www.quierounarevista.com/solomoto Descargar la revista o suscripción digital en: zinio · kioscoymas

Los + leídos

Copyright © 2018 Solomoto.es. · Aviso legal · Grupo Alesport