Connect with us
Publicidad

Noticias de motos

Segunda mano, un mercado estable

Publicado

el

Siempre que hablamos de ventas lo acostumbramos a hacer basándonos en las matriculaciones, que no son otra cosa que las cifras de venta de moto nueva, ya sea en concesionario (canal cliente), en bloques de rent a car (RAC) o en flotas a instituciones o empresas (correos, policía, mensaje­ría…). Sin embargo, existe también otra referencia para tomarle el pulso a una industria como la nuestra. Hablamos del mercado del vehículo usado, de la moto de segunda mano.

Tal vez no sea tan fácil de controlar o de medir como el de matriculaciones, pues se escapan muchas transacciones que no quedan reflejadas en ningún documento, pero sin duda se trata de un mercado que, sin alimentar directamente a los fabri­cantes de motos, ayuda claramente a mantener muchos puestos de trabajo directos e indirectos, principalmente en la industria auxiliar y talleres.

Para controlar el devenir de este mercado de ocasión existe un registro en la DGT mediante el que se trata de poner en orden todos esos números y, basándonos en este registro, podremos dilucidar su tendencia, tanto la actual como la pasada y, por qué no, también la de un futuro inmediato.

Un mercado más estable
 

Para que nos hagamos una idea, en la actualidad, es decir, en 2016, por cada moto nueva que sale del concesionario se venden 1,8 de segunda mano, casi el doble; si bien esta es una cifra que ha ido menguando ligeramente con el tiempo, ya que, por ejemplo, en 2013, en plena crisis económica, fueron 2,4 motos de ocasión las que se compra­ron por cada una de las nuevas –ese año se vendieron 92.185 motos nuevas, la cifra más baja desde el inicio de esta última crisis, mientras que el mercado de segunda mano registró 224.277 transacciones–.

Y si nos remontamos todavía más atrás, a la crisis que pade­cimos en los noventa, y más concre­tamente nos fijamos en el resultado de 1995, en ese año se dio la mayor diferencia de las últimas décadas, ya que fueron tres motos usadas por cada nueva matriculación.

Así pues, de estos resultados podría­mos sacar algunas conclusiones. La primera es que el mercado de moto usada hoy por hoy mueve muchas más unidades cada año que el de motos nuevas, aunque no siempre ha sido así. Y también, que el de la moto usada pa­rece un mercado mucho más resistente y estable ante una crisis financiera como la que hemos vivido en estos últimos años o ante las que nos tocó superar en la década de los ochenta o los noventa.

Inmune a las crisis
 

Para muestra de esto último, un botón. En 1979 se matricularon un total de 50.406 motos nuevas y se registraron 48.997 cambios de nom­bre en el mercado de segunda mano. Pues bien, cinco años más tarde, en 1984, en plena debacle económica por una política monetaria restrictiva que trataba de contener la inflación provocada por la crisis del petróleo de 1979-1980, se vendieron tan solo 32.979 motos nuevas y en cambio el mercado de segunda mano subió hasta las 44.346 unidades; fijaos que el de segunda mano prospera mientras que el de la moto nueva se desmorona.

Algo parecido pasó con la crisis de la década siguiente, cuando en 1990, con un crecimiento económico en Espa­ña cercano al 3,5 % y una economía más o menos saneada, se llegaron a matricular 118.525 motos nuevas y se vendieron 72.171 de segunda mano. Pero cinco años más tarde de nuevo se invirtieron los papeles. En 1993, y ya en plena crisis originada, entre otras cosas, por estallido de la burbuja inmobiliaria en Japón tres años antes y posteriormente por la guerra del Golfo, la venta de moto nueva volvió a caer hasta las 34.181 motos, mientras que el mercado de segunda se mantuvo al alza con un total de 102.425 tran­sacciones.

Así que, según las cifras, efectivamente, el mercado de segunda mano se muestra más estable y sólido que el de la moto nueva, otra cosa es que se trata de un mercado que sobre el papel no supone apenas ingresos económicos para los fabricantes de motos, pero para la industria auxiliar sí, para recambistas y talleres se trata de un mercado tan o más importante que el de la moto nueva.

En la actualidad
 

Aunque todavía muy lejos del más de millón y medio de turismos que se mueven al año en el mercado de segunda mano, el vehículo de ocasión de dos ruedas empieza a suponer en cifras absolutas una buena porción del parque de motos de nuestro país, y es que en 2016 cambiaron de manos 305.198 motos. Teniendo en cuenta que hablamos de un parque que roza los tres millones de vehículos (sin contar ciclomotores), se podría decir que en estos tres o cuatro últimos años el diez por ciento de todas esas motos acaban pasando por el mercado de segunda mano.

Entonces, ¿cuál sería el problema de tanta transacción? Lo cierto es que como las ventas de moto nueva también están creciendo, el problema de que exista un mercado de ocasión en clara expansión no lo es tanto. Aun así, es un mercado que pro­voca un paulatino envejecimiento del parque, y eso nunca puede ser bueno. Situación esta que muy probablemen­te se podría corregir fomentando la compra de vehículo nuevo con ayudas desde la administración, igual que se ha hecho con los coches en hasta ocho ocasiones con el Plan PIVE –el último de ellos ha durado hasta el pasado 31 de julio–.

Con ello se favorecería y fortalecería la venta de moto nueva, que además de ayudar a los mismos sectores del mercado de dos ruedas que la de segunda mano, es decir, a la industria auxiliar, a la de recambios y a los talleres, serviría también para favorecer a los fabricantes de motos y a sus filiales en nuestro país.

¿Y si llegase un plan PIVE?
 

Dejemos volar la imaginación y pensemos por un momento que incentivando el mercado de la moto nueva con ayudas desde el Gobierno se lograse aumentar… ¿cuánto? ¿Un 25 % podría ser una cifra realista? Supongo que sí, porque este año hemos mejorado en un 17,3 % las matriculaciones del pasado año, así que pensar que con una ayuda a la compra de moto nueva se puede mejorar esa cifra hasta el 25 % no me parece descabellado.

Dicho esto, si este 2016 se ha cerrado con 154.367 matriculaciones, sumándole ese 20 % que decimos, se quedaría para 2017 en unas aceptables 185.240 matricu­laciones, cifra que en el mercado de la moto nueva no vemos desde 2008. Pongamos ahora que de ese 25 %, el 5 % corresponde a usuarios que com­pran una moto nueva movidos por las ayudas del Gobierno.  Entonces, de los 3.000.000 de motos que hay censadas en el parque móvil, el 5 %, es decir, cerca de 10.000 motos, pasaría a acha­tarrarse en los desguaces, renovando de esta manera parte del parque de las dos ruedas.

Si tenemos en cuenta que 1,1 millones de turismos pasaron por el desguace durante los diez años que han durado las ayudas del Gobierno en este sector, proporcionalmente, en el mismo período de tiempo, 10 años, alrededor de 100.000 motos acabarían sus días de la misma forma o, lo que es lo mismo, aproximadamente un 3,5 % del parque de las dos ruedas en España se renovaría en ese período de tiempo.

Conclusiones
 

Estoy convencido de que el buen deve­nir del mercado de la moto de ocasión durante los últimos años ha servido para que muchos de los trabajadores que dependen de esta industria hayan podido soslayar una crisis devastado­ra para nuestro sector. Pero también creo que ahora que las cosas ya no van tan mal, ha llegado el momento de proponer a los usuarios una renovación de su montura, porque con eso todos saldríamos ganando.

Es verdad que no son cifras empíricas y que todos estos datos son absoluta­mente rebatibles por cualquier estadista pero, haciendo cábalas, creemos que la actual situación cambiaría de manera notable con algo de apoyo por parte del Gobierno.

Asi pues, gracias mercado de segunda mano por mantenernos a todos los que vivimos de esta industria a flote en tiempos de crisis pero… es mejor si hablamos de motos nuevas.

Descubre cuáles fueron las motos de 2ª mano más vendidas en 2016.

Las crisis económicas y el mercado de segunda mano.

Publicidad
Publicidad
Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Solo Moto Nº: 2.038

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Los + leídos