SBK Italia: Haga y Spies se juegan el campeonato
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

SBK Italia: Haga y Spies se juegan el campeonato

Publicado

el

Ben Spies y Noriyuki Haga se están jugando el Mundial de Superbike a falta de tres pruebas, es decir, un total de seis carreras con sus 150 puntos en liza, mientras que Michelle Fabrizio parece haberse quedado fuera de juego después de una floja actuación en Nürburgring, que lo ha dejado a 75 puntos de Spies y 57 de Haga. Michelle dijo tener problemas de tracción y no fue capaz de poner su moto a punto, con lo que acabó séptimo en la primera carrera y noveno en la segunda tras cambiar de moto.

Poco antes de la carrera de Nürburgring, Spies y Haga tuvieron tiempo de compartir una jornada de pesca en la barca que tiene el piloto americano en Como, algo poco habitual en otras categorías y que complace al piloto texano que declaró que en ningún otro campeonato del mundo existe tan buena sintonía entre dos pilotos que se están jugando un título.

Profesional desde los 16 años, ésta es la primera temporada mundial de Spies, que en el año 2003 fichó por Suzuki América tras debutar en carreras de 125 y destacar en la categoría de Superstock 750 con una Suzuki. En los últimos tres años ganó tres campeonatos AMA de Superbike. Si se hiciera con el título, para Spies sería el primero a la primera intentona.

En cambio, para el veterano piloto de Nagoya de 34 años, de conseguir este primer Mundial, lo haría después de disputar un total de once temporadas completas –además de seis como wild-card– que suman un total de 254 carreras en la categoría, subirse al podio en 101 ocasiones y acumular un total de 39 victorias. Casi nada. Prácticamente una vida, con la excepción de su experiencia en 500 con la Yamaha de Red Bull en 2001 y su paso por Aprilia en MotoGP en 2003, dedicado en cuerpo y alma a ganar un título que se le resiste. Vaya si se le resiste.

A punto ha estado de lograrlo en dos ocasiones: lo perdió en el año 2000 a favor de Edwards al dar positivo en un control y pudo ganarlo en 2007 de no ser porque tuvo que retirarse en seis ocasiones por problemas mecánicos y se quedó a dos puntos de un campeonato que ganó Toseland.

Esta temporada se le plantea de nuevo la posibilidad de llevarse el ansiado Mundial, por el que cobraría un millón de euros; sin embargo, su diferencia con respecto a Spies se fue reduciendo después de su caída en Donington, de la que salió con una rotura en el cúbito y una dolorosa doble fractura en un omoplato.

En Brno corrió muy tocado, pero arrancó del circuito de la República Checa 18 puntos, curiosamente los mismos que le lleva de ventaja Spies tras la prueba de Nürburgring.

El circuito alemán le daba muy buenas vibraciones porque el pasado año ganó las dos carreras entre los muros de las impresionantes instalaciones del mítico circuito germano. Allí se presentó recuperado de las lesiones sufridas en Donington, pero una vez más se le torcieron las cosas. “El viernes me encontré muy cómodo y me alegré mucho de recuperar la sensación de tener buen feeling con la Ducati. Los entrenamientos que hicimos en Mugello antes de ir a Nürburgring fueron positivos porque me di cuenta de que la espalda no me causaba problemas. Trabajamos en algunos aspectos de la puesta a punto para llegar a Alemania con algunas soluciones. Lo cierto es que con la pista mojada la moto funcionó, pero yo no deseaba para nada una carrera en mojado”, recuerda el explosivo piloto japonés.

El sábado logró la pole y como que Spies se había caído en los libres, en el box de Ducati volvió a reinar el optimismo. “Para mí, la superpole –de la que, por cierto, no soy ningún especialista– fue la confirmación de que estaba en forma y me hizo mucha ilusión porque fue la primera pole con la Ducati.

Además llegó en el momento más apropiado. “La verdad es que no sólo la moto funcionó”. En la primera carrera nada pudo hacer por evitar que Spies lo superará cuando era líder. Recuerdo cómo el manager del equipo Ducati me dijo que a buen seguro que Haga se había resentido de su lesión, pero que en la rueda de prensa no la pondría como excusa. Y no lo hizo… “Después de las diez primeras vueltas, Ben me pasó. Yo traté de tirar fuerte en cada una de las partes del circuito para estar con él y intenté superarlo, pero su moto en Alemania estaba muy bien puesta a punto y no lo conseguí. En la segunda carrera hicimos algunos cambios en las suspensiones y tuve más feeling con el tren delantero. Esto me habría permitido poder apretar más a final de carrera, pero cuando empecé a hacerlo para coger a Checa, Rea llegó muy fuerte al final de recta, me tocó y me tiró. Afortunadamente no me hice daño, pero la moto no estaba en condiciones para volver a salir y tratar de coger algún punto. La vedad es que me enfadé mucho porque es la segunda vez que me sucede en esta temporada”.

Así las cosas, Nitronori vio con resignación cómo se le esfumaba la posibilidad de sumar unos puntos valiosísimos; pero, acostumbrado a no tirar nunca la toalla, no da su brazo a torcer y sigue convencido de que todavía tiene opciones… con el permiso de Spies.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2060

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos