PUBLICIDAD

SBK Australia: Las EVO y Alex Lowes

El debut de Alex Lowes con Suzuki se ha saldado con la consecución del mejor tiempo para el piloto de la marca japonesa, un resultado perfecto para el británico. Entre las EVO la mejor ha sido la Ducati Panigale de Canepa, duodécima a un segundo y dos décimas del registro firmado por Alex.

La Ducati se perfila como la EVO más competitiva puesto que cuenta ya con una larga experiencia en Superstock. La Ducati de Canepa ha marcado 300 km/h frente a los 305 km/h de la Ducati oficial de Giugliano. Entre las Kawasaki, Fabien Foret, que regresa a SBK tras una triste experiencia con Suzuki, ha sido el mejor sobre una EVO. El especialista en Supersport, ahora piloto de Superbike, marcó una velocidad punta de 306 km/h frente a los 313 km/hora de la Kawasaki oficial del actual campeón del mundo Tom Sykes.

Con una parte ciclo prácticamente igual y entre 10 y 15 cv menos de potencia, la electrónica es la que marca la diferencia puesto que en las EVO es de serie y en motos como las Ducati o Kawasaki no monta anti-wheelie ni launch control, además de que el control de tracción está menos evolucionado.

Lowes sorprende al personal

Alex Lowes (23) y la Suzuki han sido sin duda la sorpresa de la primera sesión de entrenamientos oficiales de esta edición del campeonato del mundo. Lowes ya demostró en Jerez ser competitivo pese a romperse una clavícula, pero en Phillip Island ha confirmado sus buenas maneras y la evolución positiva de la veterana Suzuki GSX-R. Una moto que no ha sufrido grandes cambios pero que con la llegada de Davide Gentileque el año pasado estaba en BMW, ha conseguido dar un paso adelante en lo que a la electrónica se refiere. La entrega de potencia y el control de tracción son ahora más efectivos.

Alex Lowes es el hermano gemelo de Sam Lowes, vigente campeón del mundo de Supersport que esta temporada está en Moto2. Alex fue campeón del British SBK en 125cc en 2005 y 2006, y al año siguiente debutó en la categoría de Supersport. A continuación estuvo dos años en el europeo Superstock para volver al nacional de Supersport y acabar en la duodécima posición. A mitad de temporada 2012 pasó a la categoría de SBK con una Honda cubriendo una baja. Allí ganó cuatro carreras, acabando entre los 20 primeros. En 2013 mejoró acabando en la duodécima posición. Su verdadera consagración llegó el año pasado cuando se adjudicó el título del British SBK con una Honda CBR 1000 RR en uno de los desenlaces más emocionantes que se recuerdan. Lowes se jugaba el título con Shane Byrne en Brands Hatch. Dos semanas antes su hermano gemelo se había proclamado campeón del mundo de Supersport.

 

Deja un comentario