Connect with us
Publicidad

Equipamiento para motorista

Probamos el Scorpion Exo-R1 Air: ligero como el viento

Publicado

el

Scorpion Exo-R1 Air

El casco más deportivo y sofisticado de esta marca coreana es el Scorpion Exo-R1 Air, un ligero elemento (1.250 gr) que usan diversos pilotos del mundial de MotoGP, como Fabio Quartararo, o del de SBK, como Álvaro Bautista. Sustituye al EXO 2000 Evo Air.

El Exo-R1 Air tiene un diseño muy aerodinámico, con un afilado frontal y un alerón trasero que impide la elevación del casco a alta velocidad y crea un flujo de aire tras de él que garantiza la estabilidad.

Está realizado con tecnología compuesta termodinámica ULTRA TCT, muy ligera, y que, al mismo tiempo, absorbe el impacto de manera gradual.

En cuanto al interior, las almohadillas laterales son de rápida extracción para casos de accidente. Están realizadas en tejido hipoalergénico, extraíble y lavable a máquina.

Cómo no, cuenta con el conocido sistema de inflado de Scorpion, el Airfit, cuya bomba de aire hincha las carrilleras hasta ajustarlas según el rostro de cada uno. El cierre de la correa es con anillo doble D de titanio.

El EXO-R1 Air está equipado con el cierre de visera Ellip-tec, que procura un cierre rápido y un perfecto ajuste de la visera. Los sistemas de aireación y extracción de aire funcionan y generan pocos ruidos a alta velocidad. Incluye Pinlock y una pantalla ahumada extra.

Scorpion Exo-R1 Carbon Air, la versión de carbono, cuesta 469,90€

Nuestra opinión

Este es un casco que tiene un aspecto general de calidad, tanto en los acabados como en los mecanismos. De hecho, mejor que algunos otros de mayor precio que hemos probado.

El ajuste es bueno, especialmente cuando usamos la bomba de los carrillos, y el confort general también, incluyendo un nivel de sonoridad muy decente.

Si además lo ajustamos a nuestra cara con la bomba de inflado, no se moverá ni a alta velocidad. En ciudad iremos más cómodos sin hinchar las carrilleras.

La visera tiene una buena visibilidad sin distorsiones, y el cierre es muy preciso. Si acaso, la única cosa mejorable es que una vez cerrada, cuesta un poco de abrir, especialmente con los guantes puestos, pero hay que tener en cuenta que éste es un casco de carreras y se prima que la visera quede bien fijada a alta velocidad. También imaginamos que con el uso será más suave de accionar.

La estabilidad es francamente buena, especialmente en posición deportiva, que es cuando el alerón de la parte trasera empieza a funcionar.

En definitiva, un buen casco a un precio muy razonable para lo que ofrece.

Por cierto, el precio (oficial) es de 399,90€ y de 439,90€ para el Fabio Quartararo réplica. La versión de carbono, el Scorpion Exo-R1 Carbon Air , cuesta 70€ más (469,90€).

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.045

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Publicidad

Los + leídos