PUBLICIDAD

Impresionante… ¡Iba por ti Knievel!

Teníamos la esperanza de que este fuese un fin de semana repleto de emociones. ¡Y vaya si lo ha sido! Porque a las impresionantes citas de WSBK y MXGP, debemos sumar los saltos de Travis Pastrana.

Ayer fue el gran día, el elegido por el mediático Pastrana para rendir un merecido homenaje a Evel Knievel, repitiendo algunos de sus saltos más conocidos.

Todo en el show iba en honor al piloto, incluso el traje a lo Elvis Presley que lució Pastrana, tal y como hizo Knievel en su día.

A Pastrana le esperaba una ajetreada jornada emulando 3 de los saltos de Knievel, pero el plato fuerte, el salto a la fuente del Caesars Palace, lo dejó para el final.

El primero de ellos fue saltar sobre 52 coches destrozados, que hacían una distancia total de 43,5 metros. Y no solo lo logró, sino que batió el salto del mítico Evel en casi 7 metros.

El segundo reto lo llevó a saltar sobre 16 autobuses GreyHound que ocupaban 58,5 metros de longitud. Y por supuesto, también se llevó el salto al bolsillo sin apenas temblar.

La guinda al pastel, el salto a la fuente del Caesars Palace. El salto que casi acaba con la vida de Evel Knievel ya que, pese a que logró ejecutarlo, el mal aterrizaje lo dejó en coma durante un mes, además de fracturarse la pelvis, la cadera, un tobillo, las manos y las muñecas.

Deja un comentario