Connect with us
Publicidad

Noticias

Saga Dunlop: Sonrisas y lágrimas

Joey, Robert, William y Michael Dunlop conforman la saga familiar más extensa y exitosa del mundo de la moto… Y la más tocada por el infortunio.

Publicado

el

Saga Dunlop

La desgraciada muerte de William Dunlop ha puesto de relieve -una vez más- la gran peligrosidad de las ‘road races’. Siendo una especialidad que básicamente la realizan pilotos británicos en tierras británicas -aunque no exclusivamente- se hace difícil entender porqué estos hombres se juegan voluntariamente la vida en carreras que no tienen ni el retorno mediático ni el económico de campeonatos como SBK o no digamos ya MotoGP.

Hace algunas semanas estuvimos en el Tourist Trophy de la Isla de Man y aprovechamos para hablar con algunos de sus protagonistas para que nos contasen sus razones para correr el TT u otras ‘road races’ y os lo contamos en el artículo ‘Los hombres que susurraban a las motos’.

Pero hoy queremos recordar a la familia Dunlop, de cuyos cuatro miembros-pilotos tan solo el más joven, Michael, sigue viviendo.

Joey Dunlop, el mito

Para muchos aficionados británicos y gente vinculada a las carreras, Joey Dunlop es El Piloto, así, en mayúsculas. Joey tiene el récord absoluto de victorias en el TT, con 26 triunfos, y otras 24 en el GP del Ulster, 13 en la North West 200 de Irlanda… además de dos podios en el GP de Macao, lo que le convierte en el rey indiscutible de las ‘road races’. Además, y entre otros logros, ganó durante cinco años consecutivos el campeonato mundial de Fórmula TT, de 1982 a 1986.

Persona modesta y afable, fue muy querido por todos los que trabajaron con él y por los aficionados. Joey no dudaba en colaborar personalmente en proyectos humanitarios: él mismo condujo una furgoneta con suministros a diferentes orfanatos de países balcánicos poco después de la guerra.

En 1985 y cuando se dirigía con sus motos y mecánicos a la Isla de Man en un pequeño barco, un temporal envió a la embarcación contra las rocas, provocando su naufragio en plena noche. Dunlop y las 13 personas del barco sobrevivieron.

Pero Joey no sobrevivió a su accidente en una ‘road race’ celebrada en Tallin (Estonia) el año 2000. Su moto resbaló en el asfalto mojado y Dunlop impactó contra un árbol, muriendo en el acto. Una estatua en la Isla de Man le recuerda.

Robert, el hermano

Robert Dunlop era el hermano pequeño de Joey, pero fue además un excelente piloto que logró hasta 5 victorias en el TT y 14 podios, ganando el Newcomers TT (‘Novatos’) el año de su debut en 1983.

Debido a los altos costes de los seguros (por su maltrecha pierna), el menor de los Dunlop anunció que dejaría las carreras de motos después de la temporada 2004. Robert anunció que esperaba ganar el TT de la Isla de Man y la North West 200 antes de renunciar, y que tenía la intención de concentrarse en sus hijos, William y Michael, para pasarles su experiencia y conocimientos del mundo de las carreras.

Sin embargo, el menor de los hermanos Dunlop no dejó totalmente las carreras en carretera. Así, en 2008 y durante los entrenamientos de la North West 200 -en la que también participaban sus hijos William y Michael- sufrió un grave accidente en la zona llamada Mather’s Cross. Llevado urgentemente al hospital, falleció esa misma noche. Está enterrado en su ciudad natal de Ballymoney, junto a su hermano Joey.

William y Michael

Los hijos de Robert Dunlop, William y Michael,  también participaban en la North West 200 de 2008 cuando su padre falleció. Ambos tomaron la decisión de estar en la carrera el día después… Y Michael ganó la categoría de 250cc. Eso dice mucho de la pasta de la que están forjados la estirpe Dunlop. El joven Dunlop rompió a llorar al finalizar la carrera.

Michael, apodado ‘Raging Bull’ (‘Toro furioso’, debido a su explosivo carácter) compitió un año después (2009) en el TT, logrando la victoria en la carrera de Supersport. El menor de los Dunlop lleva una trayectoria fulgurante en el Tourist Trophy, donde ha conseguido ya 17 victorias en diferentes categorías y quizás sea el único piloto actualmente que podría superar las 26 de su tío Joey (el otro posible aspirante sería Ian Hutchinson), dada la edad y el estado físico de John McGuinness (46 años y 23 triunfos en el TT).

Otro ejemplo del carácter de Michael: flamante fichaje de Yamaha para el TT de hace tres años -que debutaba con su nueva R1- Michael decidió, ya en plenos entrenamientos del TT 2015, dejar plantada a Yamaha y correr con BMW, al creer que con la nueva R1 no tenía garantías de ganar…

William, por su parte, era el mayor de ambos hermanos y tenía un carácter más afable que Michael. Buen piloto, no tenía el palmarés del resto de su familia. Aún así, logró 6 podios en el TT y en 2009 participó en el Campeonato del Mundo de 250cc.

2017 fue el último año que corrió en el Tourist Trophy, ya que este año, su mujer, embarazada, tuvo algunos problemas y William decidió permanecer a su lado. Ninguno de ellos podía imaginar que el mayor de los Dunlop perdería la vida un mes después en la Skerries 100.

Si os preguntáis qué hará Michael a partir de ahora… apostaríamos a que el año próximo lo veremos tomando parte en el Tourist Trophy 2019… No, no intentéis comprenderlo sin leer antes ‘Los hombres que susurraban a las motos’.

Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad

Newsletter

Publicidad ¡Suscríbete a Solo Moto y llévate esta súper oferta!
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Solo Moto Nº: 2.044

Suscríbete y recíbela en casa por sólo 1,87€ al més o suscríbete para verla en formato digital.

Publicidad

Los + leídos