PUBLICIDAD

Salón Milán 2014: Triumph Tiger 800 XR, más comodidad y ride by wire

Las Triumph Tiger 800 han llegado a la mayoría de edad con la presentación de cuatro nuevos modelos, dos base y dos variantes de éstas. La versión asfáltica, la base, cambia su denominación Tiger 800 por la de 800 XR.

La Tiger 800 XR de asfalto, con neumáticos de carretera, llantas de aleación –de 19 y 18 pulgadas- y equipamiento dedicado al negro elemento, recibe una nueva decoración, nuevas tapas laterales embellecedoras y protectoras del radiador, protector del escape en negro satinado y nuevas estriberas y manillar. El asiento también se renueva, en espumado y recubrimiento, y el motor tiene nuevas tapas laterales con el nuevo logo de la marca de la gran T. En general las nuevas Tiger 2015, ahora son más cómodas y ergonómicas, más ágiles y consumen menos.

Pero la gran noticia de la Tiger 800 XR –y del resto de hermanas- es que a partir de 2015 todas incorporan ride by wire, puño de gas electrónico, control de tracción TTC y ABS desconectable. La modernidad ya está aquí.

Además estrena la segunda generación del motor tricilíndrico de 800 cc –como en todas las Tiger 800 de 2015-, más suave, más silencioso, con una caja de cambios más suave de accionamiento –procedente de la Daytona 675- y una aún mejor entrega de par motor a todo régimen.

Las XR se equipan con nuevas suspensiones Showa, una horquilla de 43 mm, anodizada en negro, y un monoamortiguador trasero de la misma marca, ajustable en precarga.

El resto, chasis multitubular de aluminio, basculante doble brazo de aluminio, doble faro, instrumentación y cúpula, amén del piloto posterior de leds, no cambian.

La XR tendrá una versión apellidada “X”, más equipada y completa, que podéis ver en una noticia aparte.

Deja un comentario