PUBLICIDAD

Sherco ya tiene lista su moto de trial para 2011

Las nuevas Sherco 2011 reciben un motor completamente nuevo. Se han rediseñado los cárters, de aluminio inyectado a presión y mecanizados en ciclo único, y en ellos se ha integrado el sistema de refrigeración “wather intake”, eliminando de esta forma los tubos externos y ganando así en fiabilidad, ya que ahora el mantenimiento es menor y más fácil.

El nuevo diseño del motor ha permitido realizar dos importantes modificaciones en la caja de láminas: su orientación y se ha reducido el volumen externo del grupo.

PUBLICIDAD

El embrague, por su parte, recibe un nuevo conjunto de pinza y bomba, así como un latiguillo más estrecho.

El depósito de combustible, en aleación de aluminio ergal, también se ha rediseñado, estando ahora el tapón estanco de gasolina algo más centrado; justo en medio del guardabarros trasero, por lo que está más protegido y son más accesibles los repostajes.

PUBLICIDAD

Como ya se hizo en 2009, el suministro de gasolina al carburador se hace mediante bomba, dotando a la nueva Sherco de una doble circulación interna que garantiza el flujo constante de combustible en cualquier circunstancia.

En el caso del motor 290 cc se equipa con un carburador Dell’orto VHST de compuerta plana.

PUBLICIDAD

La caja de filtro también ha sido objeto de revisión, adoptando una nueva canalización y una nueva tapa con sistema clip que mejora el cierre y la estanqueidad del filtro. De todos modos, los cambios efectuados no han afectado para nada al acceso al filtro de aire y su mantenimiento, aunque su nueva posición en la parte delantera del chasis permite que éste no sólo se mantenga mucho más tiempo en óptimas condiciones, sino que el motor reciba más aire y la capacidad de vadeo sea mucho mayor.

Finalmente, la tobera de admisión también ha sufrido pequeños retoques para mejorar el flujo de aire al carburador.

PUBLICIDAD

Por su parte, el chasis tubular mantiene las mismas cotas, pero con pequeños retoques en la parte frontal para la reubicación del nuevo radiador, así como sus anclajes. Junto a la pipa de dirección también se han incorporado unos topes de dirección removibles.

En cuanto a su imagen, las Sherco 2011 cuentan con una nueva estética basada en los colores corporativos de la marca: el azul y el amarillo. Eso sí, sobre un chasis de color blanco.

PUBLICIDAD

Deja un comentario