PUBLICIDAD

Si te acercas mucho, a la cárcel

El fiscal coordinador de Seguridad Vial Bartolomé Vargas anunció durante la presentación del último balance sobre la actuación de la Fiscalía de Seguridad Vial que “perseguirá a los acosadores viales” y, cuando su conducta sea delictiva, considerará su actitud como “conducción temeraria”, un delito castigado con penas de entre seis meses y dos años de prisión.

Vargas definió lo que para la Fiscalía es un “acosador vial”: “Aquel conductor que va pegado detrás de otro vehículo, provocando una situación de presión y hostilidad, con alteración psicológica, y que genera graves riesgos de pérdida de control de la conducción. No respeta la distancia de seguridad, circula muy pegado al vehículo de delante e intenta echarlo literalmente de la carretera”.

En este sentido, el fiscal animó a los ciudadanos a denunciar a las autoridades este tipo de acosos y aseguró que en los casos muy graves “deben acudir a la Justicia tanto los que sufren la agresión como los que la presencian”.

«Hay que identificar a estos conductores y llamarles lo que son: acosadores«, manifestó Vargas.

Por otro lado, también explicó que entre el colectivo más joven se producen persecuciones frecuentemente y que éstas no terminan hasta que el acosador echa de la carretera a la víctima.

Para los acusados de conducción temeraria, las penas oscilan entre los seis meses y los dos años de cárcel, aunque no respetar la distancia de seguridad en un momento puntual seguirá siendo sancionado de la misma forma: multa administrativa y retirada de puntos. De todos modos, cada caso será estudiado de forma individual para tomar la acción oportuna.

Deja un comentario