Si no puedes comprarte una moto... ¡imprímela!
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Si no puedes comprarte una moto… ¡imprímela!

Publicado

el

Jonathan Brand es un canadiense afincado en Nueva York que decidió hacer realidad su sueño, tener una CB500 clásica. Así que decidió fabricarse una, pero lo hizo pensando en las tecnologías virtuales disponibles, más que en mecánica pura.

Todos pensaríamos en comprar un chasis por aquí, un motor por allá y el resto de piezas compradas o fabricadas, para acabar creando una moto de verdad, funcional 100%. Pues no.

Jonathan decidió crearse una Honda CB500 a tamaño natural, pero impresa en 3D. Si pensamos que una impresora 3D doméstica tienen un volumen para fabricar piezas de solamente un palmo cuadrado, la cosa tiene miga…

El newyorkino comenzó a diseñar su Honda CB500 en 3D, con la complicación extra de que debía trocear el diseño para poder imprimirlo en su impresora Ultimaker 2. De hecho, la marca le facilitó dos impresoras para poder llevar a cabo la impresión.

Así que podéis imaginaros la tarea de diseñar la moto, fidedigna a la original, pero pensando en que cada pieza fuera imprimible. Por ejemplo, cada uno de los dos neumáticos está compuesto por doce piezas, que Jonathan pegó hasta llegar a formar el componente. 

Una vez diseñada llegó la hora de imprimirla. Esto le llevó bastante tiempo. Si pensamos que para imprimir cada parte del puzzle llevó cuatro horas, y que la moto está compuesta por más de 100 partes, echa cuentas…

Una vez impresa llegó la hora de pegar cada parte, un puzzle tremendo; el artista numeró cada pieza para poder saber cuál es cuál a la hora del ensamblaje, y parece que la cosa le funcionó…

La moto está impresa en plástico PLA translúcido, pero si la CB500 es tan transparente es porque cada pieza impresa está hueca, con paredes de tan sólo un milímetro de espesor. O sea que es una pieza realmente frágil. El peso total de la moto es de 18 kilos, y el coste del plástico en que ha sido impresa es de 700 euros.

La moto está tan detallada que incorpora en su diseño las esferas de la instrumentación, los retrovisores, el bloque motor de cuatro cilindros con su aleteado, la batería de cuatro carburadores, los radios de las llantas, los discos de freno y sus pinzas, las manetas y pedales, y los cuatro tubos de escape independintes, también huecos.

Y lo mejor de todo es que las ruedas giran y la dirección también.

Si quieres una Honda CB500 como esta, ya sabes, la diseñas y te la imprimes con una impresora 3D, aunque nunca podrás pilotarla…

 

 

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2054

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos