Sabemos precios y detalles de la Kawa Z800. Ahora, disfruta de la primera toma de contacto.
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

Sabemos precios y detalles de la Kawa Z800. Ahora, disfruta de la primera toma de contacto.

Publicado

el

Sugomi, transliterado del japonés, significa algo así como ‘espíritu poderoso e intimidante’, justamente lo que emana del aspecto de la nueva Z800, la nueva naked de la marca verde. Se trata de una impactante naked que perfecciona las principales virtudes de la Z750: aspecto agresivo y original, respuesta al gas suave e inmediata y acabados de primera. Acompañando el aumento de cilindrada se han revisado otros aspectos del motor y del chasis para lograr que la nueva Z sea más eficaz en curva, más fácil en conducción urbana, más ecológica y no por ello menos agresiva. Como buena naked, sigue siendo una moto ideal para rodar por carreteras reviradas y moverse por ciudad con un estilo que atraiga las miradas hasta de los no moteros. Su diseño futurista, que incluye un cuadro de instrumentos muy compacto y totalmente digital, promete marcar tendencia por muchos años.

Estilo propio
Cuando los usuarios de las naked ya habíamos aceptado que estas motos tenían que heredar motores descafeinados de las supersport y que, por ello, ofrecían poca potencia a medio régimen, en 2004 llegó Kawasaki con su Z750 y rompió los esquemas. Y para bien, pues entonces entendimos que una moto sin carenado, además de bella y rápida, puede ser útil. Con esta misma idea, la nueva Z800 ha renovado su motor, que ahora cubica 58 cc más, aumenta su relación de compresión y sustituye la inyección Keihin por Mikuni. Además se ha reducido en un 10 % el peso de los pistones, se ha mejorado la admisión y la refrigeración. Todo ello tiene dos importantes ventajas: a pesar del aumento de cilindrada, la Z800 pesa un quilo menos que su antecesora y los principales elementos del motor mejoran ostensiblemente su durabilidad.

El chasis mantiene la base de la Z750, pero se ha ganado en rigidez modificando los refuerzos de aluminio que abrazan el motor. A pesar de que estéticamente la Z800 parece más corta, debido al colín más compacto y alto, es 15 mm más larga en total y 5 mm más larga entre ejes. Su aspecto más contundente sí se ve reflejado en sus nuevas dimensiones, pues es 5 mm más ancha y 20 mm más baja, lo que repercute favorablemente en la centralización de masas. Dimensiones y estética contribuyen al aspecto de moto musculosa que define las atrevidas formas de la Z800.

Su estilo propio, el estilo Z, está presente en detalles como las dos zetas que forman el piloto trasero led, el logo en el asiento, la semiquilla que cubre los laterales de los colectores en su parte baja, la gran joroba del depósito y un frontal más anguloso y bajo.

Ese mismo estilo está presente en la ergonomía de la Z800. El asiento corto y alto y las estriberas retrasadas (como en la Z750) elevan al conductor a una altura que permite mover la moto de un lado a otro con facilidad. La primera impresión, encima de la moto, es la de estar subido casi en el tren delantero, pero circulando nos percatamos de que la geometría de la moto carga bastante peso en el tren trasero. El manillar se ha cerrado ligeramente, pero sigue siendo bastante plano y corto, lo que puede no ser ideal para motoristas de gran tamaño. En definitiva, la posición de conducción parece haber encontrado un buen equilibrio entre comodidad y cierta agresividad, lo que necesitará justamente un usuario que circulará mucho por ambiente urbano y hará alguna escapada por carretera.

Se trata, pues, de una moto que sabe combinar aptitudes deportivas con cierta dosis de pragmatismo; muestra de ello son los ganchos para pulpos debajo del asiento del acompañante. Igual que cualquier otra naked, no es la moto ideal para recorrer muchos kilómetros sin parar (el viento a partir de 150 resulta molesto y el ruido que sale por la corta petaca también puede serlo, según la tolerancia de cada uno…), pero su comportamiento en carretera es muy intuitivo y gracias a la suavidad e inmediatez de la respuesta del gas permite circular por la ciudad como si de una moto automática se tratara. La frenada se muestra ahora más firme gracias a las pinzas de 4 pistones y los discos lobulados de 310 mm. Igual que ocurría con la Z750, el freno delantero actúa con contundencia sólo cuando apretamos muy fuerte, en su primer tacto es quizá demasiado suave. Otro tema es si tratándose de una moto que da tanta importancia al diseño, habría valido la pena equiparla -aunque sólo fuera por motivos estéticos- con pinzas de anclaje radial. En cualquier caso, la frenada es uno de los aspectos en los que la Z800 es claramente superior a su antecesora.

Verde
Verde en todos los sentidos porque la nueva Z800, debido a su relación más corta que garantiza su característica respuesta contundente a cualquier régimen, podría pecar de un consumo exagerado. En los dos días que estuvimos rodando con ella, el ordenador de a bordo del nuevo cuadro de instrumentos totalmente digital nos informó de que el consumo medio fue de 6,3 litros a los 100. Nada exagerado teniendo en cuenta que circulamos por ciudad, algo de autopista y bastante carretera. Quizá el responsable sea el sistema ECO que, según nos contaron, establece un mapa con menos prestaciones cuando detecta que circulamos a velocidad constante a bajas revoluciones. El conductor lo sabrá por el avisador en la pantalla derecha del cuadro de instrumentos, pero no notará nada más, porque cuando vuelva a abrir el gas, la Z800 responderá con su garra habitual.

Se trata, como se suele decir, de un motor de tacto muy eléctrico. Igual que ocurre con la ZX-10R, y salvando las distancias, da la impresión de que no corre. Pero lo cierto es que a bajas revoluciones, desde las 3.000 rpm, responde inmediatamente y, en la zona alta, a partir de las 8.000 rpm estira con toda la contundencia de sus 113 CV. La Z800 se mueve, como ya hemos dicho, muy bien por ambiente urbano gracias a su buena respuesta en bajos. Pero será en carreteras muy reviradas, con constantes cambios de apoyo que nos obliguen a tirar y levantar la moto muy rápido, donde la Z800 sacará a relucir lo mejor de su estilo. Al haber cerrado medio grado el ángulo de dirección, y también el avance, la entrada en curva es tremendamente veloz; de ahí que sus 229 kg en orden de marcha se muevan con tanta ligereza.

Por su geometría, que carga bastante peso detrás, en la salida de la curva nos será sencillo sentir la tracción y saber dónde estamos. Pero es justamente esta geometría la que también nos obliga a aplicar bastante fuerza en el manillar durante las curvas largas para mantener la trazada, pues la Z800 no se siente especialmente cómoda en apoyos constantes. Es más bailarina que Gillete: trabaja muy bien en los ángulos y ofrece confianza en las frenadas, pero sus virtudes juegan en su contra cuando buscamos estabilidad a alta velocidad.

Regulable
La horquilla y el amortiguador KYB son ajustables en precarga y extensión, de modo que podremos adaptar la Z800 a nuestro estilo de conducción y también endurecerla cuando vayamos acompañados. De serie las suspensiones vienen con un tarado bastante blando, más pensado para la comodidad del día a día que para buscar el límite en carretera. Aquellos que tengan una conducción muy agresiva harán bien en cambiar el amortiguador de serie por uno más completo. La maneta de freno es ajustable en cinco posiciones, no así la del embrague. El cuadro de instrumentos está dividido en tres partes y, menos indicador de marcha, tiene de todo: en la pantalla izquierda la temperatura del motor, la hora y el odómetro con dos parciales; en la derecha, la velocidad, el nivel de gasolina y el consumo instantáneo o medio o los kilómetros que nos quedan; en el centro, el original cuentarrevoluciones vertical, a juicio de algunos demasiado pequeño y, por ende, poco intuitivo.

La nueva Kawasaki Z800 estará disponible, en sus dos versiones, antes de final de año y en tres colores: verde y negro, blanco y negro o negro, aunque su precio aún no ha sido declarado oficialmente.

Por Antoni Guinovart Caballé

Presentación publicada en la revista Solo Moto 1903

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2063

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos